MARIO VARGAS LLOSA, PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2010.

Apuntes para una reflexión: Luis Angel Ayala Huamaní.

En momentos que escribo, luego de haber seguido por la radio, www.rpp.com.pe el evento de premiación, otorgando al escritor peruano Mario Vargas Llosa, el Premio Nobel de Literaura…RPP reporta la movilización de los pueblos de Catac, Recuay, Yungay, Huaraz, pobladores del Callejón de Huaylas, de Conchucos, reclamando se retire la Empresa Minera Chancadora Centauro, de las inmediaciones de la laguna de Conococha, por ser este el nacimiento de las cuencas del río Santa, río Fortaleza, río Pativilca, con consecuencias imprevisibles de contaminación ambiental, afectar así la agricultura, la agroexportación, la salud, la vida misma de la población.

En RPP la periodista Milagros Valverde, al entrevistar al reelecto Presidente Regional de Ancash, César Alvarez, declaraba ya, intangible la cuenca de la laguna  de Conococha, retando al Ministro de Energías y Minas, Pedro Sánchez, anular la autorización a la Empresa Minera Centauro, asi mismo lo hizo  el señor Efraín Ramírez, dirigente de la Federación Agraria de Ancash, autorización dada en apenas 8 días sin previo estudio de Impacto Ambiental, en medio de una sospechosa negociación de un nuevo faenón al  que las autoridades ya nos tienen acostumbrados.

RPP, por intermedio de la Defensora del Pueblo de Ancash, Dra.  Rossy Villanueva, reportaba movilización actos de protestas como el ataque a locales públicos, el  Municipio, el Juzgado, la Gobernación, el Ministerio Público, incendio y saqueo en Hidrandina, enfrentamiento con la policía, resultando 6 heridos y un universitario en estado de gravedad, ya va un campesino de Catac fallecido, al que la policía lo niega…el señor Oswaldo Sánchez Casas, representante de la Empresa Minera Centaruro y el Ministro de Energías y Minas Pedro Sánchez, negaban de las consecuencias de esta autorización…entonces nos preguntamos, la población porqué se levanta en defensa de la intangibilidad y no más a la explotación minera con la consiguiente contaminación ambiental???

Me encontraba en las alturas de las minas de Raura, hoy propiedad de la Empresa Buenaventura S.A. Proyecto Chanka, fuimos a amenizar en el Día del Minero con el Grupo: Cusco Imperial de Víctor Huamán, en medio de nieve blanca, pura, bajo el cielo azúl y el esplendor del   calor de nuestro padre el Sol, la radio  en plena era digital, siempre será una magia, RPP nos informaba paso a paso del acontecimiento, desde esas gélidas cumbres de la Cordillera de la Viuda, vi discurrir el hilo cristalino de las aguas, el agua bajaba en alegres saltos, desde un hilo hasta ir aumentando su caudal por el cauce natural, como escribía Javier Heraud, en uno de sus poemas, tenía la esperanza que aun tendremos el vital elemento, para los sedientos, para la agricultura, para la salud, para la vida, desde la inmensidad de las cordilleras puedo decir lo bello, grandioso y maravilloso de nuestro país, de producir tanta riqueza mineral, flora y fauna, abundante biomasa, también tener hijos ilustres,  que logran el premio Nobel, al margen de cualquier discusión nos une y nos llena de emociones indescriptibles…Mientras unos pocos seguíamos el evento, la gran mayoría se dedicaba a sus quehaceres rutinarios, es entonces cuando recuerdo a mi madre: Astrea Huamaní, por haber cultivado en mi la lectura, el canto y la música, sentirme privilegiado de asistir desde otra óptica los acontecimientos que suceden en los pueblos y otros confines del orbe…

Hago este preámbulo, mientras  nuestro laureado escritor MarioVargas Llosa, en su discurso, justamente subraya que, …”en estos doscientos  años de la independencia de España, quienes asumieron el poder en las antiguas colonias, en vez de redimir al indio y hacerle justicia por los antiguos agravios, seguieron explotándolo con tanta codicia y ferocidad como los conquistadores…” el gobierno del Dr. Alan García Pérez, genera como siempre estos problemas sociales, está en estos momentos igualmente en discusión la libertad de prensa…Mientras esto está ocurriendo en Ancash, seguiré con lo que me animó a comentar el discurso del Dr. Mario Vargas Llosa, Premio Nobel 2010:

“El Perú es (también) Patricia, la prima de naricita respingada y carácter indomable con la que tuve la fortuna de casarme hace 45 años. Sin ella, mi vida se hubiera disuelto hace tiempo  en un torbellino caótico y no hubieran nacido Alvaro, Gonzalo, Morgana y los seis nietos que nos prolongran y alegran la existencia. Ella hace todo y hace todo bien . Resuelve los problemas, administra la economía, pone orden en el caos, mantiene a raya a los periodistas y a los intrusos, defiende mi tiempo, decide las citas y los viajes, hace y deshace las maletas y es tan generosa que hasta cuando me riñe me hace el mejor de los elogios: Mario para lo único que tú sirves es para escribir” Este momento fue el clímax para el escritor de un discurso largo y biográfico muy humano, es esta parte que la prensa en el Perú resaltó mucho, y no comentaron para nada los otros pasajes de su discurso muy profundos que lo enaltecen hacia la grandeza…o quizá reinvindicarse con la opinión y el sentir del pueblo peruano…

Su discurso lo inició con su primera lectura: “Aprendí a leer a los 5 años, en la clase del hermano Justiniano, en el Colegio de la Salle, en Cochabamba, Bolivia. Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida. Casi sesenta años después recuerdo con nitidez como esa magia, traducir las palabras de los libros en imágenes enriqueció mi vida”.

Un pasaje hizo recordar a Calderón de la Barca: “La lectura (de niño) convertía el sueño en vida y la vida en sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo, el universo de la literatura”.

El Nobel peruano recordó a los primeros familiares que lo empujaron a seguir su afición, entonces, literaria, aunque la literatura, “en aquel tiempo y lugar, alimentara tan mala sus cultores”. Gracias a ellos y a su “terquedad y algo de suerte” pudo realizarse como escritor.

Mencionó también a sus maestros:  “Flaubert me enseñó que el talento es una disciplina tenaz yuna larga paciencia. Faulkner, que es la forma (la escritura y la estructura) lo que engrandece o empobrece los  temas. Martorell, Cervantes, Dickens, Balzac, Tolstoi, Conrad, Thomas Mann, que el número y la ambición son tan importantes en una novela como la destreza estilística y la estrategia narrativa. Sartre, que en las palabras son actos y que una novela, una obra de teatro, un ensayo, comprometidos con la actualidad y las mejores opciones, pueden cambiar el curso de la historia. Camus y Orwell, que una literatura desprovista de moral es inhumana y Malraux,que el heroismo y la épica cabían en la actualidad tanto como la Odisea y la Ilíada”.

Casi fue ya un ensayo de su narrativa, y cuando se pensaba que demoraría haciendo un recuento sobre su vasta lectura, dijo: “Si convocara en este discurso a todos los escritores a los que debo algo o mucho sus sombras nos sumirían en la oscuridad”.

También señaló algo que a los lectores no escritores podría interesarles: “Igual que escribir leer es protestar contra las insifuciencias de la vida. Quien busca en la ficción lo que no tiene, dice, sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo, que la vida tal como es no nos basta para colmar nuestra sed de lo absoluto, fundamento de la condición humana y que debería ser mejor…Quienes duden de que la literatura, además de sumirnos en el sueño de la belleza y la felicidad, nos alerta contra toda forma de opresión, pregúntense por qué todos los regímenes empeñados en controlar la conducta de los ciudadanos de la cuna a la tumba, la temen que establecen sistemas de censura para reprimirla y vigilan con tanta suspicacia a los escritores independienetes. Lo hacen porque saben el riesgo que corren dejando que la imaginación discurra por los libros, lo sediciosas que se vuelven las ficciones cuando el lector coteja  la libertad que las hace posibles y que en ellas se ejerce, con el oscurantismo y el miedo que lo acechan en el mundo real. Lo quieran o no, lo sepan o no; los fabuladores, al inventar historias, propagan la insatisfacción, mostrando que el mundo está mal hecho, que la vida en la sensibilidad y la conciencia, vuelve a los ciudadanos más difíciles de manipular, de adeptar las mentiras de quienes quisieran hacerles creer que, entre barrotes, inquisiciones y carceleros viven más seguros y mejor”.

Marxismo-liberalismo
Las razones de su tránsito de la izquierda a la derecha las resumió así:

“En mi juventud como muchos escritores de mi generación, fui marxista y creí que el socialismo sería el remedio para la explotación y las injusticias sociales que arreciaban en mi país, América Latina y el resto del Tercer Mundo. Mi decepción del estatismo y el colectivismo y mi tránsito hacia la demócrata y el liberal que soy (que trato de ser) fue largo, difícil, y se llevó a cabo despacio y a raíz de episodios como la conversión de la Revolución Cubana, que me habían entusiasmado al principio, al modelo autoritario y vertical de la Unión Soviética, el testimonio de los disidentes que conseguían escurrirse entre las alambradas del Gulag, la invasión de Checoslovaquia por los países del Pacto de Varsovia y gracias a grandes pensadores como Raymond Aron, Jean-Francois Rével, Isaíah Berlín y Karl Pepper, a quienes debo mi revalorización de la cultura democrática y de las sociedades abiertas” Fueron los hechos, los hombres, la praxis que le hicieron mutar políticamente?.

Nacionalismo y patriotismo:

“no hay que confundir el nacionalismo de orejeras y su rechazo del ‘otro’, siempre semilla de violencia, con el patriotismo, sentimiento sano y generoso, de amor a la tierra donde uno vio la luz, donde vivieron sus ancestros y se forjaron los primeros sueños, paisaje familiar de geografía, seres queridos y ocurrencias que se convierten en hitos de la memoria y escudos contra la soledad. La patria no son las banderas ni los himnos ni los discursos apodícticos sobre los héroes emblemáticos, sino un puñado de lugares y personas que pueblan nuestros recuerdos y los tiñen de melancolía, la sensación cálida de que, no importa dónde estemos, existe un lugar al que podemos volver”.

García Marquez Y Vallejo.
Fueron dos palabras apenas: “García Marquez”. Se sabe que tuvo un altercado en un cine en la capital,  Mexico Federal, dejándolo al gabo con un ojo morado…
Pero fue interseante oirle, mientras señalaba lo que leyó en Europa cuando llegó a París: “Allí leí a Borges, a Octavio Paz, Cortázar, García Marquez, Fuentes, Cabrera Infante, Rulfo, Onetti, Carpentier, Edwards, Donoso y muchos otros, cuyos escritos estaban revolucionando la narrativa en lengua española y gracias a los cuales Europa y buena parte del mundo descubrían que América Latina no era sólo el continente de los golpes de Estado, los caudillos de opereta, los guerrilleros barbudos y las maracas del mambo y el chachachá, sino también ideas, formas artísticas y fantasías literarias que trascendían lo  pintoresco y hablaban un lenguaje universal. De entonces a esta época, no sin tropiezos y resbalones, América Latina ha ido progresando, aunque, como decía el verso de César Vallejo, todavía hay, hermanos, muchísimo que hacer”.

El Perú de sus entrañas:
Aunque suene algo nacionalista, él dice que es patriotismo. Cuestión de semántica, la misma a tener en cuenta cuando dijo: “Yo soy el Perú”: “Al Perú lo llevo en las entrañas porque en él nací, crecí, me formé, y viví aquellas experiencias de niñez y juventud que modelaron mi personalidad, fraguaron mi vocación, y porque allí amé, odié, gocé, sufrí y soñé. Lo que en él ocurre me afecta más que lo que sucede en otras partes. No lo he buscado ni me lo he impuesto, simplemente es así”. Momentos antes había dicho que, “El amor al país en que uno nació no puede ser obligatorio, sino, al igual que cualquier otro amor, un movimiento espontáneo del corazón”.

“Si no hubiera sido por España- agárrense de sus asientos los escritores aludidos- jamás hubiera llegado a esta tribuna ni a ser un escritor conocido, y tal vez, como tantos colegas desafortunados, andaría en el limbo de escritores sin suerte, sin editores, ni premios, ni lectores, cuyo talento acaso, triste consuelo descubriría algún día la posteridad…
España me concedió una segunda nacionalidad cuando podía perder la mia. Jamás he sentido la menor incompatibilidad entre ser peruano y tener un pasaporte español porque siempre he sentido que España y el Perú son el anverso y el reverso de una misma cosa, y no sólo en mi pequeña persona, también en realidad es esencial es como la historia, la lengua y la cultura”.

El escritor recordó que en Barcelona, en la debacle del dictador Franco, recobró su prestancia y se convirtió en una Torre de babel, “Una ciudad cosmopolita… donde escritores españoles y latinoamericanos se mezclaron y fraternizaron”.

La verdad de las Mentiras:
“Las mentiras de la literatura se vuelven verdades a través de nosotros, los lectores transformados, contaminados, de anhelos y, por culpa de la ficción, en permanente entredicho con la mediocre realidad… la literatura introduce en nuestros espíritus la inconformidad y la rebeldía, que están detrás de todas las hazañas que han contribuido a disminuir la violencia en las relaciones humanas. A disminuir la violencia, no a acabar con ella, porque la nuestra será siempre, por fortuna una historia inconclusa. Por eso tenemos que seguir soñando, leyendo y escribiendo, la más eficaz manera que hayamos encontrado de aliviar nuestra condición perecedera, de derrotar a la carcoma del tiempo y de convertir en posible lo imposible”.

Arguedas en su discurso, aunque fue Mario Vargas Llosa cuando escribió la Utopía Arcaica, negaba totalmente a José María Arguedas, es decir, como escritor representante del sector criollo no lo aceptaba:
“Un compatriota mío, José María Arguedas, llamó  al Perú, país de todas las sangres. No creo que haya fórmula que lo defina mejor. Eso somos y eso llevamos dentro todos los peruanos, nos guste o no: una suma de tradiciones, razas, creencias y culturas procedentes de los cuatro puntos cardinales.  A mí me enorgullese sentirme heredero de las culturas prehispánicas que fabricaron los tejidos y mantos de plumas de Nazca y Paracas y los ceramios mochicas o incas que se exhiben en los mejores museos del mundo, de los constructores de Machu Picchu, el gran Chimú, Chan Chan, Kuélap, Sipán, las huacas de La Bruja y el Sol y de la Luna, y de los españoles que, con sus alforjas, espadas y caballos, trajeron al Perú a Grecia, Roma, la tradición judío-cristiana, el renacimiento, Cervantes, Quevedo y Góngora, y a la lengua recia de Castilla que los Andes dulcificaron…si escarbamos un poco descubriremos que el Perú, como el aleph  de Borges, es en pequeño, formato del mundo entero. ¡Qué extraordinario privilegio el de un país que no tiene una identidad  porque las tiene todas”.

Tema indígena:
“La conquista de América fue cruel y violenta…y debemos criticarla, pero sin olvidar, al hacerlo, que quienes cometieron aquellos despojos y crímenes fueron, en gran número, nuestros bisabuelos y tatarabuelos, los españoles que fueron a América y allí se acriollaron, no los que se quedaron en su tierra. Aquellas críticas para ser justas, deben ser una autocrítica. Porque, al independizarnos de España, hace doscientos años, quienes asumieron el poder en las antiguas colonias, en vez de redimir al indio y hacerle justicia por los antiguos agravios, siguieron explotándolos con tanta codicia y ferocidad como los conquistadores y, en algunos países, diezmándolo y exterminándolo. Digámoslo con toda claridad: desde hace dos siglos la emancipación de los indígenas es una responsabilidad exclusivamente nuestra y la hemos incumplido. Ella sigue siendo una asignatura pendiente en toda América Latina. No hay una sola exepción a este oprobio y vergüenza”.

Estos dos últimos temas  al que se refiere el Nobel, no fueron tomados en cuenta por la prensa ramplona que defiende la usura, la corrupción el entreguismo…aun de estas lecciones, de  este hecho transcendental de quiebre en la literatura peruana, de un antes y un después, la clase dominante y la vieja oligarquía, y tanto la derecha y la izquierda criollas no aprenderán la lección, es tiempo de ir unidos todos los peruanos por un progreso y desarrollo con igualdad de oportunidades para todos,  con una actitud de madurez y cultura política sepamos elegir un mejor gobernante que asuma el presente reto planteado… caso contrario serán los pueblos, las leyes sociales en el tiempo definirán y podrán corregir todo lo que hasta ahora está al revés, tal vez recién podremos resolver esa “asignatura pendiente” que el Nobel reclama.


El Poder Ejecutivo aprobó el Decreto Legislativo 1097, lo que demostraba claramente la voluntad del gobierno para impulsar la impunidad de violadores a los Derechos Humanos, que se encuentran sometidos a imvestigaciones del Ministerio Público y en Procesos Judiciales.

Mario Vargas Llosa, renunció el 13 de setiembre de manera irrevocable a la Presidencia de la Comisión encargada del lugar de la Memoria, la razón fue el Decreto Legislativo 1097 que, a todas luces, constituye una amnistía apenas disfrazada, para benificiar a buen número de personas vinculadas a la dictadura y condenadas o procesadas por crímenes contra los derechos humanos.

En tono duro exigió al Dr. Alan García Pérez, presidente del Perú a que rectifique por la dación del citado dispositivo y pide la inmediata abolición de ese “innoble decreto”
Eh, aquí transcribo la carta:

París, 13 de setiembrede 2010

Excmo. Señor Dr. Alan García Pérez

Presidente del Perú

Lima


Señor Presidente:

Por la presente le hago llegar mi renuncia irrevocable a la Comisión Encargada del Lugar de la Memoria cuya Presidencia tuvo usted a bien confiarme y que acepté convencido de que su gobierno estaba decidido a continuar el perfeccionamiento de la democracia peruana tan dañada por los crímenes y robos de la dictadura de Fujimori yMontesinos.

La razón de mi renuncia es el reciente Decreto Legislativo 1097 que, a todas luces, constituye una amnistía apenas disfrazada para beneficiar a buen número de personas vinculadas a la dictadura y condenadas o procesadas por crímenes contra los derechos humanos -asesinatos, torturas, y desapariciones-, entre ellos el propio exdictador y su brazo derecho. La medida ha indignado a todos los sectores democráticos del país y a la opinión pública internacional,  como lo muestran los pronunciamientos del Relator de la ONU,  la comisión interamericana de Derechos Humanos, la Conferencia Episcopal,  la Defensoría del Pueblo y representantes de numerosas organizaciones sociales y políticas entre ellos algunos congresistas apristas. Coincido plenamente con estas protestas.

Hay, a mi juicio, una incompatibilidad esencial entre, por una parte, auspiciar la erección de un monumento en homenaje a las víctimas de la violencia que desencadenó el terrorismo de Sendero Luminoso a partir de 1980 y, de otra, abrir mediante una triquiñuela jurídica la puerta falsa de las cárceles a quienes, en el marco de esa funesta rebelión de fanáticos, cometieron también delitos horrendos y contribuyeron a sembrar de odio,  sangre y sufrimiento a la sociedad peruana.

Ignoro que presiones de los sectores militares que medraron con la dictadura y no se resignan a la democracia, o qué consideraciones de menuda política electoral lo han llevado a usted a amparar una inciativa que sólo va a traer despristigio a su gobierno y dar razón a quienes lo acusan de haber pactado en secreto una colaboración estrecha con los mismos fujimoristas que lo exiliaron y persiguieron durante ocho años. En este caso,  lo ocurrido es una verdadera desgracia que va a resucitar la división y el encono político en el país,  precisamente en un período exepcionalmente benéfico para el desarrollo y durante un proceso electoral que debería servir más bien para reforzar nuestra legalidad y nuestras costumbres democráticas.

Pese a haber sido reñidos adversarios políticos en el pasado, en las últimas elecciones voté por usted y exhorté a los peruanos a hacer lo mismo para evitar al Perú una deriva extremista que nos hubiera empobrecido y desquiciado. Y he celebrado públicamente, en el Perú y en el extranjero, su saludable rectificación política, en política económica sobre todo, que tan buenas consecuencias ha tenido para el progreso y la imagen del Perú en estos últimos años. Ojalá tenga usted el mismo valor para rectificar una vez más, abolir este innoble decreto y buscar aliados entre los peruanos dignos y democráticos que lo llevaron al poder con sus votos en vez de buscarlos entre los herederos de un régimen autoritario que sumió al Perú en el oprobio de la corrupción y el crímen y siguen conspirando para resucitar semejante abyección.

Lo saluda atentamente.

Mario Vargas Llosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *