Se reduce el Canon minero: por qué?


EL COMENTARIO DE LA FECHA: 15 – 08 – 2013

– Radio Diplomat de Trujillo, con audiencia internacional, vía internet – 8:10 am.-

(www.radiolibertadmundo.com//www.enfoquesperu.com      

 Por: Oscar Felipe Ventura

Amables oyentes de Réplica: ¡Muy buenos días!. ¡Buenas tardes para todos los oyentes de Europa!

Va el comentario de hoy jueves 15 de Agosto del 2013

SE REDUCE EL CANON MINERO: ¿POR QUÉ?

El 3 de marzo del 2004, el entonces ministro Pedro Pablo Kuczynski dijo: «las empresas mineras ya pagan un canon». En este espacio le respondimos: ¡No señor!. Las empresas mineras no pagan canon. Ellas pagan el impuesto a la renta, en la misma tasa que lo pagan todas las empresas, que equivale al 30%. Una vez recaudado el impuesto por la SUNAT, el Ministerio de Economía asigna el 50% de ese monto como «canon minero», el que luego es distribuido con tardanza a los distritos, provincias y regiones en las que están ubicadas las minas. Por ejemplo, si la empresa Southern tributa 800 millones de soles por impuesto a la renta por los asientos mineros de Cuajone y Toquepala, que están ubicados en Moquegua y Tacna, estas regiones (con sus provincias y distritos) recibirán S/. 400 millones por canon. El Estado se queda con el resto (S/. 400 millones).

Entonces, si disminuye el monto por impuesto a la renta, también disminuye el canon minero. Y eso es lo que viene ocurriendo hoy en el Perú. 

Se ha anunciado que este año hay una reducción de más de S/. 1,200 millones de canon minero, lo que ha generado la protesta y el justo reclamo de los gobiernos regionales y alcaldes del Perú y anuncian medidas de lucha. Por lo pronto, Arequipa ya ha realizado una masiva movilización.

¿Por qué ha disminuido el canon?. Porque las empresas tributan menos. ¿Y por qué ha disminuido la tributación de las empresas?. Según el Ministro de Economía, la causa es externa, motivada por la caída del precio de los minerales en el mercado internacional. Esto es cierto, en parte; pero refleja el carácter dependiente de nuestra economía, y de un modelo primario exportador que viene desde el siglo XVI; modelo que permite el saqueo de nuestros recursos naturales en beneficio de las transnacionales mineras como Barrick, Newtmon, Southern, Xstrata, etc. Todo esto es favorecido por la legislación peruana y sobre todo por la fraudulenta Constitución de 1993.

Desde las fuerzas de izquierda se planteó la modificación de esta situación lesiva a los intereses nacionales. Se planteó y exigió el impuesto a las sobreganancias mineras, porque la rentabilidad empresarial es altísima, pues llega al 50% y 60%. ¿Recuerdan que Alan García, en sus segundo gobierno, solo aplicó el «óbolo voluntario» y no el impuesto a las sobreganancias?

¿Y qué pasó con el gobierno de Ollanta Humala en su relación con la minería? Pues también se chupó ante el capital transnacional y no aplicó el impuesto a las sobreganancias mineras. Se apresuró y estableció un nuevo régimen tributario para las empresas mineras,anunciando que el Estado peruano recibiría 3,000 millones de soles anuales adicionales y se presentó esta medida como un gran logro.

Esta decisión del gobierno de Ollanta Humala la comenté en este espacio, el 29 de setiembre del 2011. En ese comentario advertí sobre las limitaciones y dudas sobre dichas medidas (esto lo tengo escrito y está grabado). Puse en duda que se recaudaría los 3,000 millones de soles anuales adicionales de los que habló el presidente Humala. Pues bien. Hoy la realidad nos da la razón. Por eso sostengo enfáticamente que el nuevo esquema tributario para la minería ha fracasado; no ha dado el resultado que se esperaba. El año pasado sólo se recaudó 942 millones de soles y no los 3,000 millones que se ofreció. ¿De quién es la responsabilidad?

Amables oyentes: El ministro Castilla quiere evadir su responsabilidad en el manejo de la economía. El es el principal responsable de la reducción del canon minero porque el nuevo esquema tributario del gobierno de Ollanta Humala fue tramado deliberadamente para favorecer a los empresarios mineros. En efecto, el presidente Humala se negó a aplicar el impuesto a las sobreganancias y en su lugar se pactó con los empresarios mineros un nuevo esquema tributario que comprende: la modificación de las regalías mineras, y la inclusión de dos nuevos tributos: el gravamen minero y el impuesto especial a la minería. Este nuevo esquema empezó a aplicarse desde octubre del 2011. Esto fue presentado como un gran logro del gobierno, lo que hoy comprobamos que no es cierto, porque la realidad lo desmiente. Lo real es que los ingresos al fisco por minería han disminuido, no solo por la baja de los precios internacionales de los minerales, sino por razones internas. Ahora las empresas mineras pagan menos impuestos porque el nuevo marco tributario minero cambió la base para la determinación de las regalías, las que ahora se pagan sobre la utilidad operativa mientras que antes se fijaban sobre el valor de los concentrados o su equivalente hasta un 3% del valor de los minerales. Ahora ya no es así. De esta forma, los empresarios mineros pagan menos regalías.

¿Y que pasa con el canon minero?. El canon minero ha disminuido porque los empresarios mineros pagan menos impuesto a la renta. ¿Por qué?. Porque el gravamen minero, el impuesto especial y las regalías, ahora son deducibles porque son considerados gastos tributarios.Al deducir estos pagos, que favorecen a las empresas, la consecuencia  inmediata es la disminución del impuesto a la renta y por consiguiente disminuye inevitablemente el canon minero que es el 50% del impuesto a la renta como dije al comienzo.

Todo esto ocurre mientras el país sigue movido. El ministro de Economía ha anunciado que se viene el período de las «vacas flacas». Hay paro de controladores de tránsito aéreo; paro de inspectores del Ministerio de Trabajo.

Condeno una vez más el abuso de los bancos por el aumento desmedido de ciertos rubros, como el uso de los cajeros automáticos. Hago recordar que los bancos en el Perú tienen la más alta rentabilidad de América Latina, a costa de los usuarios, porque hay un gobierno que lo permite.

GOBIERNO DE CAJAMARCA ES EFICIENTE

El Instituto Peruano de Economía (IPE) que es de derecha y neoliberal, ha publicado en el diario Gestión del viernes 9 de agosto – en página completa – un informe sobre la región Cajamarca. Dice la nota que según el índice de competitividad regional del IPE, el pilar institucionalidad de Cajamarca es el más fuerte, porque «cabe destacar el buen desempeño de la región en el pilar de instituciones, en el que ocupa el puesto 8. Cajamarca es la cuarta región con menor criminalidad en el país (en términos de denuncias por habitante) y es la quinta mejor región en términos de uso adecuado de los recursos públicos. De la misma manera el avance en la ejecución del presupuesto de inversión pública fue superior al 75% de las regiones en el 2012 y su porcentaje de ejecución estuvo por encima del promedio nacional».

Este informe de una institución especializada de derecha, trae por los suelos, la campaña de difamación contra el gobierno regional de Cajamarca y su presidente  Gregorio Santos Guerrero.En base a la información breve que he mencionado, sostengo que el gobierno regional de Cajamarca es eficiente.

¡MUCHAS GRACIAS! ¡MUY BUENOS DÍAS! ¡HASTA LA PRÓXIMA SEMANA!

Deja un comentario