No puede haber reforma, sin concordar con el Sutep.

Imágenes integradas 1

Marcial Rubio Correa. Ex ministro de Educación y actual rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

«No puede haber reforma  sin concordar con el Sutep»

 

Nataly Manay Torres
Chiclayo
¿Cómo califica la gestión del actual gobierno en el sector Educación?
Creo que la educación peruana requiere de una revisión de raíz, tanto en su concepción administrativa como en lo que se enseña y lo que se busca es que el estudiante aprenda. Todo eso debería solucionarse haciendo un esfuerzo de rediseño, porque mientras no se haga una revisión global, todo el dinero que se pueda invertir va a estar mal utilizado.
Eso significaría que se seguiría enseñando cosas que no se deben enseñar y seguiría existiendo una administración donde lamentablemente la corrupción tiene posibilidades de subsistir. En los hechos es lo que ahora pasa. Aunque las autoridades no quieran que exista corrupción en el sector educativo, no pueden evitarlo si es que no hay una reorganización del sistema.
¿Cree que fue un logro aprobar la Ley de Reforma Magisterial?
No la conozco a detalle pero considero que es un esfuerzo importante. Sin embargo, creo que no se puede hacer una reforma en el Perú sin concordarla con los maestros del país y con su sindicato. Es decir, la política tiene que ser concordada con el Sutep. No se puede tener al sindicato al frente porque sino las cosas no avanzan. Claro que el gremio debe usar el diálogo y llegar a un acuerdo, pero el gobierno tiene que atraer al sindicato de docentes y discutir con ellos, porque son ellos quienes conocen cómo se dicta una clase en una escuela.
¿Cuál es su opinión sobre el proyecto de la nueva Ley Universitaria?
Creo que necesitamos una nueva ley, pero considero que debe haber un amplio debate sobre ella. Hay cosas que valen la pena poner atención y otras en las que no estoy de acuerdo, por ejemplo, la desaparición de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR). La ANR es un lugar donde los rectores podemos trabajar enconjunto, porque el mundo así lo necesita. Si desaparece la ANR, el vínculo entre las universidades también desaparecerá. Creo que debe ampliarse aún más el debate y estoy seguro que se hará en el pleno del Congreso.
¿Qué es lo que debe abarcar esta ley para mejorar la situación de la universidad peruana?
Lo primero que debe abarcar es una mejora sustantiva en la educación universitaria. Eso necesariamente pasa por establecer en las universidades, lugares donde los profesores podamos aprender a enseñar bien, de acuerdo a como lo exige el mundo contemporáneo. Debemos tener la posibilidad de colaborar con otras universidades, pues ahora cada una trabaja por su lado y no existe una ley que permita la colaboración entre las casas de estudios superiores. Además, las universidades no pueden ser tratadas como cualquier organismo público. Actualmente estas tienen que planificar, con un presupuesto asignado, como manejar al personal y otros gastos. Las 45 universidades públicas tienen que tener las facilidades para usar sus recursos. Hay muchos millones de soles que no pueden ser usados por restricciones del Estado. Todo esto debería preverse y solucionarse con una adecuada Ley Universitaria, la que también impulse la investigación.
¿Qué sucederá con la educación técnica con la aprobación de la Ley Universitaria?
Debemos solucionar la diferencia entre la educación superior universitaria con la técnica. En la práctica, un centro técnico no otorga verdaderamente una buena formación. No se puede hacer una Ley Universitaria sin una Ley de Enseñanza Superior. Por eso este proyecto requiere mayor discusión, aunque considero que no hay que demorar demasiado.
¿Qué se espera de la Comisión de Educación encargada de la formulación del proyecto de ley?
El trabajo de la comisión tiene un ritmo que va bastante rápido. Pero es el pleno del Congreso el que discutirá de manera pareja de la ley y allí habrá una participación más democrática.

 

Deja un comentario