Telesur revive la insurrección indígena de Juan Vásquez Guzmán (México)

Sutep Trujillo
Hasta el día de su muerte, este indígena tzeltal mantuvo su compromiso con la lucha por una vida digna y autómata para su pueblo y por la salvaguarda, protección y defensa de su territorio, causas que, finalmente, propiciaron su asesinato.

La noche del 24 de abril en Chiapas #México el zapatista Juan Vázquez Guzmán fue asesinado en su domicilio #teleSUR revela ENTREVISTA EXCLUSIVA con su testimonio. teleSUR
Imágenes integradas 1

Este 24 de agosto se cumplen cinco meses del asesinato del exsecretario general de los adherentes a La Otra Campaña, Juan Vázquez Guzmán, luego que el pasado mes de abril un grupo de desconocidos le efectuaran cinco disparos.

El indígena tzeltal, Juan Vázquez Guzmán, contaba con 32 años al momento de su muerte. En vida, fue defensor de los derechos humanos, adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), del ejido San Sebastián Bachajón, situado en la zona norte del estado de Chiapas, localizado en el sureste de México.

El EZLN es una organización mexicana de carácter político que estableció como objetivo en la Declaración de la Selva Lacandona «lucha por trabajo, tierra, techo alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz (…) lograr el cumplimiento de estas demandas básica de nuestro pueblo formando un gobierno de nuestro país libre y democrático».

La única entrevista que concedió a medios televisivos fue a teleSUR. En el encuentro, destacó sus acciones en torno a la defensa de la tierra contra el proyecto ecoturístico de las cascadas de Agua Azul. El territorio ha sido foco de intervenciones por parte de las autoridades con la intención de prohibir a los tzeltales ejercer su derecho a la autodeterminación para abrir el territorio al desarrollo privado.

Al respecto, Vázquez Guzmán manifestó a teleSUR que se trata de un «proyecto que nada más está generando violencia (…) no es un beneficio para la sociedad, sino que es beneficioso para unos cuantos: dirigentes políticos, empresas privadas, que pretenden invertir su dinero para construir un nuevo centro ecoturístico que es Cascada Azul».

En ese contexto, destacó su negativa ante «todos los proyecto del Estado, incluyendo el ecoturístico y todo lo que es la supercarretera o a la autopista. No nos sirve, nos viene a afectar los recursos naturales, nos viene a afectar los terrenos ejidales y eso va a generar un conflicto social e interno dentro del pueblo (…) hemos sido objeto de represión porque al Gobierno no le conviene que exista esta organización que defiende los recursos naturales».

De igual manera sostuvo que los tzeltales no dependen de estos proyectos, «dependemos de las tierras; dependemos del campo» y denunció que como organización han sido objeto de «represión y hostigamiento por parte de los tres niveles de gobierno, porque somos integrantes de La Otra Campaña y defendemos nuestras tierras, nuestros recursos naturales».

Finalmente, reiteró su defensa de la tierra. «El dinero es solo una ambición del ser humano, pero la tierra no se va, se queda para siempre. Tal vez yo sí me voy, pero la tierra va a seguir igual», señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *