EMPRESAS ESTRATEGICAS:

                      Fundamentos para una Economía Nacionalista:

   Hay empresas que por su naturaleza no pueden ser micro ni mini, y estas son las industrias militares y las relaciondas con la defensa. Clauwsewitz, el gran teórico alemán dijo una verdad enorme: “NO DEBEN DE ENTRAR EN GUERRA LOS PAISES QUE CARECEN DE INDUSTRIA MILITAR”.

   Esto significa que empresas como la Telefónica, Edelnor, El Gas, etc. es decir La telecomunicación, la energía eléctrica, las fuentes de energía, los combustibles, deben de regresar a la dirección y a la administración directa del Estado.

   Para evitar que se den los vicios del gobierno del Apra, en el cual el portero y el conserje de Petroperú ganaban más que un diputado o senador, debe fijarse una escala única de sueldos del sector público, lo cual tampoco es novedad, porque ese tema está en debate. El asunto es que la clase política tradicional, no quiere una regulación de este tipo porque su aspiración es precisamente asumir poder para usufructuar este tipo de sueldos.

   En el sector privado la política empresarial debe de ser clara: con la empresa extranjera, no hay nada de que discutir; obedecen las órdenes o se van del país.

   Los empresarios nacionales se dividen en dos sectores bien definidos:

A. Los que están por una política nacionalista, de defensa de la producción nacional, del capital nacional, de la soberanía nacional y por lo tanto son empresarios nacionalistas. A este tipo de empresarios todo el apoyo, para que crezcan y se tenían una planta de producción, que tengan 10.

B. Los empresarios nacionles, enemigos del nacionalismo, reepresentantes del capital y de los intereses extranjeros que se oponen a una defensa de la producción nacional y se oponen a la soberanía. Esos son enemigos y hay que darles el trato de tales.

   El mayor apoyo debe ser a las empresas que por su naturaleza tengan un carácter estratégico, dentro de los planes geopolíticos establecidos.

Deja un comentario