Qali Warma, con la mafia de las licitaciones…

Abel Miguel Castillo Duarte
                                      PARA ANALIZAR Y VERIFICAR.
                            Qali warma con la mafia de las licitaciones

Causa preocupación las reiteradas denuncias por el deficiente servicio que viene ofreciendo el programa «bandera» del actual gobierno: Qali Warma (debería ser QariWarma, o debería de ser Qali Wami) que desdice lo comentado como buen deseo por Susan Goldmark, Directora del Banco Mundial para Perú y otros países sudamericanos, en La República de ayer domingo (Sami, Qali Warma), que entre otros aspectos sostiene al referirse a dicho programa que «va a ser una oportunidad histórica para mejorar las condiciones de vida de las peruanas y peruanos, a través de un programa que provea alimentos con altos estándares de calidad…» (…) «aplicando mecanismos de transparencia que permitan alejar la corrupción, e integrar en su diseño una evaluación rigurosa». 

Las denuncias recientes de las instituciones educativas N° 285 de Sihualaya, distrito de Tinicachi, Puno, Fe y Alegría N° 44 de San Ignacio de Loyola, del distrito de Andahuaylillas,  Cusco, así como en la  396 Juan Pablo II, del distrito de San Juan Bautista, que se suman a denuncias anteriores de Huancayo y otros puntos del país, señalan la entrega de productos descompuestos (pan, quinua, leche, queso, jamonada y otros) sin ninguna garantía de sanidad para los estudiantes cuyos padres se ven en la obligación de desechar los alimentos preparados para el desayuno escolar, «porque van contra la salud de los niños». 
Por lo visto, los «mecanismos de transparencia» ni el «diseño de evaluación rigurosa» se habrían aplicado en la puesta en marcha del programa social, más aún, teniendo en cuenta los mismos vicios y actos de corrupción denunciados hasta el cansancio en el fenecido programa del «Plan de alimentación escolar» de anteriores gobiernos, que hasta parecen ser los mismos operadores quienes siguen manejando ahora Qali Warma en las diferentes regiones, que, en todo caso, merecen evaluarse y sancionarse drásticamente para concordar no solo con los nobles objetivos propuestos por el gobierno en favor de la alimentación de los miles de niños y niñas en el país, sino también, con las políticas de entidades internacionales como el Banco Mundial, que han decidido apoyar este programa. 
Referente a la denominación en término quechua, lo correcto debía ser el término Qari -quechua Chanka- (cuyo significado principal es hombre, varón, persona de sexo masculino) y por extensión: valiente, osado, fuerte. El término ‘Qali’ es diminutivo de Qari, que es propio del habla de infantes, de niños hasta los 3 años y se aplica sólo en ese contexto. Siendo la mayoría de escolares beneficiarios del mencionado programa, niños mayores de 6 años, el término correcto es Qari, que concuerda con Warma (muchacho, joven, adolescente); lo otro -según la idiosincrasia andina- desnaturaliza el significado correspondiente a los niños mayores de 6 años. 
El 29 de abril de 2013 17:54, Marco Antonio Garavito Renteria <marco.garavito@gmail.com> escribió:

Qali warma con la mafia de las licitaciones


http://www.youtube.com/watch?v=Bj-kj1S3OJI

YouTube - Videos de este mensaje de correo electrónico

Deja un comentario