Los Municipios y el gobierno Metropolitano…

Estimados amigos:

De acuerdo a lo ofrecido en esta oportunidad alcanzamos la segunda parte que completa el tema tan importante, relacionado el nuevo Gobierno Metropolitano de Lima.

Apostamos que esta opción pueda llevarse acabo de continuar la actual gestión municipal que lidera la Alcaldesa señora Susana Villarán. La seguridad de que el trabajo que apunta a reestructurar el Gobierno Metropolitano de Lima, esté sustentado  en el «Plan Regional de Desarrollo Concertado de Lima al 2025» que, como bien sabemos ha sido aprobado hace pocas semanas por el Concejo Provincial de Lima. manera mayoritaria, con sólo dos oposiciones y una abstención.

Hecho que no sólo le da legalidad al Plan para ser ejecutado, sino la legitimidad que a buen seguro la Alcaldesa Villarán y sus regidores le están dando los toques iniciales, para que en el Plan Regional se cumpla.

El mismo, a través de la dirección desinteresada labor del doctor Henry Pesce, así como del Jefe del Instituto Municipal de Planificación del Concejo de Lima el Economista Jorge Arce Mesia, ha sido posible que por primera vez se formule este Plan con la participación y concertación ciudadana y de las distintas organizaciones de la sociedad civil de Lima.

Esta demás decir que el Plan Regional Concertado obedece a la política de Estado del proceso de des-centralización peruano, en consecuencia, no es un estudio como tantos otros que incluye una data no sólo incompleta, sino alejada de la realidad nacional, siendo un estudio que desaparecerá, por carecer de válidas aplicaciones. .

Será difícil que el estudio y su compromiso de realizar dicho Plan Regional pueda llevarse acabo, si es que el Concejo de Lima actual sufre interrupción de su mandato, pues por los antecedentes de los revocadores visibles e invisibles, el Plan se guardará en algún escritorio de un burócrata o consultor de un estudio de abogados, que no  están preparados para entender lo que representa para Lima ostentar un meditado Plan Regional. .

Finalmente considerando la virtudes del Plan Regional Concertado, incluimos la segunda parte de nuestro trabajo sobre el Gobierno Metropolitano y Regional de Lima, del cual nos sentimos halagados por la coincidencia en la parte correspondiente al muevo gobierno para Lima Metropolitana.

Atentamente,

Fernando Arce Meza

  

La Estrategia para Crear el Gobierno Metropolitano

Los planteamientos que sustentan la des-centralización estatal se dirigen a lograr la racionalización de los entes públicos, y a corregir las distorsiones centralistas de Lima Metropolitana, que ante su excesiva expansión se ha producido, por ejemplo, la duplicidad de funciones y acciones de ministerios y municipios, dirigidos a atender su problemática; determinado con ello la disminución o el abandono del Estado de los servicios que le correspondía cubrir en las regiones y localidades del país.

En cuanto a la creación del Gobierno Metropolitano por ser un tipo especial de gobierno – semejante a los gobiernos regionales – y tomando en cuenta la política descentralista, debe considerarse dos aspectos:

El primero, relacionado con la re-dimensión del Gobierno Central que, de acuerdo a la política general de gobierno defina sus funciones: en el orden normativo, del planeamiento, la supervisión y la evaluación de las acciones ejecutadas tanto por los gobiernos regionales, como del resto de las instituciones públicas La redimensión conlleva reducir el número de ministerios.

Sin embargosí corresponde al Gobierno Central ser gestor directo: en la defensa nacional, la seguridad interna; en las relaciones exteriores; y,  ejecutor de obras de carácter Interregional, que a la vez se realicen con financiamiento externo y con la contraparte regional.

Y el segundo, igualmente deberá definirse la situación tanto de las provincias del departamento de Lima, como del puerto del Callao.        

