DIENTE DE LEON – hierba medicinal.

Originario de Europa, actualmente se extiende prácticamente por todo el mundo. Tanta es la fama de esta planta como estimulante en la producción de orina que en francés su nombre popular es «pissenlit», algo así como «pipí en la cama» y en catalán, su nombre vulgar es «poxallits», que significa «mea camas». 

Ningún texto de botánica menciona el diente de león con anterioridad al siglo XV, y en algunos textos se le cita como diurético y vulnerario. En los últimos años del XIX es tanta su fama que los herbolarios llegan incluso a hablar de taraxoterapia, es decir, curación mediante el diente de león (taraxacum).

Características y Compuestos diente de león

Planta perenne de hasta 40 cm de altura que tiene una raíz bastante gruesa que cuando se corta segrega una leche muy blanca. De ella brotan directamente hojas largas, estrechas y dentadas por lo que parece que no existiera tallo, aunque en realidad lo posee, sólo que muy corto. 

Da unas flores amarillas que se abren todo el tiempo y que al madurar forman un globito blanco que basta un soplo para que se dejen llevar por el aire. Compuestos

De variadísimos y múltiples componentes activos. Entre ellos, beta-caroteno, asparagina, inulina, glucosa, sacarosa y otros azúcares, cumarina, taraxacina, saponinas, alcaloides, tanino, vitamina A, B y C, potasio, etc.

Usos Medicinales Diente de León

Uso interno diente de león

Debido a su variada y particular composición química, esta planta presenta una insuperable cantidad de propiedades medicinales y terapéuticas. Es digestiva, aperitiva, colerética, duirética, depurativa, desintoxicante, antiinflamatoria y laxante, por lo que se utiliza para tratar disfunciones hepáticas y de la vesícula biliar, trastornos renales y urinarios, infección de la vejiga y de la uretra, piedras en el riñón, hepatitis, cirrosis, estreñimiento, edemas, retención de líquidos, obesidad, colesterol, diabetes, hipertensión arterial, gota, reumatismo, anorexia, anemia, problemas de visión, etc. 

Se utiliza principalmente la raíz, aunque en menor medida toda la planta e ideal mente se puede combinar con alcachofera, cardo mariano y achicoria para las disfunciones hepáticas; con hinojo, manzanilla, melisa y jengibre, como digestivo y con cola de caballo, romero y perejil, como depurativo.

Uso externo diente de león

Muy eficaz para depurar las impurezas de la piel, debido a su riqueza en beta caroteno, incluso en mayor proporción que en la zanahoria, por lo que se aconseja hacer lavados con ella en casos de irritaciones cutáneas, eccemas, furúnculos, herpes, acné, psoriasis y otros. 

También en caso de várices y hemorroides, debido a que tiene efectos calmantes y relajantes sobre el sistema circulatorio periférico. Aplicada en forma de emplasto, ayuda a cicatrizar heridas, llagas y moretones.

Naturalmedicina.net

Etiquetas: DieneLeondehierbamedicinal

Deja un comentario