In Memoriam a Chávez.

Del Libro «Contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas»
Rosa Del Carpio

Fragmento Para los combatientes al volver al hogar

Detrás de la puerta
Descansa tu morral
Y tu fusil cargado de esperanzas
La Palabra necesaria
Rosa Del Carpio

 Para tener la palabra necesaria
Háblame con tus palabras
De las que yo conozco
Repite por ejemplo Patria
Y junto al tuyo crecerá mi dolor
Deletréame diariamente esa palabra
En el tibio anuncio del pan
Y en la claridad del agua
Dime como enderezar sus letras
Y hacer mástiles de fe
Para levantar banderas
Igual que tu corazón
Crecerá mi corazón
Y cuando haya visto la manera
De hacerla vertical
Te pediré todavía
Que sigas repitiéndola
Para que entre todas las palabras
Sea la palabra necesaria

  Chávez, Comandante de los pueblos soberanos (Mar 2013)
Capitán EP Eloy Villacrez

El presente In memorian  hacia el soldado Chávez, lo hago presentando mi  saludo reverente  a seis pasos de distancia y con la espada en el mentón,   a nombre de los soldados del Perú, que una vez vivimos con Velasco un proceso revolucionario que transformó nuestro modo de vida,  del mismo modo Chávez transformó el modo de vida de Venezuela.

Para resumir el legado del soldado Chávez hacia su pueblo, volveré a referir una anécdota que viví muy cercanamente y hace una radiografía de lo que sucedió en Venezuela con el advenimiento de la Revolución Bolivariana.

En 1976, un grupo de oficiales del Ejército, nos sublevamos contra la traición a Velasco  del felón Morales Bermúdez y su recua de generales,  fuimos neutralizados y tuvimos que partir al exilio, Venezuela con su tradición de amparo nos recibió, el método de comunicaciones desde Caracas hacia Lima, para mantener la resistencia, lejos de «soplones» de la felonía,  lo instituimos por medio de los apartados postales de esa época, que se alquilaban sólo con un numero. Día por medio acudíamos al apartado para recoger las comunicaciones y responder en el mismo lugar lo que era urgente. En cada oportunidad que estábamos en el correo y nos veían escribir nuestras comunicaciones,  se acercaba normalmente alguna persona normalmente  joven y pedía que le leyéramos su carta,  luego nos pedía que le escribiéramos con lo que ellos nos decían. Permanecíamos en el correo haciendo esta tarea durante horas, sentía una tristeza profunda al ver ese atraso en un país inmensamente rico, ese espectáculo de ver el drama de un analfabeto, no lo había visto al menos en Lima. Como soldado habíamos enseñado a leer a miles en  los cuarteles en las áreas rurales.

En 1998 al 2000, estuve nuevamente al amparo de Venezuela, en la Corporación  de los militares llamada AIMARTI (Aire, Mar y Tierra), trabajé como asesor político, pude apreciar el esfuerzo y dedicación de Chávez, como el motor de la gran idea de hacer una revolución, donde jamás haya analfabetos, ni hambre ni explotación, avanzó a pasos agigantados y eliminó el analfabetismo, los pobres podía vivir en casas y tener un pan, ser respetados y tener acceso a la educación.

Volví esporádicamente en alguna oportunidad a Caracas en este siglo XXI y comprobé que alcanzar la dignidad del pueblo es el mayor reto para los soldados y el único camino es hacer una revolución.

Mi Comandante Chávez, lo que no pudieron hacer los poderes económicos de las corporaciones, ni las potencias imperiales, ni los retardatarios de Caracas, lo consiguió el cáncer, Usted como creyente, cuando se encuentre con el altísimo, le dirá que como soldado cumplió su deber, al haber luchado para dar la felicidad a su pueblo y eliminar las injusticias sociales. Dios lo comprenderá.

Mi Comandante, Usted ahora al ser inmortal es paradigmático y epónimo, para todos los que luchamos por una sociedad mejor.

Siempre estará  Usted presente en la lista de diana de los pueblos.

Viva Chávez y la Revolución Bolivariana

 

Deja un comentario