Invasión Yankee al Perú…

—– Mensaje reenviado —–
De: Abel CASTILLO DUARTE <prensagtech@gmail.com>
CONGRESO DEL PERÚ APOYA AL TERRORISMO
SE AVECINA INVASIÓN MILITAR YANKEE AL PERÚ
Hola a todos:
Dos temas se tratan en este mensaje: por una parte, el apoyo del Congreso del Perú al terrorismo en Venezuela, y, por otra, las informaciones de los planes de ingreso de 3,200 militares yankees que han estado en Irak y en Afganistán a territorio peruano, supuestamente para hacer frente al terrorismo.
Sobre el primer tema, transcribo el artículo de José Suárez Danós publicado en la web altermundista europea Rebelión.  Sobre el segundo tema nos alerta el compañero Gerald Lebrun, de quien transcribo el análisis que hace de estas noticias, que transcribo después de su análisis.
Saludos:
Wilder Sánchez
24.2.2015
El Congreso del Perú debe explicar extraños vínculos con el terrorismo
Cuando aún no se cumplía un año de los luctuosos hechos de violencia que en el 2014 desarrolló la organización terrorista «Voluntad Popular» en Venezuela, el 12 del presente mes el gobierno de ese país desarticuló un nuevo plan del mismo tipo que la organización iba a poner en ejecución en Febrero 2015 -de carácter mucho más demencial-.
Es de recordar que entre Febrero y Abril 2014 esa organización desarrolló en todo el territorio venezolano actos de terrorismo -«guarimbas»- contra el gobierno y la ciudadanía de ese país, ocasionando en tan sólo 35 días la muerte de 43 personas -una de nacionalidad chilena-, 876 heridos, y destrucción de propiedad pública y privada por valor de 7 millones de dólares.
Las investigaciones realizadas por las autoridades venezolanas llegaron a determinar que la autoría y dirección de esos hechos correspondió a los ciudadanos venezolanos Leopoldo López y María Corina Machado, auspiciados por el gobierno de los EE.UU.
Estos dirigentes terroristas presentan un copioso pasado de violencia política en el que destaca su activa participación en el 2002 en el intento fallido por derrocar al ex presidente constitucional Hugo Chávez, con el mismo patrocinio de Washington.
Los hechos violentos llevados a cabo en esa tentativa, también contaron con un lamentable saldo de muertos, heridos, y destrucción de propiedad pública y privada.
Desde Abril 2014 los señalados dirigentes terroristas se hallan encausados por la justicia venezolana a consecuencia de los hechos violentos que lideraron ese año, encontrándose uno de ellos -Leopoldo López- encarcelado con mandato de detención definitiva.
No obstante lo que a muchos peruanos extraña -entre ellos a éste autor – es que desde el año 2013 el Congreso del Perú hubiere estado manteniendo contactos oficiales públicamente con los dirigentes de esa organización terrorista -Leopoldo López- (1).
Más asombró que en Marzo 2014 el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso del Perú -Martín Belaúnde- recibiera con alfombra roja y honores a María Corina Machado, lugarteniente de la organización que en el momento venía sitiando Venezuela con actos de terror que buscaban intimidar a su gobierno y a la ciudadanía de ese país (2).
Y más aún sorprendió que en la misma fecha, el congresista Belaúnde viajara a Venezuela acompañando a la subversiva Machado para ofrecer «el respaldo del Perú» a la organización que buscaba hacerse del poder en Venezuela mediante hechos cruentos(3)(4).
Y en el colmo de la extrañeza que a su retorno a Lima, esa «comisión» empezara a presionar al también indefinido presidente Ollanta Humala, para que «condene internacionalmente» al gobierno constitucional de Venezuela -el mundo al revés-.
El plan recientemente frustrado y desarticulado -Febrero 2015- que los implicados llamaron «El Golpe Azul», tenía como propósito asesinar al mandatario venezolano -Maduro- y derrocar su gobierno a través de acciones terroristas de mucho mayor alcance.
Las investigaciones que ha adelantado hasta el momento la inteligencia de ese país, han sido difundidas a la opinión pública internacional por el presidente de la Asamblea Legislativa venezolana, Diosdado Cabello.
Ellas señalan como autores del nuevo plan terrorista a los ciudadanos venezolanos Julio Borges -actual diputado nacional-, Antonio Ledezma -Alcalde en Caracas- y María Corina Machado -reincidente-, siendo nuevamente el gobierno de EE.UU. el promotor.
Los terroristas ya detenidos inculpan al diputado Julio Borges de ser quien en el plan estableció los «objetivos tácticos» (once blancos urbanos) a ser bombardeados en Caracas por un avión militar, «reforzando» el terrorismo que se desarrollaría en las calles.
El bombardeo previsto sobre edificios estatales -rodeados de viviendas urbanas- pretendía a la vez, arrasar las instalaciones de la Televisora Internacional «Telesur TV» asesinando a sus 800 periodistas y destruyendo sus trasmisores (5).
Partiendo del concepto que todo terrorismo es abominable, entonces nos preguntamos:
-¿Por qué el Congreso del Perú condena a la organización fanática «Sendero Luminoso» y extrañamente sin embargo, respalda oficialmente a una organización terrorista foránea del mismo tipo?
-En criterio del Congreso del Perú, ¿qué hace «buena» a la organización terrorista venezolana «Voluntad Popular» y sus líderes, cuando tan igual que «Sendero Luminoso», emplea los mismos métodos terroristas para imponer su opuesta ideología de ultra derecha?
-¿Qué estimula al Congreso del Perú a auspiciar a una organización terrorista que agravia a un país de la región -Venezuela-UNASUR-, con el cual por mandato constitucional se debe estrechar lazos que promuevan a la integración regional?
-¿Por qué el congresista Martín Belaúnde llama «demócratas» a los cabecillas terroristas venezolanos Leopoldo López y María Corina Machado?
-¿Se podría denominar de igual manera a los líderes senderistas Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre?; de ser negativo, ¿por qué no a éstos y por qué si a los otros?
-¿Por qué el Congreso del Perú no ha investigado a la «gran prensa» peruana que en Febrero 2014 manipulaba con sus medios a la ciudadanía peruana orientándola a creer que el terrorismo que se desarrollaba en Venezuela era «bueno»?
-¿Se interpeló al propietario de esa «concentración de medios» para que explique las razones de su sospechosa apología del terrorismo?
Esperamos que el Congreso del Perú proporcione respuestas a las interrogantes que ha planteado su extraño accionar y pueda aclarar cuál es su posición frente al terrorismo.
Está por demás suponer que en adelante no se intente dar «buena» imagen a los «paladines» terroristas del «Golpe Azul», y menos aún, que la Comisión de Relaciones Exteriores pretenda viajar nuevamente a Venezuela a proporcionar «el respaldo del Perú» a «terroristas demócratas», que probablemente asesinarían a ciudadanos peruanos residentes en ese país .
Y toda vez que esa «comisión» pareciere no tener labor que desarrollar, tal vez podríamos sugerirle una tarea de su competencia: fiscalizar por lo menos, cuántas Notas Diplomáticas ha cursado hasta la fecha el gobierno del Perú al de Chile, exigiéndole la devolución inmediata del territorio patrio usurpado -Tacna-.
¿Que hay sorpresas? ¡Claro que sí! Son entendibles en esta etapa de «indefiniciones».
Notas:
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
Amenaza militar directa de EEUU contra la resistencia popular frente al extractivismo. ‏
Gerald LEBRUN
El gobierno estadunidense tomó la decisión de incrementar su presencia militar en el Perú de 125 a 3200 efectivos.  Oficialmente, para luchar contra el terrorismo del sendero luminoso, después que, al parecer, un soldado norteamericano fue herido en enfrentamiento el pasado 13 de febrero. Así expresado, eso no tiene sentido, es obvio que la meta de este despliegue militar es otra, actualmente numerosos proyectos de saqueo de los recursos naturales del país, tanto petroleros como mineros, permanecen estancados por la resistencia popular. La presencia militar estadunidense destinada a apoyar al ejército peruano en su lucha «contra los subversivos» huele feo, es un atentado directo a la soberanía nacional y una amenaza directa para los que se oponen al saqueo de los recursos naturales del país y a la política entreguista del gobierno de Ollanta Humala.
24/2/2015
lucha contra el terrorismo
Domingo 22 de febrero del 2015 – 16:03

EEUU destina 3,200 soldados a Perú para lucha contra el terrorismo

 Debido a los constantes enfrentamientos de las fuerzas peruanas con Sendero Luminoso, las autoridades han solicitado apoyo militar de Estados Unidos.

EEUU destina 3,200 soldados a Perú para lucha contra el terrorismo

Estados Unidos ofrece apoyo militar a Perú. (Foto: Voz Ciudadana)
WashingtonEstados Unidos informó que incrementará el contingente militar en Perúde 125 a 3,200 soldados, destinados para mejorar la lucha conjunta con los marinos peruanos contra los insurgentes y narcotraficantes.
La operación cuenta con la aprobación de del Congreso norteamericano y está previsto que los soldados desembarquen el 1 de setiembre.
Los enfrentamientos entre las fuerzas del orden contra el grupo terrorista Sendero Luminoso han obligado a las autoridades a solicitar por lo menos 2.500 agentes para redoblar la presencia militar en las zonas menos accesibles.
El investigador Miguel Santillana se manifestó en contra de esta iniciativa estadounidense porque las verdaderas intenciones sería conservar su presencia militar en Sudamérica.
Fuente: Actualidad RT.
Medios ocultan presencia militar de EEUU en Perú (AUDIO)
Publicado 23 febrero, 2015 en Internacionales
Prensa Web/Andreína Ramos
Medios ocultan presencia militar de EEUU en Perú
Medios ocultan presencia militar de EEUU en Perú
Estados Unidos incrementó su presencia militar en Perú a 3. 200 soldados y los medios de circulación nacional ocultan esta información, así lo informó para La Radio del Sur, el director de la revista Nuestra Bandera, del Centro de Estudios Marxistas José Carlos Mariátegui en el país, Gustavo Espinoza.
Durante el programa Rebelados, Espinoza expresó: «hasta el momento las autoridades peruanas no han dado ninguna versión sobre el tema y menos los medios de comunicación. Pero si es cierto que los militares estadounidenses estarán en el país».
Indicó que está previsto que los marines desembarquen el 1 de septiembre, «el aumento de la presencia militar yanqui en el país latinoamericano es parte de la estrategia de ocupación regional de Washington».
«EEUU está preparando una intervención militar a gran escala, con el propósito de desbaratar la resistencia de los pueblos a la lucha contra el dominio imperialista. Además está consciente que en América Latina está creciendo la demanda de los pueblos en defensa de su soberanía, por la protección de sus recursos básicos, por la recuperación plena de la independencia nacional, por los derechos de la poblaciones originarias en defensa de la biodiversidad», explicó Espinoza.
En ese sentido, agregó que a la nación peruana vendrán como asesores militares de EEUU efectivos que han estado en Irak y Afganistán. «Los militares estadounidenses vendrán al país con armamento sofisticado, con preparación especial, además tienen experiencia de guerra, ellos vienen a la nación peruana con el propósito de intimidar y doblegar al pueblo».
El director de la revista Nuestra Bandera aseveró que la presencia militar de EEUU en Perú es el inicio de una agresión continental. «La idea de EEUU es trasladar el foco de operaciones militares que hoy se centra en el Medio Oriente, hacia nuestros continente, ya que lo que busca es proteger los intereses de los grande monopolios y las grandes empresas imperialistas ante la acción de pueblos y gobiernos que buscan recuperar las riquezas básicas, proteger la soberanía de los Estados, promover la aplicación de la independencia plena en el contexto de la lucha por la lucha del Bicentenario de nuestros continente», dijo.
Alertó que si los pueblos no se oponen ante este caso, la presencia militar estadounidense podrá extenderse a otros países de América Latina. «La presencia de 3.200 soldados en suelo peruano traerá graves consecuencias para los pueblos de Latinoamérica».
Escuche al director de la revista Nuestra Bandera, del Centro de estudios marxistas José Carlos Mariátegui en Perú, Gustavo Espinoza

«¿Por qué EE.UU. envía tropas a Perú?»

Publicado: 24 feb 2015 17:43 GMT | Última actualización: 24 feb 2015 17:43 GMT

REUTERS/Lucas Jackson
La reciente autorización que ha concedido Perú a la entrada en el país de miles de soldados estadounidenses con el pretexto de luchar contra el narcotráfico, es una expresión de la estrategia continental de dominación de EE.UU., opina un autor del portal Rebelión.
La agresividad imperialista de EE.UU. contra los países de América Latina se manifiesta de manera constante, denuncia Gustavo Espinoza M. en su artículo publicado por el portal Rebelión. En Perú, actualmente se concreta el autorizado ingreso de unos 4.000 soldados de EE.UU. bajo el pretexto de «combatir el narcotráfico y el terrorismo».
Según la información del autor, dos contingentes militares de EE.UU. llegaron a Perú el 1 y el 15 de febrero, integrados por 58 y 67 soldados respectivamente. Ambos permanecerán en el país sudamericano hasta febrero del 2016 y su objetivo consiste en «entrenar a los institutos armados peruanos en el cumplimiento de operaciones especiales».
«Probablemente, Afganistán o Irak, han acrecentado tanto el bagaje militar del Ejército yanqui, que considera su deber compartirlo con sus hermanos latinoamericanos con la idea de extender hasta aquí prisiones clandestinas como las de Bagdad o Guantánamo, en las que la tortura y la muerte constituyen el pan del día», denuncia Espinoza.
No obstante, estos efectivos no se comparan con el próximo desembarco de 3.200 soldados, que »por el armamento que usan, la experiencia que tienen y la preparación que poseen constituirá un verdadero Ejército de ocupación», advierte el autor.
Contestando a la pregunta sobre el porqué del despliegue de esta vasta acción militar por EE.UU., Espinoza señala que en América Latina «arrecia la lucha antiimperialista» que se expresa en «demandas concretas» como el «respeto a la independencia de nuestros países, la vigencia plena de la soberanía nacional, la recuperación de las riquezas básicas y protección de la biodiversidad». 
A los pueblos del continente les «corresponde actuar con la firmeza y la consecuencia requerida, en una circunstancia en la que está de por medio la supervivencia del continente, agredido por la barbarie imperialista», concluye el autor.

Deja un comentario