DE VUELTA A CASA…

Apuntes para una reflexión: Luis Angel Ayala Huamaní.
Los caminos de la vida me llevaron a viajar, acompañando al Coro Polifónico «Santísima Cruz del Señor de Torrechayoq» Don Félix Ortiz Mora, tenor, la señora Dora su esposa, 1ra voz, la soprano de colaratura, Noemí Cuba Flores, en la 2da.voz la Sra. Albina Alvarez Marquina…acompañando con un teclado Yamaha 550. Urubamba, conocido como el Valle Sagrado de los Inkas, otrora un valle de gran producción agropecuaria y ganadera, ahora ya los tiempos modernos le alcanzaron, es  ya una ciudad, con una población bulliciosa, llena de mototaxis, mucho comercio, muchos mendigos, gente de otros países, europeos, mucho turismo…el progreso también trae extrema pobreza…lo mejor de las fiestas, la festividad a la Santísima Cruz del Señor de Torrechayoq…acompañado por muchas danzas…cada grupo de danzas un promedio de 40 parejas…con vestimenta nativa y los instrumentos, una mezcla de autóctonos como tambores, la quena quejumbrosa y profunda…se juntan en algunos grupos al acordeón al bombo y acompañan acompasando las vistosa y coreográficas danzas… en la víspera hay un encuentro en competencia entre todas las danzas…y el señor de Torrechayoq es llevado en andas desde temprano y es el Patrón Jurado del encuentro, es una entrega de derroche de fe, baile, devoción, alegría, vestimenta multicolor, elegancia, rememorando el esplendor de nuestro pasado…y naturalmente el coro acompañamos en todas las misas celebradas…el día central, la misa se realizó en la plaza principal de Urubamba, lleno de fieles bajo el azúl cielo de majestuoso sol y nubes blancas…hermoso, indescriptible…
Encontré allí a un santo varón, el médico Mariano Tapia Yupanqui, que con tanta bondad cura a cuanto enfermo de luxaciones, fracturas, llegan a su clínica, con la asistencia de su familia, esposa e hijos…él me ayudó a curarme…desde aquí mi eterna gratitud y bendiciones para su familia…los turistas o alguien que requiera su apoyo, lo encuentran en Urubamba, por la av. prolog, sr. de Torrechayoq, serán muy bien y eficientemente atendidos…ahora ya de regreso a casa, escribo esta nota…en señal de haber recorrido y compartido con todos…los pueblos, las bondades de la vida…

2 comentarios en «DE VUELTA A CASA…»

  1. No puede mentir de esa manera, Mariano Tapia no es médico, estuvo preso por senderista y lo que hace es aprovecharse de la inocencia de algunas personas.

  2. Bien….Mariano Tapia Yupanqui, pudo curarme…y ayuda a mucha gente humilde y me consta porque estuve alli…observé de cerca su trabajo, los médicos del Hospital de Solidaridad del Cusco, me pidieron tres mil soles, para intervenirme quirúrgicamente y tratarme con clavos y tornillos dos fracturas que tuve en el húmero….el médico Mariano Tapia, en forma natural, con emplastos y con férulas artesanales, me curó y en un mes y medio logró que las fracturas se consolidaran…puedo dar fe que de sus bondades se benefician gran parte de la población del valle sagrado de los inkas…

Deja un comentario