PROLETARIO CHIMENEA

    Apuntes para una Reflexión: Luis Angel Ayala huamaní

    ¿Sabes tú lo que es ponerse
    el alma todas las mañanas?
    ¿Lo que es sentir adentro
    que la sangre a veces hierve?érica
    que levantas los hombros
    ante la luz del día
    Es una larga y oscura chimenea?
    ¿Te das cuenhtas acaso hombre de América
    que levantas los hombros
    ante la luz del día
    y vuelves a quedarte en piedra?
    ¡Qué cuenta te vas a dar!
    ven entonces, salte de tu sueño
    deja de sentirte Sábado
    deja que tu cuerpo
    se ponga mi dolor
    y juntos cerremos los caminos
    la vida se va aprisa demasiado
    ¿Temes? ponte entero
    en el próximo pasa y avanza
    yo mantendré el aire que dejaste
    pasa, que no se lo coma la etrernidad
    No, no te pongas ese rostro
    que parece un reloj muerto de pronto
    ¿lo sabías entonces?
    ¡Quédate con la llave!!!
    como un pecho, encima de otros
    para recordarla…
    No le huyas camarada
    tiene en sdu interior
    mucho de cumbre
    mucho de cielo a domicilio
    tiene algo de araña que entreteje
    una red para que no te vayas,
    Yo me voy…!
    Es una enorme casa
    ahí caben ñas casacas
    las bisagras y el humo negro
    cabe todo hasta que ya no tiene
    lugar para tu corazón
    y luego la tierra te sdabe
    a sediciosa
    a mano cortada
    a reposo de árbol
    ¡No corras alcánzate
    para que seas hombre
    breve y remoto, bajo sus aulas.
    Ahí lo sé
    terminarás amándola
    con todas tus ganas de morir.
    Entremos cada cual en su tristeza
    cada cual con su memoria
    a plena luz del día.
    No tienes que olvidarme
    no tienes que dejar el ceño
    de fiesta que conozco
    ysi vienes, anda
    que toda lejanía esté a tu alcance.
    Temes llorar adentro?
    llora entonces, quédate sin agua
    y aunque tus pasos se llenen de herrumbre
    debajo de ti mismo
    encontrarás tu nombre
    pero tiene que ser ahora
    en estos instantes
    antes de que se acaba la huida
    antes de que el rincón
    se salga y te haga plaza o cumbre.
    ¿Comprendes ahoira todo lo que te dije?
    mantén los párpados abiertos
    para que nazca el día.
    Abre las manos,
    no sea que descubras que te entierren
    porque el dolor es nuestro vecino
    Porque somos estatuas adentro
    estacas desnudas
    ropa y universo al descubierto
    lloremos hasta quedarnos sin paredes
    hasta que el odio quede en cáscara.
    Que el hambre pase y deje
    clavada su bandera hueca.
    No te vayas,
    varado está mi miedo.
    Quedémonos como nietos
    que el viento pasa
    que el viento también tiene
    sus chimeneas.
    ¿Note dije? Es una fábrica
    distinta, como ataúd
    igual que todas pero humana
    de tanto sudor
    de tanto cadáver que quedó.
    Lo sé , ya no tiemblas
    es bueno que pases de la cicatriz al sueño,
    y que has sobrevivido
    a tu propio derrumbe.
    Amas entonces, ama mis lámparas
    que usurpa mi ausencia que tiembla,
    mi muerte que no tiene
    mi cadáver con paso firme.
    Te lo digo; el peligro
    está adentro en tu misma costura
    en eso que te dieron por trompo
    y es la vida.
    Y te vuelves reloj
    que marca en punto
    la libertad perdida sabes?
    y al final harás un nido
    en donde ponerte.
    En donde dejarte caer como una piedra
    con humo, con sudor
    llanto con bisagras
    para llorar en partes.
    Ahora si, que ya no tienes miedo?
    ponte mi cicatriz y entremos.
    La fábrica, sabes la fábrica
    asalta al cementerio,
    ven, ven camarada
    no esperes que la vida acabe contigo
    muere, muere todos los días
    para que te acostumbres.
    Acaba con ese orígen
    de lázaro varado.
    ponle espuelas a tu fábrica,
    ya estás adentro
    indemne, desvelado,
    poniéndole carne al vacío
    y humo al cinero.
    Ven vámonos.
    Ya viene el relevo
    con sus ojeras y sus botas
    a reemplazar tu vida
    y dejarte un fusil
    como recuerdo.
    Ven me voy,
    pongámosle de codos al tiempo
    y una pena de hombre al cielo…

1 comentario en «PROLETARIO CHIMENEA»

Deja un comentario