Solidaridad con Siria…

COMUNICADO
Ante el inminente ataque del imperialismo norteamericano y Europeo a la República Árabe de Siria, el Partido Comunista Peruano (Reconstituido) comunica lo siguiente:
  1. Nuestro repudio a la política belicista del imperialismo yanqui y de sus aliados europeos en el pillaje, quienes pretenden adueñarse de un país independiente y soberano, usufructuar sus recursos, quebrar la resistencia de los pueblos árabes a la política neocolonial del Imperialismo, ser la antesala de su agresión al pueblo islámico de Irán y continuar debilitando a los «posibles aliados» de sus enemigos principales en una tercera guerra mundial. Siria es un país distante de la férula norteamericana, sin las cadenas del FMI y del BM, enemigo del sionismo y del apartheid israelí, amigo de los palestinos y del pueblo iraní y sobre todo rico en petróleo y libre del neoliberalismo que el imperialismo ha impuesto a los países  pobres. El Dominio absoluto y el sometimiento de todos los países del mundo, sin exclusión alguna, es el objetivo enfermizo del imperialismo norteamericano.
  2. EE.UU. tiene una historia larga y negra de agresiones y confabulaciones. En el siglo XIX inicio una guerra por territorio contra la hermana república de México, adueñándose como vil pirata de una parte importante de su territorio. Posteriormente se adueñó de Puerto Rico, quitándole su independencia y dejándolo como Estado asociado. En la segunda década del siglo XX, junto a otros 13 países se asoció militarmente para ahogar en su cuna al joven estado socialista de Rusia. En los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. junto a otros países capitalistas, financiaba la carrera armamentista de la Alemania hitleriana con la intención de que este país descargase su furia anticomunista sobre la URSS. En las postrimerías de la guerra arrojó dos bombas nucleares sobre dos ciudades del Japón, matando a más de 200 mil civiles y condenando a los sobrevivientes a enfermedades y a una vida de penurias. EE.UU. gastó 5 trillones en destruir a la URSS con la ayuda de la contrarrevolución interna. En el mundo no existe ninguna asonada contrarrevolucionaria sin la intervención de la CIA. El historial de esta agencia diversionista es largo, tortuoso y nauseabundo.
  3. EE.UU., es el imperialismo más agresivo e inhumano que ha conocido la historia. Todos sabemos que las toneladas de bombas norteamericanas que cayeron sobre Vietnam superan a las que cayeron sobre Alemania y Japón en la Segunda Guerra Mundial, a eso se agrega la agresión a Corea del Norte y el bloqueo al que somete a este país asiático que se resiste al control imperialista. Todos debemos recordar que quienes se oponen a la firma de la paz entre Corea del Sur y Corea del Norte es EE.UU., quien atiza el conflicto en la búsqueda de quebrar el espíritu indomable de los comunistas de este país asiático, que en condiciones difíciles construye su nueva sociedad. Años después vino la agresión a Serbia, en el mismo corazón de Europa, con cientos de miles de muertos y mutilados.
  4. La política imperialista envalentonada por la desintegración de la Unión Soviética y la desaparición del campo socialista, viene agrediendo a los países del medio oriente con el objetivo siniestro de apoderarse de sus recursos energéticos, sin importarles los millones de víctimas de su locura gansteril. Primero fue Afganistán, con el cuento de que en dicho país se escondían los terroristas que habían hecho volar las torres gemelas. Segundo fue Irak, bajo la excusa de que este país tenía armas de destrucción masiva, lo cual no era cierto como se demostró posteriormente. Después, le llegó el turno a Libia, con el pretexto de que el gobierno de Gadafi financiaba a los terroristas árabes. Ahora se alistan a bombardear Siria, usando como vil pretexto de que el ejército sirio viene atacando a la población con armas químicas.
  5. La guerra civil en Siria, financiada por el Imperialismo, directamente o a través de países satélites, como Turquía y Arabia Saudita, se viene inclinando a favor del ejército sirio, contando con el apoyo de su pueblo. Estos resultados adversos para la contrarrevolución ha acelerado el plan del imperialismo de tramar un ataque con armas químicas para justificar una intervención militar al margen de las Naciones Unidas y de la opinión pública mundial. Por lo pronto, las NN.UU. ha enviado una Comisión de Inspectores para verificar in situ la veracidad de la denuncia imperialista. Pero, el gobierno sirio, que no se ha cerrado a la investigación internacional, y que viene presentando las pruebas que corroboran que dicho ataque químico proviene de los arsenales de los mercenarios, financiados por EE.UU. y sus aliados en el delito. Mientras tanto Inglaterra envía sus bombarderos a la Base Aérea en Chipre y EE.UU. moviliza sus portaaviones. En los preparativos de este delito de lesa humanidad, EE.UU. e Inglaterra cuentan con la participación alemana y francesa, pese a la protesta y el rechazo de sus pueblos.
  6. La guerra internacional que se avecina, no  nos extraña, considerando la naturaleza guerrerista, de conquista y sometimiento que lleva a cabo el Imperialismo. Y se lleva a cabo en medio de una crisis internacional que ya viene afectando a Europa y a EE.UU. y que tiende a agravarse por la desaceleración de la economía china. Sin lugar a dudas, EE.UU. y Europa pretenden superar la crisis económica de su sistema a través de la guerra y de la apropiación de países soberanos e independientes, para posteriormente, como hienas, participar en el saqueo de este pueblo árabe.
  7. El Imperialismo yanqui, con su nueva aventura bélica, atiza la hoguera de la tercera guerra mundial, provocando la reacción de Rusia y China, quienes tienen intereses en Siria. Por lo pronto Rusia ya ha movilizado barcos de guerra para el área del conflicto y China viene exigiendo diplomáticamente se evite cualquier tipo de agresión. De este modo la contradicción entre los países en desarrollo y el imperialismo deviene en una aguda contradicción interimperialista, donde los bandos poseen arsenales de bombas atómicas.
  8. Los preparativos de la agresión imperialista, tienen sus aliados internos en nuestros países «tercermundistas», la derecha neoliberal, siempre a las órdenes del amo yanqui, mismo Boys Scouts. Mientras que la izquierda caviar, programada solo para participar en procesos electorales, está distante de las movilizaciones mundiales contra la política guerrerista del imperialismo norteamericanos y Europeo. Todos recordamos a los falsos libertarios que se llenan la boca de libertad y democracia, pero que se sumaron, como Vargas Llosa, a la campaña de mentiras contra el régimen iraquí, justificando la agresión, la invasión y el terrorismo internacional del imperio. La prensa imperialista goebbeliana ya puso en marcha su campaña de adormecimiento y desinformación de la opinión pública. Por lo pronto ya se viene difundiendo el mensaje del Sec. de Estado norteamericano John Kerry anunciando sus «pruebas», que demuestran la supuesta culpabilidad del ejército sirio, y según sus propias declaraciones ha anunciado que el gobierno norteamericano no va a esperar las conclusiones del ONU. De esta manera, EE.UU. revalida su condición de fiscal, juez y policía con jurisdicción mundial, desconociendo el ordenamiento mundial, al Consejo Mundial de Seguridad y a la propia ONU.
  9. Saludamos a los gobiernos progresistas y revolucionarios del mundo, como Cuba, Venezuela y Bolivia, que se ponen a la cabeza de quienes condenan los preparativos para agredir a un pueblo independiente y soberano, que no se somete a la política imperialista y que se alista para enfrentar en desigual contienda a la maquinaria bélica norteamericana y europea.Saludamos a las multitudinarias movilizaciones en EE.UU., Italia, Alemania, Inglaterra, Turquía, Yemen, como en otros países, a favor de la paz y de detener la agresión imperialista. El resultado de estas movilizaciones ha tenido eco en el Parlamento Inglés, que no ha autorizado al gobierno títere de Cameron de intervenir contra Siria. El pronunciamiento del propio ex presidente norteamericano Jimmy Carter, de marcar distancias con los guerreristas de .la Casa Blanca, y denunciar que cualquier intervención militar contra Siria sería ilegal bajo el ordenamiento internacional. De este modo el aislamiento de los guerreristas, que tienen en Obama a su títere más notorio, es cada vez mayor.
  10. En nuestro país, llamamos a todas las fuerzas democráticas, revolucionarias, progresistas y realmente nacionalistas a la organización de grandes movilizaciones de condena ala agresión imperialista y de solidaridad al pueblo hermano de Siria. A los partidos políticos de la verdadera  izquierda y a la mar de colectivos contra la guerra. Recordando que la lucha del pueblo peruano por la segunda independencia nos une a los pueblos que persiguen los mismos objetivos, frente a un común enemigo: El Imperialismo. Reiterar que la calidad de progresista, izquierdista, nacionalista y antineoliberal es una frase vacía, sin ningún valor, si está al margen de la lucha antiimperialista; si está al margen de la condena a la política guerrerista del Estado norteamericano, si está al margen de la solidaridad con los pueblos que realmente luchan y se defienden del asedio y la agresión imperialista. La lucha del pueblo peruano por su liberación, es la lucha de América Latina y es la lucha de los pueblos del medio oriente.
Lima, 31 de agosto de 2013

Buro Político
PCP (R)

Deja un comentario