Bajo ese marco la implementación del Gobierno Metropolitano y Municipal de Lima no sólo responderá al proceso descentralizador, sino a una estrategia que señale las etapas de la nueva organización, debiendo para ello efectuar un inventario de las acciones que realizan las instituciones públicas en el territorio de Lima Metropolitana tanto del Gobierno Central, a través de los ministerios (en sus direcciones departamentales) que brindan los servicios, principalmente, de educación y salud; como del concejo provincial de Lima y de los concejos distritales.

Se hace necesario distinguir que la actual situación que habrá de revertirse considerando tanto la política descentralista, como el crecimiento y su alta concentración poblacional de Lima Metropolitana que en el mediano plazo y  coincidiendo con el «Plan Regional de Desarrollo Concertado de Lima al 2025″  (aprobado en fecha reciente por el Concejo Provincial) es que se hace imprescindible crear las ciudades satélites sea en el «norte chico» (Huacho)  y «sur chico» (Cañete).

En consecuencia, la marcha del Gobierno Metropolitano y Municipal de Lima responde  al proceso descentralizador del país. La estrategia futura de Lima, para su nueva organización, debe efectuar un inventario de las acciones que realizan las instituciones públicas en el territorio de Lima Metropolitana tanto del Gobierno Central, a través de los ministerios (en sus direcciones departamentales) que brindan los servicios, por ejemplo de educación y salud; como del concejo provincial y sus concejos distritales.

Con este conocimiento se delinearán las etapas a seguir para constituir y organizar al nuevo Gobierno Metropolitano

La Nueva Organización del Gobierno Metropolitano y Municipal de Lima

De la Gestión Metropolitana:

– La Alcaldía Metropolitana y de las Secretarias Sectoriales

El Alcalde y Teniente Alcalde son elegidos por voto universal por los ciudadanos residentes, y representan como máximas autoridades al gobierno metropolitano.

Las Secretarias Sectoriales son los órganos técnicos de la planeación, supervisión y evaluación de las actividades y proyectos dirigidos a cubrir los servicios públicos de la Metrópoli, son reparticiones similares a los sectores del Gobierno Central y de los Gobiernos Regionales. Los Secretarios Sectoriales son nombrados por el Alcalde.

– De la Asamblea Metropolitana

Está constituida por el Alcalde Provincial y los Alcaldes Distritales.

Se reúnen en sesiones de asambleas y de comisiones; la ley de creación de este gobierno y su reglamento Interno normará las sesiones y reuniones de trabajo.

– De la Gestión y Composición Zonal

Serán los organismos de gestión de orden intermedio entre el Alcalde Provincial  y los concejos distritales. Cada Área Zonal estará dirigida por un Coordinador nombrado por el Alcalde Provincial.

Las Áreas Zonales tienen un carácter desconcentrador, cuyas acciones se harán para el adecuado uso de los recursos e instalaciones; cumplirá funciones de servicios sectoriales; y ellas se ejecutaran los proyectos y actividades de orden inter-distritales, y de las no pueden ser realizadas por los concejos distritales.

En resumen, las Áreas Zonales de Lima Metropolitana se convierten en Centros de Redistribución de Servicios Sectoriales y de Obras Públicas, para el uso  racional de los recursos de orden provincial y en la ejecución de obras que no pueden ser realizadas por los concejos distritales en cuanto al tipo de acciones y de orden logístico.

– La Composición Zonal

Dependerá de cómo se llegan a formar sus áreas, pues, cada una no sólo es un conjunto de distritos, sino que para su cabal constitución deberá considerarse:

-         la contigüidad o vecindad;

-         la de tener parecidas formas de atender los servicios públicos, observándose en consecuencia el tipo de las instalaciones en agua y desagüe, luz, vías de comunicación, etc.

