Haya de la Torre un político respetable, Alan García un audaz politequero

DIFUNDA Y NO SE LO GUARDE.

Alfredo García Bonilla
Fondo para el Desarrollo de Proyectos, INDOAGRO
RUC: 2049 2431 461Cel. (m) 9 4505 5067  RPM #87 0867 / Cel. (c) RPC  98748 0182

INDOAGRO, es una institución privada que desarrolla capacitación en: Cursos Talleres, Conferencias Magistrales y publicaciones técnicas para el sector agrario. Organiza y gestiona el Saneamiento Físico Legal y Formalización de la Propiedad Agraria. Gestiona financiamiento para proyectos ante la cooperación nacional e internacional de Plan de Negocios y Proyectos Inversión Pública.

Este es el delincuente que quiere otro mandato, solo en Perú puede pasar este atrevimiento………….…….

LOS MIRAGE DE ALAN GARCÍA.

VÍCTOR ALVARADO (TOMADO DE LA RAZON)


 

FBT quiso potenciar capacidad disuasiva de FAP, luego de vivir experiencias de «Falso Paquisha» y la participación peruana en la Guerra de las Malvinas.

Desde 1970 en que el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, jefaturado por el general EP Juan Velasco Alvarado, potenció la capacidad disuasiva de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) con la adquisición de 38 aviones cazabombarderos MiG y Sukhoi, tuvieron que pasar 12 años para que el segundo gobierno constitucional de Fernando Belaunde Terry, electo luego de que Francisco Morales Bermúdez resolvió retornar el poder a los civiles, procediera en el año 1982 a fortalecer aún más el poder de esta arma mediante la adquisición de 26 modernos aviones «Mirage 2000».

La iniciativa no era casual ni demagógica ni menos un gasto inútil, porque FBT un año antes de este segundo gobierno suyo, más precisamente a fines de enero de 1981 vivió la experiencia del Falso Paquisha, en la que tropas ecuatorianas invadieron territorio amazónico peruano, y el Perú se vio obligado a desalojarlos mediante el valeroso concurso de los comandos del Ejército y de bombardeos de la FAP, y esto a criterio de Belaunde podría repetirse en mayor escala, y no se equivocó, porque años después habría otra invasión mayor en la misma zona de frontera.

En aquella ocasión, los invasores establecieron varios puestos militares en la Cordillera del Cóndor y ocuparon tres PV (Puesto de Vigilancia peruanos), que había sido abandonado por el Ejército en 1978. Astutamente, bautizaron al puesto invasor de avanzada como Paquisha, que era el mismo nombre de un puesto que tenía al otro de la frontera, en territorio ecuatoriano.

Pero no contaban con que serían descubiertos el 22 de enero de 1981 por el mayor EP Rubén Polanco Pacheco que piloteaba un helicóptero desartillado de la Aviación del Ejército y realizaba una misión de abastecimiento.

Belaunde, visionariamente, preveía que en el futuro podría producirse una concertación entre las fuerzas chilenas y ecuatorianas para atacar al Perú con fines anexionistas de nuestro territorio. Y no estaba equivocado, porque los servicios de inteligencia habían detectado la intensificación de carreras armamentistas en los dos países, de manera particular en Chile, donde el dictador Augusto Pinochet, robustecido con el derrocamiento de Velasco, afinaba planes para atacar al Perú.

A este hecho, hubo que añadir la ocurrencia de la Guerra de las Malvinas, iniciada el 2 de abril del año 1982, en el que el Perú, en una gesta de solidaridad latinoamericanista apoyó con el concurso de 10 Mirage, de una dotación comprada por el gobierno de Velasco, mientras que la cúpula político-militar chilena extendió su apoyo a los invasores ingleses.

SE HACE LA COMPRA

La compra dispuesta por FBT consistió en 26 aviones Mirage 2000, sin armamento, valorizados en 300 millones de dólares, fue concretada en el Convenio Júpiter I, suscrito el 11 de octubre de 1982, por el cual las empresas Dassault, SNECMA y Thomson se comprometían a fabricarlos por el valor de 4,564 millones de francos franceses. Pero, luego, debido a una serie de variables económicas, los fabricantes urgieron un reajuste, lo que dio lugar al nuevo convenio Júpiter II y al aumento del precio a 4,960 millones de francos suizos.

El mandatario no llegaría a ver los 26 aviones «Mirage» porque sus entregas serían hechas en el primer año de mandato del siguiente gobernante y este resultó ser nada menos que Alan García Pérez, electo e instalado en el cargo el 28 de julio de 1985.

Belaunde jamás imaginó que la compra sería virtualmente saboteada por su sucesor, porque García apenas juramentó el cargo anunció que se trataba de una compra excesiva que su gobierno en una demostración de vocación pacifista iba a devolver 14 del total de 26 «Mirage 2000», en común acuerdo con los fabricantes.

De los dichos pasó a los hechos que los concretó en nuevo Convenio Júpiter III, por el cual el Perú terminaba adquiriendo solo 12 «Mirage» y un simulador al precio de 32 millones 833 mil dólares cada uno, un precio superior al consignado en los anteriores convenios.

García no contaba con que pronto se sabría que estaba en conversaciones con el marroquí Abdel Rahman El Assir, famoso traficante internacional de armas, al que conoció en junio de 1985, antes de ser presidente, por intermedio del expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez. Más aún, había hecho dos viajes con él e incluso lo invitó a la transmisión del mando presidencial.

Más aún, en un viaje a El Cairo, cuando ya era presidente, hizo desviar intempestivamente la ruta para hacer una escala en Luxor, mientras viajaba acompañado de Allan Wagner y el fallecido Héctor Delgado Parker, para sostener un encuentro con El Assir, quedando los restantes en la nave. Más adelante, un general de la FAP contó que García le solicitó que diera toda la información a El Assir.

La versión más extendida es que en esta aparente operación de aprovechamiento ilícito,
 el Perú perdió 25 millones de dólares por cada avión devuelto.

La investigación más completa sobre esta turbia operación la hizo el ex senador, ya fallecido, Carlos Malpica Silva Santisteban y publicado en su libro «Pájaros de alto vuelo», en la que reproduce un testimonio del ex diputado aprista Carlos Roca, en el que este cuenta haber sido testigo de una conversación entre Carlos Andres Pérez y García, en la que el primero le dijo al segundo: «No cometas el error del viejo Haya que llegó a viejo y tuvo que humillarse pidiendo dinero, que no te pase lo mismo».

García le habría preguntado: «¿Y de cuánto se trata?» Su interlocutor le respondió: «Por lo menos 10 millones de dólares por avion». (Mañana: «Pinochet aprovecha las ventajas del derrocamiento y muerte de Velasco, y se arma hasta los dientes para agredir a sus vecinos»).

 

  
Subject: Re: [Prom57_MDDN_CAEN] FW: ALAN: CORRUPTO DE SACO Y CORBATA 

Quien soy yo para desmentir o poner en duda lo que dice el maestro del indicado, acaso debo dudar de un maestro. 
No hay peor ciego que el que no quiere ver. 
Cuando cambiaremos realmente, que tendra que suceder 
Aunque existe otro relato del la vida del susodicho, escrito por un de sus compeñeros antiguos, seria bueno reenviarlo. 
Hasta la vista babys 

Enviado desde mi BlackBerry de Claro.


SEÑORES,

ME LLEGÓ ESTE CORREO. Y CREO QUE QUIEN ESCRIBE ESTA NOTA, CONOCE BIEN O MEJOR LOS ANDARES DE NUESTRO EX-PRESIDENTE, SIN MAYORES COMENTARIOS, LO REENVÍO, POR EL BIEN DEL PERÚ Y DE LOS PERUANOS QUE AÚN QUIEREN A SU PATRIA, PARA QUE, ADVERTIDOS, SEPAN A QUIEN ELEGIRÁN EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES.


SI CONSIDERAN RELEVANTE ESTE ARTÍCULO, RE-ENVÍENLO A SUS CONTACTOS A TRAVÉS DE LOS DIFERENTES MEDIOS SOCIALES… 


  
CORRUPTO DE SACO Y CORBATA
Escrito por el Profesor de Primaria Jimmy Calla colana

¿Cómo fue Alan García en los años 70?
Por recomendación de Haya de la Torre, Alan García, fue a estudiar a Francia, y fue el típico latino que cuando después de cantar, pasaba el sombrero en París (o en Madrid) para poder subsistir. Cuando empezó en la política vivía en una austera casa alquilada en Miraflores.
En esa época, 1977 Alan García tenía una economía muy pobretona, decía haberse recibido de abogado en la UNMSM, título que nunca lo mostró, es cuando se asocia con César Vega Vega y trabaja en una oficina en el Jr. Carabaya 1180, es allí donde hace sus primeros escritos sobre demanda de alimentos, embargos, y también tuvieron clientes acusados de narcotráfico. Manejaba un CITROEN regalado, el viejo volvo que tenía lo remató al dueño de una factoría. En 1978 es elegido Constituyente y se muda a San Borja, en la calle Tintoretto, luego a un piso o departamento en la Av. Pardo de Miraflores, donde celebró el triunfo presidencial de 1985.
  

En la campaña electoral de 1985, muchas empresas colaboraron con él recibiendo donaciones que hasta hoy no se han hecho los informes balances, ni en el partido ni en el Comité Ejecutivo Nacional, ni en la Comisión de Campaña, ahí, él se hizo rico. Mucho más rico lo hizo la corrupción de su primer quinquenio. El dólar MUC engordó su riqueza mal habida. El Instituto de Comercio Exterior y todas las malversaciones, también la empresa ENCI, un poco más. Zanatti, y sus comisiones de varios millones. Vittorio de Ferrari, otros tantos. Los Rodríguez Banda fueron la cereza en torta. Fue tan pudiente García que pudo vivir nueve años en el exilio sin tener un solo trabajo conocido. Tan opulento que se compró una casa en París y otra en Bogotá, aparte de la casa de playa y la de Chacarilla en Lima.
Aquella cuenta hallada con cuatro milloncitos de dólares, a nombre de Agustín Mantilla, fue sólo una pizca pista. Los millones misteriosamente obtenidos de quien no pudo imitar a Haya de la Torre resultan inexplicables. Se necesitaría un pequeño ejército de peritos contables, auditores muy bien dotados, expertos en tercerías bancarias y depósitos offshore para empezar a desenredar tamaña telaraña y sobre todo decisión política.

¿Cuáles fueron los primeros indicios de corrupción?
El 17 de agosto de 1985 el diario El Peruano publicó que el flamante presidente del Perú declaraba que tenía como propiedad sólo su casa de la calle Trinidad, en Chacarilla del Estanque y un reloj. Alan García además, afirmaba que durante su gobierno la única renta o ingreso que recibiría sería «la que se me asigne como Presidente Constitucional de la República del Perú». Al tercer año la prensa informa de su casa de verano, en el exclusivo balneario de Naplo, adquirida en abril de 1986; y las irregularidades existentes en la adquisición de su casa de Chacarilla, hecha en junio de 1985, cuando ya era presidente electo.

En 1991 una investigación descubrió indicios de enriquecimiento indebido. García se amparó en la prescripción para no responder a las denuncias en su contra por desbalance patrimonial. Asilado luego en Colombia en 1992, establece su residencia y en Paris, Francia adquiere un departamento en un barrio exclusivo valorado según Caretas en un millón y medio de dólares, el lujoso apartamento en la Rue de la Faisanderie. Como se sabe, esta propiedad figura a nombre de una sociedad denominada FIDES.
Cómo pudo mantener a su familia durante 10 años de exilio y viajar tanto por Colombia y París. García nunca explicó cómo hizo para pagar su lujoso departamento parisino de Un Millón de Euros, casi Un Millón y medio de Dólares, o de cinco millones de soles con un sueldo de 10 mil soles mensuales.
¿Sabe usted donde vive Alan García?
Su casa de Alan García, mide 2500 metros cuadrados, está ubicada en la única calle hacia el cerro, con cimiento de piedra granito no tan común en la zona, Calle la Cumbre 135 en las Casuarinas, una zona muy alta. En este lugar solo viven los ricos y famosos. Las casas aquí miden mínimo 1000 metros cuadrados. Para poder llegar a esa casa, no es fácil, es la única casa que tiene una pista única, exclusiva para la residencia, hay una caseta de seguridad privada de vigilancia a la izquierda, con 4 hombres de confianza del mismo Alan García, y que se rotan para cuidar la casa, cada uno percibe un sueldo de 750 soles mensuales, más bonificaciones por las noches y horas extras, llegan a sacar un promedio de 1200 soles al mes, hay una oficina especial al lado derecho para los coordinadores y allegados de la seguridad, en total suman unas 6 a 7 personas. Hay una cochera especial para los ilustres invitados, generalmente aquellos empresarios que quieren invertir en el Perú y están prestos en adelantar su diezmo, algunas persona han señalado que él estaría cobrando 15% de cada obra, o sea el quinciesto. También tiene un departamento amoblado en Francia valorado en 1.5 millones de dólares, maneja un BMW de 165 mil dólares y vive en la zona residencial más costosa de Lima.

¿Cuál fue su estrategia para impedir que lo investiguen?
Alan García es el típico funcionario de cuello y corbata que apela a subterfugios jurídicos y cuando no a Dios para evadir a la justicia, él ha sabido moverse desde su primer gobierno, infiltrando no solo en el Poder Judicial, el Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Jurado Nacional de Elecciones, RENIEC, medios de comunicación (RPP, CANAL 2, 4, 5, 7, 9, 10, 11, 13, sino que también se ha dado el lujo de infiltrar en el mismo gobierno, Qali Warma y el Partido Nacionalista Peruano, que dirige Ollanta-Nadine.
Alan García nunca ha sido investigado, apeló siempre a la impunidad de la prescripción, esa fue y ha sido su táctica, en ella siempre se cobijó, ahora él vive como un regente, como millonario de vida superabundante, con bellas mujeres y lujos voluptuosos.

¿Qué diferencia existe entre Haya y García?
Alan García, es amante empedernido del dinero mal habido y todo lo ve negocio, es un logrero, calculador egocentrista, lo primero para él es Alan García, lo segundo es él y por último sigue siendo él, y muy horondo él lo dice en las reuniones sociales que él hace, es individualista hasta el tuétano, no tiene amigos, los poco que tenía los ha sacrificado con ese caminar porcino, ha estado detrás de bienes materiales y de una vida ampulosa a diferencia de Haya de la Torre que vivió en una casa que no era suya, fue prestada, dentro de la humildad que lo caracterizaba, se dedicaba a la formación de nuevos cuadros con los que se reunía en un día especial en la casa de Vitarte de Villa Mercedes, se dedicó también a la creación intelectual y proyección social del partido.
 
En cambio García, sus pocos libros que tiene los ha mandado a escribir con otras personas, pagando por cada hoja, le gusta lo veleidoso, los buenos licores, tragos preparados, tiene su propio barman o bartenders salido de la USIL, le gusta la buena comida, el caviar por mayor y fresco, las mujeres de alcurnia y abolengo; aunque cercanos a él dicen que también es moderno y que hace fastuosas fiestas romanas, por lo que algunos vecinos de la parte baja muestran su molestia, por el ruido lejano que se escucha. Dicen que tiene seis dormitorios, siete baños adornados eróticamente con cristales, oro y plata, un walking closet del tamaño de un departamento de Mivivienda. 
Mientras tanto la casa o Villa Mercedes de Víctor Raúl Haya de la Torre, era la casa que estaba al servicio del partido, y no a la vida promiscua, era amplia, tenía una inmensa biblioteca, una antesala, la sala de reuniones, su dormitorio muy humilde. Estaba en un lugar muy popular, el histórico distrito de Vitarte.


Alan García sigue paseándose por Lima con un Mercedes Benz (BOS 339) de 165 mil dólares, que supuestamente es de propiedad de la Universidad San Martín, pero eso no quiere decir que es su testaferro del Rector de dicha Universidad, José Antonio Chang Escobedo. Por eso ataca la nueva Ley Universitaria, de Chavista, cuida sus intereses personales, pero le llega la noche.

Víctor Raúl, el Maestro para poder salir a los famosos coloquios en la casa del pueblo era llevado y traído, por sus propios compañeros que tenían movilidad propia y pugnaban en traerlo de Vitarte hasta la Avenida Alfonso Ugarte. Sus amigos que fueron políticos como él, jamás entraron o utilizaron la política para sucios negocios, viven con humildad o murieron en pobreza.

Al ex-presidente de la república ALAN GARCÍAa quien no se le conoce trabajo alguno desde que apareció hace más de 20 años en la política, se da el lujo de alquilar una «modesta» mansión en los altos de Las Casuarinas al módico precio de US$ 4,500 dólares americanos mensuales. Apenas representa algo así como 120 mil soles anuales. Poquito para un presidente que jura ser «honrado» y llevar una menesterosa vida «austera» luego de haber contaminado su gobierno por los peores escándalos de corrupción de los últimos tiempos y tener un compinche que se apropiado ilícitamente de la USMP, José Antonio Chang Escobedo, dueño, con otros, de la librería Crisol, de una línea aérea de servicio doméstico y de un club de fútbol con plata pero sin hinchada y que obliga a los alumnos de la UPSM para que compren entradas y vayan a hacer barra a un equipo ficticio.
Victor Raúl Haya de la Torre, no tuvo parentela o familia, su familia fue el partido, sus compañeros fueron desde los dirigentes nacionales hasta el cocinero y mozo del comedor de la Casa del Pueblo, a todos respetaba horizontalmente, jamás impuso el respeto, él se lo ganó limpiamente con trabajo, lágrimas, sangre y ejemplo, jamás nadie osó insultarlo.
 
Víctor Raúl Haya de la Torre, con la vejez encima, llegaba a la casa del Pueblo, prefería almorzar en el Comedor del Pueblo, y de paso verificaba el menú del día, a pesar de las múltiples invitaciones que recibía.
Alan García almuerza caviar fresco y en abundancia, en los mejores restaurantes privados de San Isidro, no conoce el comedor popular de su partido.

García, fue un empedernido promiscuo con serios problemas personales entre sus mismos compañeros, en más de una ciudad de provincias, tuvo una inconducta infraterna con los compañeros y sus compañeras.
 
Se separó de Pilar Nores. La señora Nores, la que «a-gachas» aceptó públicamente el adulterio de su infiel esposo, ella se ha quedado, con la casa de Chacarilla.

Y García ha alquilado una residencia para mirar desde el balcón los avatares de la política. Cuando decimos balcón es que somos literales. Porque su casa, comprensiblemente custodiada, está en la calle La Cumbre, número 135, Urbanización Las Casuarinas, y se halla en lo alto de una ladera. Es un búnker espléndido de unos 2,500 metros cuadrados con una vista casi aérea y se asienta sobre un bloque sólido de piedra granito labrada.

¿Cómo hace el expresidente de un país donde el 30% de sus habitantes vive en la pobreza para llevar una vida de lujos? 
Esta es la pregunta referida al patrimonio de Alan García Pérez que concitó la atención de la prensa, a nivel mundial.

El expresidente Alan García se ha convertido, de pronto, en un «jorguín» económico, en un embaucador de la predicción, en un «papagayo» al que hay que seguir como simples mortales, es decir, el pueblo peruano, deben seguir sin cuestionar.
http:


Deja un comentario