Gobierno chileno en el Perú quiere parasitar nuestro gas con desparpajo…

Gobierno chileno en el Perú exige parasitar nuestro gas con desparpajo

Publicado el 15 Julio 2014

  

Categoría: Gas y Energía
Eleodoro Mayorga Jimena Jara
Por Rocío Ferrel
Chile mandó al Perú a su ministra de Energía Jimena Jara a exigir el gas peruano de Camisea con pretextos de emergencia y similares y felicitó a sus cipayos peruanos por haber avanzado en el gasoducto sur, que puede dar gas a Chile.
Usan términos eufemísticos, como «interconexión energética» o «integración energética», que traducido quiere decir parasitación por Chile del gas peruano que los chilenos no tienen.
Hablan también de «emergencia». En caso de emergencia a nosotros no nos interesa lo que pase con Chile. Ese país ya robó bastante del Perú y debe comprar lo que necesite de otros países. En caso de emergencia, el Perú solo tendrá que recurrir a lo que tiene, gas y petróleo. Este cuento de la emergencia es otro término que llega dentro de un vocabulario de dominación diseñado por Chile y absorbido con gusto por serviles peruanos.
Así llega la ministra chilena por órdenes de Bachelet, quien ha diseñado sus medidas «inmediatas». Quiere que sus sirvientes actúen de inmediato, con o sin coima por medio, pues el norte chileno necesita energía, en especial Codelco, empresa cuyas ganancias subvencionan el desenfrenado armamentismo de Chile contra el Perú.
Pese a la proclamación del latrocinio del triángulo de Tacna por parte de Chile, el servil gobierno peruano presta oídos a las exigencias chilenas. Así se prestan traidoramente a servir a los intereses chilenos antes que a los peruanos.
En realidad en ninguna parte del mundo existe integración ni interconexión de emergencia de un país que tiene limitados recursos energéticos, como el Perú, con otro que no los tiene, como Chile. De allí la insistencia de Chile en disfrazar discursos que impone a los lacayos peruanos con el objetivo de conseguir gas.
Chile no tiene gas y no lo quiere comprar del exterior por dos razones. Una, porque mediante la corrupción busca conseguirlo del Perú a precios menores que los del mercado. Dos, porque saben que si obtienen gas peruano debilitan el futuro energético del Perú y atentan contra nuestro desarrollo.
En ningún caso el Perú debe exportar gas a ningún país, porque nuestras reservas no alcanzan ni para 20 años y además nuestra producción petrolera no satisface el mercado nacional, tenemos que importar un suplemento.
Países que se permiten exportar son por ejemplo Venezuela y Rusia, porque ambos tienen reservas probadas de gas y petróleo para más de 200 años incluyendo exportación. Eso no tiene el Perú y tenemos que guardar nuestros hidrocarburos para nuestro desarrollo. 
Esto no tiene nada de izquierda ni derecha, se trata de anteponer los intereses del Perú a los ajenos y velar por nuestro futuro, como bien lo advirtió el Colegio de Ingenieros del Perú.
No se debe vender gas a nadie, ni en forma directa ni con el pretexto de su transformación en energía. 
No tenemos por qué quemar nuestro gas para servir intereses de otros países.
Nótese que la ministra trata de «intercambio» de normas legales, que no es otra cosa que la absorción por parte del gobierno peruano de lo que los estudios jurídicos chilenos preparan con desenfreno y quieren imponer en el Perú, así como han impuesto la normatividad de las AFP y una serie de normas para cuya producción y argumentación no se dan abasto los estudios jurídicos nacionales.
Así, servilmente vemos tanto viaje a Chile de funcionarios peruanos, pagados con nuestros impuestos, que van a recibir de Chile las normas que a Chile conviene. Eso también fue absorbido por la Cancillería peruana, que promulgó la Ley de Bases favoreciendo a Chile, para que después reclame el triángulo de Tacna.
Recordemos siempre que el Perú no necesita nada de Chile. Chile sí necesita del Perú y lo que necesita lo quiere a precio vil y para ello no escatimará en corromper y usar a sus sirvientes instalados en la prensa prochilena que vive de la publicidad de las empresas chilenas o cuyos dueños tienen relación directa con intereses chilenos.
Para ampliar nuestras fronteras comerciales, culturales o científicas tampoco necesitamos de Chile, país atrasado. Debemos buscar lazos con Argentina, Brasil y los países desarrollados.
Sobre esta materia informa así  ayer Andina, agencia estatal que se presta a difundir el discurso chileno:
MEM: Es factible interconexión eléctrica con Chile para casos de emergencia
Funcionarios de Perú y Chile analizan temas energéticos
19:25. Lima, jul. 14. El titular del Ministerio de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga, informó hoy que si bien entre Perú y Chile no hay estacionalidad complementaria en materia de generación eléctrica, hay posibilidades de interconexión binacional para hacer frente a crisis temporales u otorgar más confiabilidad al sistema.
«Se trata de la interconexión de sistemas principales para que uno provea de energía al otro para hacer frente a casos de emergencia. Perú ya tiene esta interconexión con otros países limítrofes como Ecuador y Bolivia y avanza en ese sentido con Colombia», puntualizó.
Mayorga dio estas declaraciones al inaugurar hoy la III Reunión del Grupo de Trabajo sobre temas energéticos Perú – Chile, que se realiza en Lima con la participación de una delegación de funcionarios y especialistas de ambos países.
Asimismo, enfatizó que en esta III reunión se abordará el tema de la interconexión de los sistemas principales, la infraestructura necesaria con ese objetivo y el intercambio de información sobre la normatividad para la interconexión eléctrica.
Al respecto, recordó que el Perú dispone de recursos de gas que son orientados prioritariamente al mercado interno, tratando de maximizar su valor agregado, y también posee recursos renovables muy importantes.
Recordó que el costo de la energía en el Perú es uno de los más bajos en la región y, desde el punto de vista técnico, la interconexión es posible.
«Es importante trabajar en este tema con una visión de mediano y largo plazo», acotó.
Explicó que el Perú ha emprendido importantes proyectos como la modernización de la refinería de Talara y la construcción del Gasoducto Sur Peruano que tienen un horizonte de realización para el 2018 o 2019.
También destacó el proceso de promoción de las inversiones privadas para 1,200 megavatios (MW) de centrales hidroeléctricas que estarán listas a partir del 2020.
«Con estos proyectos esperamos mejorar nuestra posición y dar soporte al crecimiento de nuestra economía», subrayó Mayorga tras señalar que hacia el final de la década se espera llegar a un punto en que la producción exceda la demanda de energía en el Perú.
Por su parte, la subsecretaria de Energía de Chile, Jimena Jara, quien encabeza la delegación de su país, dijo que el nuevo gobierno de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llegó con la promesa de implementar 56 medidas inmediatas, entre ellas la elaboración de una agenda energética que fue presentada en mayo pasado.
Detalló que la mencionada agenda contiene una hoja de ruta con medidas concretas para avanzar hacia un desarrollo energético confiable, sustentable, inclusivo y a precios razonables.
Jara felicitó al Perú, en su calidad de país coordinador, por los avances logrados y especialmente por la definición de una hoja de ruta que más allá del diagnóstico insta a dar pasos concretos en este esfuerzo de integración energética.
(FIN) RRP/AQR
Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *