LOS CIEN DÍAS DEL GOBIERNO DE ALAN GARCÍA:

                                                  Apuntes para una reflexión: Luis Ayala Huamaní

A los cien días del gobierno del APRA, No hay visos de cambio, el slogan de su campaña fue:  ALAN EL CAMBIO RESPONSABLE.  De ese cambio responsable sólo fue un cliché para confundirnos y con su Sierra Exportadora embriagarnos, embriagarnos para mientras tanto el doctor Alan García, precipitado viajó a EE. UU. para pedirle a Bush, que presione al congreso norteamericano a aprobar el TLC.  Durante su campaña, ofreció revisarla, pero por debajo de la mesa negoció. En la víspera del término del gobierno del Alejandro Toledo, EL APRA, UN, ACCION POPULAR, SOMOS PERU, y todos los otros aprobaron el TLC, un TLC parásito, todo en beneficio de EE.UU.

   A estas alturas se hace evidencia, que ninguna de sus promesas ha cumplido, su programa de gobierno si es que existe ha girado a una dirección contraria a los interes del pueblo peruano, se hace evidencia, que durante la campaña negoció con los grupos de poder, corruptos, aquella casta criolla, la vieja oligarquía, minera, agroexportadora, corrupta saquea el país y permite saquear a empresas transnacionales, con la bendición de Cipriani, con el aval del gobierno y los políticos tradicionales que viven eternos de la mamadera del Estado, en desmedro de las clases sociales en extrema pobreza.

   El gobierno de Alan García, ha tocado a las ONG, porque manejan fondos de donaciones para proyectos de desarrollo, está tocando que de todo el dinero que envían los peruanos del extranjero más de  tres mil millones de dólares al año, con el cuento de brindarles seguro arrancarle 9 dólares mensuales por cada peruano, que se encuentra fuera del país. (de los que se llevaron la riqueza nuestra, los peruanos tienen que devolver parte de ello, pero a costa de sacrificio, de mucho trabajo, y del sufrimiento que significa alejarse de la familia).

   Como en el pueblo ya no hay casi dinero circulante, ya no saben de dónde captar fondos. Del cambio responsable, no queda nada, el pueblo se debate en mayor desocupación, mayor entreguismo al capital global, vía CHile y Brasil. pidiendo a gritos mayor inversión para el Perú, dizque, para generar mayor trabajo.

   La pregunta es si la inversión extranjera produce desarrollo para el pueblo peruano o produce mayor pobreza, teniendo en cuenta que el Perú un país rico, dueña de tanta riqueza, un país exportador de capitales, su pueblo siga siendo cada vez más pobre, y unos cuantos grupos se llenan de riqueza e incapaces de desarrollar proyectos de desarrollo nacional, como lo hace Chile, Brasil, Argentina, Venezuela por no citar ootros ejemplos, gente inepta acostumbrada a la vida fácil, de los préstamos del Banco Mundial, o del FMi, que finalmente lo cargan al pueblo el pago de estas deudas, sin ser éste, beneficiario.

   Alan García negoció con Toledo, con Fujimori, con Chile, con Brasil, con Bush, para que todo este orden corrupto de saqueo de nuestras riquezas continuen así. y para adelantarse y hacer frente a las protestas y luchas del pueblo, que indudablemente a este paso se harán sentir, pide a gritos pena de muerte a terroristas, el terrorista blanco pediendo pena de muerte.

   Al pueblo peruano a esa parte sana del 48% y las 15 regiones donde perdió el APRA, nos toca, la toma de conciencia, unirnos bajo una sola consigna que es la defensa de nuestros sagrados interes de país de nación, no permitamos más que políticos y partidos tradicionales, sigan entregando nuestra riqueza, mientras la prostitución crece así como crece el negocio de hostales, con la consiguiente destrucción de hogares; crece el pandillaje de jóvenes, jóvenes llenos de energía, hábiles, de hogares con familias destruidas, no encuentran trabajo, no encuentran forma de estudiar, lo único que les queda al menos es refugiarse en las bandas de pandillas. Es urgente un cambio en la Educación, porque la que existe ya es obsoleta. mejor atención de los servicios de salud. La TV. basura debe ser eliminada, para dar lugar a programas educativos. científicos, culturales, que fortalezcan nuestra identidad de pueblo.

   Hay mucho que decir, Apuntes para una reflexión, tocará temas muy profundos, álgidos de nuestra realidad en su rol orientador y liderar el cambio que el país realmente espera. 

Deja un comentario