En el Día del Trabajo, desde la nostalgia peleadora de Túpac Amaru.

Apuntes para una Reflexión…Luis Ayala Huamaní.

Han pasado muchos lustros..desde que los españoles inrrumpieron en Abdalaya, cuando se encontraba en apogeo el Imperio teocrático de los Inkas, que extendía su poder sobre lo que hoy llamamos Perú, Bolivia y Ecuador, abarcaba parte de Colombia y de Chile y llagaba hasta el norte de Argentina y la selva brasileña. La confederación aztecas había conquistado un alto nivel de eficacia en el valle de México y en Yucatán y Centroamérica la civilización espléndida persistía en los pueblos herederos, organizados para el trabajo y para la guerra. Estas sociedades han dejado numerosos testimonios de su grandeza, a pesar de su largo tiempo de devastación, monumentos levantados con mayor sabiduría que las pirámides egipcias, eficaces creaciones técnicas para la pelea contra la naturaleza, objetos de arte que delatan un invicto talento…

En el museo de Lima puede verse centenares de cráneos que fueron objeto de trepanaciones y curaciones con placas de oro y plata por parte de los cirujanos inkas…Los Mayas habías sido grandes astrónomos habían medido el tiempo y el espacio con precisión asombrosa y habían descubierto el valor de la cifra cero antes que ningún otro pueblo en la historia

La invasión rompió las bases de nuestras civilizaciones. Peores consecuencias que la sangre y el fuego que la guerra tuvo la implatanción de una economía minera. Las minas exigían grandes desplazamientos de población y desarticulaban las unidades agrícolas comunitarias, no sólo extinguían vidas innumerables a través del trabajo forzado, sino que además indirectamente, abatían el sistema colectivo de cultivos. Los indios eran conducidos a los socavones, sometidos a la servidumbre de los encomenderos y obligados a entregar por nada las tierras que obligatoriamente dejaban o descuidaban.

En la costa del pacífico, los españoles destruyeron o dejaron extinguir los enormes cultivos de maíz, yuca, frijoles, pallares, maní, papa dulce, el desierto devoró rápidamente grandes extensiones de tierra que habían recibido vida de la red inkaika de irrigación. Cinco siglos después de la invasión sólo quedan rocas y matorrales, en el lugar de la mayoría de los caminos que unían el imperio.

Aunque las gigantescas obras públicas de los Inkas fueron, en su mayor parte, borradas por el tiempo o por la mano de los usurpadores, restan aún dibujadas en la cordillera de los andes, las interminables terrazas que permitían y todavía permiten cultivar las laderas de las montañas…

Los índigenas eran, el combustible del sistema productivo colonial que a las minas hispanas fueron arrojados centenares de indios, escultores, arquitectos, ingenieros y astrónomos, confundidos entre la multitud esclava, para realizar un burdo y agotador trabajo de extracción. Para la economía colonial, la habilidad técnica de esos individuos no interesaba. Sólo contaban ellos como trabajadores no calificados. përo no se perdieron todas esquirlas de aquellas culturas rotas. La esperanza del renacimiento de la dignidad perdida alumbraría numerosas sublevaciones indígenas. En 1781 Túpac Amaru puso sitio al Cusco

Este cacique meztizo, descendiente de los emperadores Inkas…encabezó el movimiento misiánico y revolucionario de mayor envergadura, la gran rebelión estalló en la provincia de Tinta, montado en su caballo blanco Túpac Amaru entró en la plaza de Tungasuca y al son de tambores y pututus, anunció que había condenado a la horca al corregidor real Antonio Juan de Arriaga y dispuesto la prohibición de la mita de Potosí, además decretaba también la libertad de los esclavos. Abolió todos los impuestos y el «repartimiento» de mano de obra indígena en todas sus formas.

Túpac Amaru fue entregado, cargado de cadenas, a los realistas. En su calabozo entró el visitador Areche para exigirle, a cambio de promesas, los nombres de los cómplices de la rebelión. Túpac Amaru le contestó con desprecio: «Aquí no hay más cómplice que tú y yo; tú por opresor, y yo por libertador, merecemos la muerte».

Desde esa fecha corrió mucha sangre, hasta la independencia de América con la Batalla de Ayacucho…el Perú republicano…ingresa así sin ningún cambio, porque mientras duraba la guerra de independencia, los criollos se fueron acomodando y adueñándose de las mejores haciendas, de las mejores tierras, tanto en la costa, sierra y selva…Los trabajadores siguieron como tales en base a como se desarrollaba la producción manufacturera y de extracción minera principalmente…

En el siglo XX…se dearrolla una indústria incipiente…nada importante, y asi se desarrolló y se desenvolvió la cada vez más oleadas de provincianos que veían en la capital un lugar de trabajo, progreso y desarrollo, en Vitarte la huelga y la lucha por las ocho horas…de allí las grandes huelgas siempre fueron una constante, en cada gobierno constitucional o dictatorial…hasta que llegamos a finales de este siglo e inicios del siglo XXI, con los derechos laborales ganados y finalmente conculcados…con una cada vez mayor desocupación, desde los despidos masivos del gobierno de Fujimori, que fue nefasta a la clase trabajadora…los gobiernos del Apra del Dr. Alan García Pérez como presidente de la República, no resolvió nada, de sus promesas electorales nada ha cumplido…por el contrario con sus decretos y leyes ha criminalizado la creciente protesta por el descontento y los bajos salarios…en vez de resolver los problemas sociales, enfrenta con muertes, que ya van mucho bajo su haber…por el contrario se hunde en una notoria y cada vez profunda corrupción…

A la clase trabajadora de los pocos que quedan les toca afianzar más, elevar los niveles de lucha, en respuesta de la cada vez más represión de parte del gobierno y las empresas privadas, respaldadas por el gobierno…¡¡¡Viva el Dia de los Trabajadores del Perú y el Mundo…!!!

1 comentario en «En el Día del Trabajo, desde la nostalgia peleadora de Túpac Amaru.»

  1. A bookmark to your webpage was provided by Themelis Cuiper’s SocialGarden Biz videos : internetbusiness & smo – you are doing an excellent job as he provides a bookmark to you. 😉

Deja un comentario