EL ORO DEL CENEPA – PERÚ

Por Raúl Wiener, periodista. Diario La Primera.

EN TIEMPOS DE HUELGA INDÍGENA AMAZûNICA PRESENTAMOS UN INFORME SOBRE LA PENETRACIûN DE EMPRESAS MINERAS EXTRANJERAS EN LA ZONA DE FRONTERA, EN EL ESCENARIO DE LA GUERRA DEL CENEPA DONDE MUCHOS PERUANOS, ENTRE ELLOS NUMEROSOS MIEMBROS DE LAS ETNIAS AWAJUN Y WAMPIS, A LOS QUE ALAN GARCÍA PÉREZ Y SU MAYORÍA PARLAMENTARIA QUIEREN TRATAR COMO INTRUSOS, MURIERON EMPUÒANDO LA BANDERA PERUANA.

Año de 1981: Los peruanos vemos por televisión las imágines de la rápida y contundente victoria de las tropas peruanas en las alturas selváticas del departamento de Amazonas. El punto denominado Falso Paquisha dentro del territorio peruano ha sido recuperado luego de duros combates y el entonces Presidente Belaunde, llega hasta ese lugar para izar la bandera. Pero ese año ocurría otro hecho menos difundido: En plena frontera en una zona conocida como Chinchipe-Nambija, se inician los estudios de antiguas vetas de oro. En marzo de 1987, el presidente García anuncia, como uno de los milagros de su primer gobierno, el descubrimiento de un extraordinario potencial aurífero en la Cordillera del Cóndor, pero dice también que por la sensibilidad del área, el Estado se reserva la zona y no admite denuncios, mientras sobre la cordillera el control permanece en manos del ejército. El territorio investigado correspopndía al nacimiento del río Cenepa y a los territorios tradicionales de la etnia aguaruna.

En 1993, en pleno fujimorato y abiertas las puertas a invertir donde sea, grupos privados empiezan a realizar denuncios en la frontera (la Constitución fujimorista permite a nacionales que exploten recursos del subsuelo dentro de los 50 km, de la línea de frontera y a extranjeros, «en caso de necesidad nacional», establecida mediante decreto supremo). El denuncio más firme y duradero es el que hace Metales y Finanzas SA (Metalfin), empresa del grupo Hochschild. Ese mismo año, al lado ecuatoriano se halló oro en el proyecto Pachicutza del ejército de ese país con la canadiense TX Gold.

Entre enero y marzo de 1995 se incendia la frontera con la llamada guerra del Cenepa, en la que son reclutados numerosos indígenas de la zona como soldados, guías y elementos de apoyo logístico. El conflicto como se sabe, concluye en forma dudosa y por primera vez Ecuador reclama una victoria militar frente a los peruanos. El desenlace, sin embargo, favorece un acuerdo de paz que llega tres años después, con la cesión peruana de un kilómetro cuadrado en Tiwinza. pero en junio de 1995, tres meses después del fin de hostilidades, la empresa Metalfin, anuncia sus planes de explotación minera. Poco después se transforma en Minera Afrodita, representada por Jorge Bedoya Torrico.

LA RESERVA NATURAL Y LA MINERÍA:

A Instancias del Inrena, en 1999 se crea el Parque nacional del Cóndor, que incluye una reserva nacional de 1 millón 642 mil 567 has. Dos años después. Minera Afrodita solicita a Inrena autorización para explotar 39 concesiones en las cabeceras de los río Cenepa y Comaina, pero ese organismo opina que la minería es incompatible con las condiciones naturales del área protegida, por la fragilidad e inestabilidad del ecosistema y asegura que las perforaciones implicarían la destrucción de la cobertura vegetal y daños a la calidad del agua.

Luego de ser rechazada. Minera Afrodita recurre a los Ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores para que avalen sus proyectos. El Plan binacional de desarrollo de fronteras del 2004 indica que se debe promover la inversión minera en la zona de la Cordillera del Cóndor y casi a continuación el Ministerio de Energía y Minas aprueba el inicio de tres de sus proyectos: Campana 1; Comaina 1 y Comaina 2. Ese mismo año se incia una dura controversia con las comunidades. Mientras Inrena y los dirigentes indígenas firman un acta para la creación del Parque Nacional Chigkat Muja-Cordillera del Cóndor, Reserva Tuntanai y la titulación y ampliación de las comunidades del Cenepa y Santiago; Minera Afrodita arranca acciones de extracción informal de oro en complicidad con mineros ecuatorianos.

A lo largo del 2005 se desarrolla un conflicto entre Afrodita, apoyada por el Ministerio de Energía y Minas, e Inrena, secundado por las comunidades. En algún momento, Bedoya Torrico llega a decir que Inrena está trabajando para intereses ecuatorianos, presentando la inversión minera como un soporte patriótico que permitirá producir ingresos para las fuerzas armadas. Finalmemte los Ministerios de Defensa, relaciones Exteriores y Energía y Minas, concuerdan tras varias reuniones con el propietario de Afrodita, al exigir a Inrena opinar favorablemente a la explotación. A comienzos del 2006 le doblan el brazo y logran que apruebe los proyectos. Y en mayo de ese mismo año, la empresa peruana se asocia con la canadiense Goldmarca Limited, la misma que mantiene un contrato vigente con el ejército ecuatoriano al otro lado de la frontera. A fines del 2006 empieza hablarse del inminente recorte de la extensión del Parque Nacional a favor de la actividad minera.

EL ABUSO.

En enero del 2007, se cumple la amenza de recortar el Parque Nacional en 69,829.048 has. En Julio, con el visto bueno de los ministerios de Defensa, Relaciones Exteriores y Minería, se da por aceptado el nuevo metraje, en medio de la protesta de las comunidades. En abril del 2007, se constituye Dorato Perú SAC, subsidiaria de una corporación canadiense que incluye como socios locales a Carlos Ballón Barraza, representante de otros denuncios mineros en la zona del Cenepa y miembro del grupo asesor para minería del Plan de Gobierno del APRA para las elecciones del 2006, dirigido por Abel Salinas.

En agosto del 2007, se recorta también el Parque nacional de Ichigkat Muja en la zona de los denuncios de Ballón que habían pasado a ser propiedad de Dorato. En octubre del 2008, Dorato Perú SAC adquiere 100% acciones de Afrodita y sus 7 concesiones (registradas a su nombre o de Jorge Bedoya Torrico) por cien millones de dólares. Se firma contrato privado simultáneamente a contrato público. El contrato establece que las partes conocen que las concesiones están comprendidas dentro de los 50 Km. de la frontera donde extranjeros no pueden «aquirir ni poseer, por título alguno, directa ni indirectamente, individualmente ni en sociedad, entre otros bienes, minas y tierras bajo pena de perder el beneficio del Estado, el derecho asi adquirido, exepto en caso de necsidad pública expresamente declarada por decreto supremo aprobado por el Concejo de Ministros».

Acuerdan que «en caso que» Dorato perú decida incorporar a capitales extranjeros a su accionariado y contratar con personas naturales o jurídicas extranjeras, haciéndose pasible de la aplicación de la restricción constitucional, quedaría obligada a «realizar o causar que se realicen oportunamente» los trámites para la expedición del decreto supremo aprobado por el Concejo de Ministros. Hasta el presente el Ministerio de energía y Minas no reconoce la situación violatoria del mandato constitucional que representa la presencia de la canadiense Dorato en la frontera peruana, con intereses también en el Ecuador.

54 COMUNIDADES DEFIENDEN SUS DERECHOS:

Los pueblos indígenas que residen en el cenepa, que participaron de la guerra y que confiaron en las leyes e instituciones del país, han rechazado firmemente el pryecto de minería a gran escala que se pretende desarrollar sobre sus territorios y que empieza tomando el control de sus cabeceras de los principales ríos.

Ellos señalan que el efecto de estas inversiones será la destrucción de su sistema de vida y la contaminación de tierras, agua y aire. Denuncian además, no haber sido tomados en cuenta en estas decisiones, lo que significa que los gobiernos han burlado el mandato de la Resolución 169 de la OIT.

En la zona del cenepa residen 54 comunidades de los grupos étnicos Awajun (Aguarunas) y Wampis (Huambisas) que existen a los dos lados de la frontera, son pueblos normalmenmte pacíficos y trabajadores, pero, como se ve en estos días, cuando se molestan son cosa seria…es que peligra su propia existencia como pueblos, eso no le interesa a la voraz ambición de la cúpula alanista que están inmersos en grandes negociados…esa es la verdad, no les importa ya hacer una buena política de gobierno, sólo le interesa llenarse los bolsillos, por eso de moda el faenón, los petroaudios, la corrupción, estan ellos mismos lejos de hacer cumplir las leyes, por el contrario infingen las mismas leyes, cambian o adecuan las leyes a  sus intereses  y a los intereses foráneos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *