El secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo.

Sutep Trujillo
05:18 (hace 7 horas)

para bcc: suteptrujillo

 

De: ALFONSO CALDERON OTOYA <saratoga_1915@hotmail.com>

Fecha: 13 de junio de 2013 13:05
Asunto: El secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo

El secreto de uno de los mejores sistemas educativos del mundo

Laura Plitt

BBC Mundo

 

 Jueves, 13 de junio de 2013
Niños en una escuela de Finlandia

Los niños en Finlandia empiezan la escuela a los 7 años, mucho más tarde que en la mayoría de los países del mundo.

No son los que más invierten en educación (menos del 7% del PIB), ni los que imponen la mayor carga horaria a los niños en las escuelas (608 horas lectivas en primaria en comparación con 875 de España, por ejemplo).

Tampoco se inclinan por dar cantidades excesivas de tarea para la casa; y, a la hora de evaluar formalmente el éxito del proceso de aprendizaje, un par de exámenes nacionales cuando los jóvenes dejan la escuela, a los 18 años, les basta.

Entonces, ¿cómo es posible que los alumnos finlandeses siempre ocupen los primeros puestos en las listas internacionales que evalúan los niveles educativos?

Mientras en América Latina las protestas estudiantiles -más recientemente las de Chile y Colombia- ocurren con frecuencia, Finlandia parece haber encontrado un modelo -de educación gratuita de principio a fin y donde las escuelas privadas casi no existen- que tiene a los maestros y a los estudiantes contentos por igual.

clicLea: América Latina tiene mala nota en educación

El orgullo de ser maestro

La educación a grandes rasgos

Clase en Finlandia

  • Idea básica: igualdad de oportunidades.
  • Los niños empiezan la escuela a los 7 años.
  • Casi todas las escuelas son públicas (el número de escuelas privadas es ínfimo).
  • Toda la educación es gratuita (desde el preescolar hasta la universidad)
  • La comida y los materiales de estudiotambién son gratuitos.
  • Durante los primeros seis años de primaria es elmismo maestro para casi todas las asignaturas.
  • Jornada escolar: de 8.30 – 9 a 15 hs., con media hora de almuerzo.
  • Exámenes nacionales cuando los alumnos tienen 18 años
  • Promedio de alumnos por clase: 23.
  • Clases mixtas (mujeres y varones, y diferentes grados de capacidad).
  • Maestros debe tener una maestría para ejercer la docencia.

Son muchos los factores que hacen que la educación en Finlandia sea una de las mejores del mundo, pero uno de los temas clave, según varios expertos consultados por BBC Mundo, es la calidad de los profesores.

«El profesorado tiene un nivel de formación extraordinaria, con una selección previa tan exigente que no se compara con ninguna otra en el mundo», le explica a BBC Mundo Xavier Melgarejo, un psicólogo y psicopedagogo español que empezó a estudiar el sistema educativo en Finlandia hace más de una década.

«Sólo entra en las facultades de educación gente con notas por encima de nueve, nueve y medio sobre diez. Son muy exigentes. Se les hacen pruebas de lectura, sensibilidad artística, de dominio de algún instrumento, de comunicación… Como resultado, las universidades sólo reclutan a un 10% de los estudiantes que se presentan.

Y para ejercer la docencia todos los maestros necesitan hacer una maestría.

La contraparte de esta exigencia es el reconocimiento. No necesariamente en términos económicos, ya que los sueldos de los educadores no presentan grandes diferencias con el resto de Europa (según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OECD, el salario básico de una maestro de primaria es de entre US$29.000 y US$39.000 anuales), sino sociales.

«Los maestros son considerados profesionales académicos y tienen la responsabilidad de desarrollar su trabajo, por eso no se ejerce sobre ellos un control excesivo», le explica a BBC Mundo Anita Lehikoinen, Secretaria Permanente del Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia.

Nurmi«Aquí no es como en otros sitios, no tenemos tantas normas», dice Hilkka-Roosa Nurmi, profesora de idiomas.

«Esta profesión atrae a tanta gente porque ser maestro es un honor en Finlandia. Probablemente sea la profesión más valorada», acota Melgarejo.

«Yo no soñaba con ser profesora, pero ahora me dedico a esta profesión y me gusta mucho», explica Hilkka-Roosa Nurmi, una profesora de español e inglés que tiene experiencia como docente de estas lenguas en su país y en España.

«Aquí no es como en otros sitios, no tenemos tantas normas. Podemos elegir cómo enseñamos. Tenemos más libertad. Pero esto significa también más responsabilidad», dice.

Tú vales lo que sabes

Gasto público en educación, total (% del PIB)

  • Finlandia: 6,8%
  • Suecia: 7,3%
  • Dinamarca: 8,7%
  • Argentina: 6%
  • Cuba: 13,1%
  • Chile: 4,2%
  • México: 5,3%
  • Estados Unidos: 5,4%

Fuente: Banco Mundial 2009

Otra de las razones por las que el sistema finlandés funciona es, en gran medida, porque la escuela es sólo uno de los engranajes del proceso educativo. Las otras variables de peso son la familia y la sociedad -de tradición luterana- donde hay un elevado sentido de la responsabilidad y donde se valora a las personas «por su formación y no por su situación socioeconómica», dice Melgarejo.

Para darnos una idea, «en la cultura luterana uno se salva cuando lee la Biblia, se llega a Dios a través de la palabra escrita». Y aunque hoy día las iglesias no estén muy llenas, el valor de aprender a leer y escribir ha quedado profundamente arraigado en la cultura finlandesa, agrega Melgarejo.

En esto coincide Lehikoinen: «la mayoría de los hogares están suscritos a uno o varios periódicos y ésta es una tradición que luego se pasa a los niños», señala.

Niños en una escuela de FinlandiaEl sentido de la responsabilidad está arraigado en la cultura finlandesa.

Los medios indirectamente también ayudan al aprendizaje de la lectura. «Todos los programas de televisión en lengua original, la mayoría en inglés, están subtitulados y eso impulsa a los niños a aprender a leer y a aumentar la velocidad lectora», señala Melgarejo.

Pero también los finlandeses apuestan por la educación porque saben que como país pequeño, rodeado de vecinos poderosos como Rusia o Suecia y sin un arsenal de recursos naturales a su disposición, la cultura -su dominio en el ámbito del conocimiento- es lo que lo que les da la posibilidad de competir en una economía global.

Y puertas adentro, la excelencia en el nivel educativo se traduce «en un grado importante de cohesión social, que les permite a los finlandeses sentir que son parte de la sociedad, incluso en tiempos de crisis», explica Lehikoinen.

Lecciones para América Latina

«Cuando planteamos grandes reformas educativas, por ejemplo, siempre involucramos a los maestros y a los alumnos, no se trata de órdenes del gobierno que los educadores tienen que acatar, son reformas que hemos preparado juntos»

Anita Lehikoinen, Secretaria Permanente del Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia.

Cuando se dieron a conocer los resultados de la primera evaluación PISA (siglas en inglés del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes de la OECD) en el año 2000, el gobierno se vio inundado de visitas de delegaciones extranjeras que acudían a Finlandia para descubrir los secretos de la maravilla nórdica e implementarlos en sus propios países.

Alemania por ejemplo, azorada por sus resultados mediocres en la prueba, tomó nota del programa finlandés e introdujo reformas en su sistema.

¿Pero qué posibilidad tienen los países de América Latina, donde la educación pública está lejos de ser un orgullo, donde el sueldo de los maestros no está a la altura de sus responsabilidades y donde no existe un estado de bienestar como en algunos países europeos, de implementar un sistema educativo como el de Finlandia?

«No puedes copiar y pegar el sistema entero», le dice a BBC Mundo Andreas Schleicher, responsable de las evaluaciones PISA, «pero puedes ver cómo los finlandeses saben quién es un buen maestro, cómo los reclutan, cómo les asignan las clases o cómo se aseguran de que cada niño se beneficie de lo que le enseñan».

Clase en Finlandia

A los niños no se les da mucha tarea escolar para la casa.

Melgarejo también cree que se pueden importar ciertos elementos, como mejorar la selección de buenos maestros, fomentar las bibliotecas públicas -ampliamente concurridas en Finlandia- y hacer que las familias contribuyan al proceso de escolarización.

Y quizá una lección útil para América Latina sea aprender cómo Finlandia afronta los cambios en el ámbito de la educación.

«Todo se basa en la confianza mutua y en la construcción de un consenso. Cuando planteamos grandes reformas educativas, por ejemplo, siempre involucramos a los maestros y a los alumnos, no se trata de órdenes del gobierno que los educadores tienen que acatar, son reformas que hemos preparado juntos», afirma Lehikoinen.

Después esta descripción de Lehikoinen, Melgarejo y Schleicher, uno podría tender a imaginarse una clase en Finlandia como una situación idílica: un grupo de niños obedientes escuchando embelesados una clase magistral que interrumpen de tanto en tanto con una pregunta inteligente.

Nada más lejos de la realidad. Los niños hacen las mismas travesuras que en cualquier parte del mundo. Incluso, a veces, «cuando hacen las mediciones de educación es una paradoja porque aunque les va muy bien, cuando les preguntan si les gusta la escuela, siempre dicen que no. Quizá eso se deba al espíritu independiente de nuestros niños», concluye Lehikoinen.

«Il Fatto Quotidiano» señala que a «Il Cavaliere» le perjudicaba que le siguieran relacionando con el exlíder libio huído durante la primavera árabe. El portavoz del Pdl desmiente la información

En la rueda de prensa del 23 de diciembre de 2010, Silvio Berlusconino tuvo problemas en declararse abiertamente «amigo» de Gadafi, Mubarak y Ben Alí. Pocos meses después se desatarían las diversas revueltas de la primavera árabe e Italia se habría posicionado en el bando de la ONU respecto a la intervención militar en Libia.

En aquella ocasión, denuncia «Il Fatto Quotidiano», «Il Cavaliere» habría pedido a los servicios secretos italianos, por entonces liderados por Gianni De Gennaro, la petición de «deshacerse» de Muamar El Gadafi. Una revelación que el periódico de Padellaro y Travaglio atribuye a «una fuente diplomática muy cercana a la seguridad estatal», pero que en el entorno de su partido, el Pdl, ha sido tachada de «infame» y «no creíble».

Finalmente, el que fuera primer ministro libio fue asesinado a sangre fría en octubre de 2011 después de que los rebeldes le hubieran encontrado escondido en unas cañerías de hormigón en la zona de Sirte, ciudad donde fue enterrado con su familia tal y como reclamaba su voluntad, «con las ropas que llevaba y mi cuerpo sin lavar».

No es la primera vez que se habla de la intervención de Occidente en la muerte del Rais. Una información publicada hace algunos meses señalaba que un agente de los servicios secretos franceses habría recibido la orden de aniquilar a Gadafi por parte, supuestamente, del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

«Una amistad embarazosa»

Ante esta noticia publicada por «Il Fatto Quotidiano» surge la duda: ¿Por qué Berlusconi habría querido la muerte de su amigo, con quien tantas fiestas habría celebrado tanto en Italia como en Libia?. Según este periódico, el objetivo del líder del Pdl era el de desentenderse de cualquier tipo de relación con el exlíder libio para que esta no perjudicase su tambaleante imagen internacional.

Y el modo más drástico de que se dejase de hablar de la amistad entre «Il Cavaliere» y el opresor libio huído era el de eliminarte definitivamente. Estas tesis fueron ya señaladas por periódicos como «Le Monde», «Il Giornale» y el «Corriere», que hipotizaban sobre un supuesto papel de los servicios de inteligencia de países de la coalición occidental en el asesinato de Gadafi apenas fuera capturado.

OPPENHEIMER: Los primeros 100 días del Papa Francisco

«OPPENHEIMER PRESENTA» No se pierdan el programa «Oppenheimer Presenta», que se transmite todos los domingos a las 9:00 de la noche en CNN en Español.

ANDRÉS OPPENHEIMERAOPPENHEIMER@ELNUEVOHERALD.COM

 Casi 100 días después de la asunción del papa Francisco, el primer papa latinoamericano, no hay dudas de que ha traído un cambio de estilo en el Vaticano con sus cotidianos gestos de humildad. Pero también hay signos de que este cambio puede ser no solo de formas, sino de fondo.

En los últimos días, una filtración periodística de los comentarios de Francisco a un grupo de religiosos visitantes ha conmovido al mundo católico, y nos ofrece la mejor indicación hasta el momento de si – y cómo – el papa argentino se propone producir reformas en la Iglesia.

Esa filtración, publicada en el sitio web de la revista chilena Reflexión y Liberación, una publicación católica progresista, cita a Francisco diciéndole a una delegación de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR) que se está enfrentando con una red de «corrupción» y con un «lobby gay» dentro del Vaticano, que presuntamente se resiste a las reformas.

Sus comentarios realizados durante la audiencia privada con la CLAR el 6 de junio se referían aparentemente a los escándalos financieros y a las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales de sacerdotes pedófilos que han afectado al Vaticano durante los últimos años.

Tal vez más importante aún, Francisco dijo a sus visitantes latinoamericanos que está decidido a reformar la iglesia, aunque advirtió que los cambios serán implementados por una comisión de 8 cardenales que él mismo ha designado.

«La reforma de la Curia Romana es algo que pedimos casi todos los cardenales en las congregaciones previas al Conclave. Yo también la pedí», dijo el papa a sus visitantes, según la revista. «La reforma no la puedo hacer yo…Yo soy muy desorganizado, nunca he sido bueno en esto. Pero los cardenales de la comisión la van a llevar adelante».

La CLAR ha emitido un comunicado diciendo que «lamenta profundamente» la publicación no autorizada de los comentarios del Papa, que según se explicó no fueron grabados ni transcriptos textualmente. Agregó que dirigentes de la CLAR habían escrito una síntesis de lo dicho en la audiencia, para uso interno del grupo.

El Vaticano dijo el martes que no haría comentarios, porque la reunión era una audiencia privada. Se cree que los comentarios del Papa fueron su primera admisión explícita de que hay fuerzas corruptas dentro de la Iglesia.

En una entrevista telefónica desde Chile, el editor de Reflexión y Liberación Jaime Escobar me dijo que los comentarios del Papa son un claro signo de que Francisco se propone cambiar la Iglesia para mejor. Lo hará por medio de la Comisión que designó, y por medio de las inminentes nombramientos, dijo Escobar.

Aunque los medios internacionales se centraron en las referencias a la «corrupción» y al «lobby gay», la parte más importante de lo que dijo el papa es que tiene un mandato de reformas», me dijo Escobar. «Se viene una reforma a la curia».

Pero otros observadores del Vaticano no confían tanto en que la Comisión de cardenales. Argumentan que el líder de la comisión, el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Madariaga, ha sido denunciado por grupos tales la Red de Sobrevivientes de los que sufrieron Abusos por parte de Sacerdotes (SNAP) por haber encubierto o desestimado alegatos de abuso sexual de niños.

Rodríguez Madariaga no es ajeno a las controversias. Se lo ha citado sugiriendo que los judíos influyeron sobre los medios para magnificar los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes —algo de lo que luego se retractó, según el Comité Judío Americano, pero que llevó al afamado profesor de leyes de Harvard Alan Dershowitz a llamarlo «antisemita» en una carta al Miami Herald el 14 de febrero —, y se opuso públicamente al intento de auto-reelección del ex presidente hondureño Manuel Zelaya, apoyado por Venezuela, en 2009.

«Esta comisión es problemática», dice Daniel Álvarez, profesor de Estudios Religiosos en la Universidad Internacional de Florida. «Tres de sus ocho miembros, incluyendo a su coordinador, han sido implicados en el encubrimiento de sacerdotes pedófilos».

Mi opinión: La decisión de Francisco de no vivir en el lujoso departamento palaciego de sus predecesores, sino en un alojamiento más modesto del Vaticano —donde no está rodeado exclusivamente por miembros de la jerarquía eclesiástica— y sus comentarios a la CLAR de que fue elegido con el mandato de reformar la Iglesia son signos esperanzadores. Sugieren que no sólo habrá un cambio de estilo, sino también un cambio de fondo.

Es cierto que sus comentarios sobre el «lobby gay» son más preocupantes, (aunque no sabemos bien en qué contexto lo habría dicho).

Y también hubiera sido mejor que, en vez de derivar las reformas a la comisión de cardenales, Francisco hubiera asumido el liderazgo e esa tarea. Pero mientras tenga en claro que tiene el mandato de reformar la Iglesia —y sus comentarios a la CLAR así lo indican —, hay motivos para ser optimistas.

Deja un comentario