-         la complementariedad entre los distritos, en cuanto a cómo funcionan sus servicios, es decir la capacidad administrativa y física; y,

-         finalmente, su universo poblacional vinculado tanto al crecimiento en servicios y obras por ejecutarse, como en la composición a lograrse está de acuerdo a los niveles y expectativas sociales. Este último requisito tiene un mayor peso en relación a la formación de los distritos electorales.

De acuerdo a los factores mencionados será posible establecer hasta de seis zonas en Lima Metropolitana:

Zona 1 Norte: Ancón, Santa Rosa, Carabayllo, Puente Piedra, Independencia, San Martín de Porras y los Olivos.

(algunos de los distritos de esta zona pasarían a formar parte del Callao, caso de San Martín de Porras, en razón a la proyección económica a dicho puerto y a los servicios que le brinda).

Zona 2 Centro Este: San Juan de Lurigancho, Lurigancho (Chosica), Chaclacayo, Ate-Vitarte, Cieneguilla.

(algunos de estos distritos deberían pasar a formar la futura Región Central)

Zona 3 Lima-Central: Cercado (habrá de crear enéste territorio como distrito), Rímac, Breña, Jesús María, Lince, La Victoria, Santa Anita, el Agustino y San Luis.

Zona 4 Costa Verde: San Miguel, Magdalena, Pueblo Libre, San Isidro, Miraflores, Barranco, Chorrillos, Surquillo, San Borja, Surco y la Molina.

Zona 5 Sur Popular: San Juan de Miraflores, Villa María y Villa El Salvador.

Zona 6 Sur Balnearios: Lurín, Pachacamac, Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, Santa María del Mar y Pucusana.

– De la Gestión Distrital

Se organizará de acuerdo a los actuales concejos distritales señaladas en la Ley de Des-centralización; las que disponga la Ley de creación del Gobierno Metropolitano;.y, de los reajustes en el número de concejos que se incluirán de la Ley de creación del Gobierno Metropolitano. Sus autoridades serán elegidas por voto universal, siguiendo las disposiciones legales correspondientes.

En suma, la creación de un gobierno metropolitano y municipal resultaría ser una de las primeras tareas para iniciar y establecer un válido proceso descentralizador; no podemos mantener in-tocado el núcleo del centralismo, el proceso anterior fracasó, entre otras razones porque no delimitó el área de Lima Metropolitana,  el Callao y las provincias del departamento de Lima.

Del Financiamiento.

El proceso des-centralista debe definir el financiamiento, en el marco de una nueva política de ingresos a nivel nacional, considerando como premisa base que éstos deben corresponder directamente a los ámbitos descentralizados donde se producen, trátese del impuesto General a las Ventas, Selectivo al Consumo y a la Renta.

Sin embargo, dadas las condiciones en el cobro de los impuestos que significativamente se efectúa en Lima Metropolitana, es necesario corregir las desproporciones – por el cobro mencionado – dirigida: a cubrir los gastos del Gobierno Metropolitano de Lima; debe crearse el Fondo Nacional para atender los gastos pertenecientes al Gobierno Central (definiendo ingresos nacionales centrales de los descentralizados); y los destinados al Fondo de Compensación para su redistribución entre los diversos gobiernos descentralizados.

En el caso de Lima Metropolitana su financiamiento recibiría los tributos que le corresponde por su alcance regional y además por ser Concejo Provincial. Ingresos que en su conjunto serán para cubrir los gastos de servicios públicos, básicamente dedicados a la educación, a la salud y al saneamiento.

CONCLUSIONES

De mantenerse in-tocado el núcleo centralista de Lima Metropolitana, prácticamente no se producirían cambios en el proceso mismo del des-centralismo. De allí que la creación del Gobierno Metropolitano y Municipal resulta ser no sólo una de más importante tarea para iniciar y establecer un válido proceso descentralizador en el Perú, sino de la reforma  organizativa del Estado..

Es significativo para el país y la organización del Estado que el Gobierno Metropolitano de Lima al asumir también las funciones de gobierno regional, su accionar está en relación directa al Proceso de Regionalización y tendrán la administración y ejecución de los servicios públicos en su territorio. Esto obligará a que los Ministerios se dediquen a sus funciones normativas, planeadoras, supervisoras y evaluadoras.

El Gobierno Metropolitano y Municipal de Lima no sólo afirma una independencia administrativa con relación al Gobierno Central, sino en el mediano plazo deberá pasar de ser el centro económico más importante del Perú, para llegar a funcionar como la capital administrativa de la República.

Una parte de las actividades económicas pasarían al puerto del Callao, sin perder su carácter de Provincia Constitucional, por lo tanto habrá de tener un solo gobierno en su territorio, ello coadyuvaría a definir que como Gobierno Municipal Provincial formé parte o no de un gobierno regional. 

Desde antes del año 2000 realice el primer estudio, el mismo que ha sido publicado como los: «Avances y Retrocesos de la Descentralización en el Perú Republicano. Perspectivas de su Desarrollo Político, Económico y de Organización de los Gobiernos Locales y Regionales» (págs 194 a 203)

A lo que se sumó el editado el 2007 en: »Hacia la Reforma de la Estructura Organizativa del Estado Peruano …» y » Temas sobre la Problemática Organización del Estado …» en 2009.

SITUACIÓN ADICIONAL

 A pesar de reconocerse que el municipio provincial de Lima tendrá que implementar su funcionamiento al igual que un Gobierno Regional, ninguno de los últimos Alcaldes Provinciales no han tenido la intención asumir la responsabilidad de convertirse en Gobierno Metropolitano y Regional. Su accionar sólo ha sido efectuar obras públicas, olvidando también los trabajos de unicidad administrativa con los concejos distritales. No avizoraron la organización del nuevo gobierno para Lima Metropolitana, .

 Lo difícil de la prestación de los servicios públicos se lo dejaron al Gobierno Central y los Ministerios, con ello han acentuado el Centralismo, y como ya hemos manifestado, mientras en Lima no empiece a funcionar en una nueva dimensión de ser  Gobierno Metropolitano, el descentralismo no avanzaría con pasos seguros.

 ¿O es que las autoridades pasadas del Municipio Provincial de Lima ignoran este reto, como fue el caso del ex Alcalde Castañeda?. Este último no se la jugó, dejando a una significante parte de la ciudadanía sin conocer que había de por medio realizar tamaña acción organizativa de gobierno. Tanto las autoridades, como de los medios de comunicación no han informado a la ciudadanía limeña que Lima merecía cambios, no podía quedar como  un municipio provincial más.

 Coadyuvante a este hecho, el tópico geopolítico de Lima Metropolitana requiere  de discusión y debates por su alto crecimiento poblacional y la correlación   de no llegar a cubrir los servicios públicos, casos del agua y de la luz, para todos, ni de evaluar la creación de ciudades satélites sea en el «norte chico y sur chico», y a la vez poner en acción a los Gobiernos Regionales,  preferentemente de los fronterizos que, en todos los casos tienen puertos capaces de ser implementados a favor del comercio exterior.

  El desacelerar el aparato de gran ciudad de Lima para que en el mediano plazo, se convierta en la capital administrativa del Perú; comenzando por  desplazar los servicios comerciales, financieros y técnicos, así como las industrias y el embarque y desembarque de las mercaderías de exportación e importación, considerando la modernización de los puertos, ello motivará albergar a la población hacía dos polos de desarrollo. en ciudades como Huacho y Cañete, así como en dirección a otros ámbitos regionales.

 Nota: Este punto »Situación Adicional» está incluido en la edición de «Temas Sobre la Problemática de la Organización del Estado y del Perú» publicado en el año 2009.

Los Municipios y El Gobierno Metropolitano De Lima - Parte 2.doc Los Municipios y El Gobierno Metropolitano De Lima – Parte 2.doc
103 kb   Ver   Descargar

Deja un comentario