Octava década de luchas por los caminos de la vida:

   DEDICADO CON MUCHO AMOR A MI MADRE, PAULA ASTREA HUAMANÍ…

Un 10 de agosto de 1926, viste la luz primera, allá en las misteriosas y solitarias tierras de Qochapukro, transcurrió tu infancia y parte de tu juventud, entre polvareda de los caminos que unen, Umaro y Qechqawacho, tu lugar de descanso kullkuncha, para divisar el río, los paisajes y disfrutar del esplendor de su sol.

  Trabajando incansablemente, forjaste tu destino, sembraste tu camino de espinas y flores, tu caminar imparable y sigues de pie, atenta, ágil, risueña, cariñosa, en toda la extensión de tu sencillez, con tu naturaleza pura amalgamada de ternura, sigues cosechando las bondades de la vida, que en los surcos sembraste.

   Hoy, justamente, no pude estar a tu lado, quizá ya no estaremos más juntos, quizá en este tramo final nos uniremos nuevamente como cuando veía tus ojos amorosos verme jugar, o cuando iba a tu lado a traspiés ganándole al tiempo en nuestras, largas visitas, largas y añoradas horas de diálogo con los trigales, con  los maizales, cuando jugábamos y disfrutábamos de la dulzura tuna, hasta saciarnos, cuando el zorzal con su trinar se burlaba de tí, cuántos momentos, cuántos caminos, interminables si quisiera recordar, por los pueblos, luchando, construyendo. Madre mía por más lejos que te encuentres, tu morada está aquí en mi corazón, en permanente y constante compañía, en la fortaleza de mi fe inquebrantable, si todavía no llego, es  porque sigo todavía por aquellos caminos que me enseñaste y que no termino de recorrerlas. No me reclames madre mía, todavía no, aún no, son tareas que tú misma me entregaste un día. Estoy seguro que ya llegaré, estaremos juntos nuevamente, sí juntos, llevaré la guitarra que un día me entregaste, y tú me esperarás con tu canto de siempre. Hoy 10 de agosto,¡ FELIZ DÍA MADRE !!!!

                                       LUIS AYALA HUAMANÍ.

                                            511 985002722

Deja un comentario