De espaldas a la calle, sin respuestas al país.

De Espaldas a la Calle – Sin Respuestas al País
Respuesta del FRENTE AMPLIO al Mensaje a la Nación del Presidente Ollanta Humala
Señor Presidente Ollanta Humala
En su Mensaje a la Nación del pasado 28 de Julio de 2013, usted tuvo la oportunidad de ofrecer al país nuevas respuestas frente a los problemas de fondo que venimos enfrentando en diversos aspectos de la vida nacional.
En el terreno de la economía, usted ha señalado que las medidas tomadas en las semanas pasadas por el Ministerio de Economía y Finanzas para facilitar los grandes proyectos de inversión, son toda la respuesta gubernamental frente a los límites del modelo económico primario exportador y la nueva coyuntura internacional de baja en la demanda y precios de nuestros minerales. Se ha preguntado usted si es que el ciclo de alta demanda y precios internacionales que nos ha favorecido en los últimos años ha llegado a su fin, y se ha respondido que -si esto es así- felizmente tenemos como defendernos.
Pero -más allá de una referencia general a la necesidad de apostar por las ventajas competitivas y no solamente las comparativas (como el tener minerales)- y del anuncio de un Plan Nacional de Industrialización que está en proceso de elaboración, no ha anunciado usted al país cuales serían las grandes orientaciones y las metas de una nueva estrategia general que nos haga menos dependientes de las exportaciones minerales, que nos haga más diversos y más sostenibles. No nos ha dicho nada sobre la restitución de los derechos laborales, la discusión y aprobación de la Ley General de Trabajo, la Ley de Trabajo para las MYPES, mejoras en las pensiones de los jubilados, entre otras cosas.
En el terreno de la política, usted inició su discurso con una referencia a la crisis política generada por la repartija en el Congreso de la República para la elección de los altos cargos del TC, el BCR y la DP, diciendo que hemos demostrado capacidad de aprender de nuestros errores, que hemos aprendido y nos hemos rectificado.
Pero no ha reflexionado usted sobre su propia responsabilidad ni la de su partido en esta lamentable experiencia, ni ha anunciado ninguna reforma para solucionar los problemas de fondo que estamos enfrentando en la elección de estos altos cargos y en el funcionamiento del Congreso de la República y del sistema de partidos.
En el terreno de la reforma del estado, usted se ha centrado en la mayor y mejor cobertura de los programas sociales del Ministerio de Desarrollo y la Inclusión Social, ha insistido en la Ley Servir tal como está, nos ha hablado de reformas en marcha en la educación y la salud, y no ha tenido nada que ofrecer para avanzar en la descentralización ni ampliar la participación.
Pero no ha anunciado usted nada sobre como pasar de la buena focalización para la atención a los más pobres a una perspectiva de universalización en el acceso a los derechos; sobre como afirmar la meritocracia sin inaceptables discriminaciones y afirmando a la vez derechos colectivos a la organización y a la negociación; sobre cómo mejorar la cobertura y calidad de los servicios básicos de educación y salud al mismo tiempo que mejorar las remuneraciones y las condiciones de trabajo del personal que labora en esos sectores; sobre cómo avanzar en la descentralización y afirmar la participación ciudadana.
Respecto a la falta de seguridad ciudadana, principal cuestionamiento a su gestión, Ud. Señor Presidente, no ha precisado la necesidad de que la ciudadanía se convierta en un ente fiscalizador de este servicio público. Y que esta fiscalización debiera hacerse  a través de los municipios, ya que las fuerzas renovadoras al interior de la PNP son débiles y requieren de la participación ciudadana.
En el terreno, del medio ambiente y la cultura, usted apenas nos ha hablado de la exitosa consulta para establecer el Área Regional de Conservación Maykuna, solicitada por las propias poblaciones locales y en torno a la cual no había ningún conflicto.
Pero no ha aclarado las escandalosas presiones a funcionarios del Ministerio de Cultura para que retiren un informe crítico al estudio de impacto ambiental para la expansión de la exploración del Lote 88; no ha mencionado siquiera en que quedan las consultas sobre los grandes proyectos mineros, hidrocarburíferos y energéticos; no ha dicho nada sobre la gestión del agua, la que genera la mayor cantidad de conflictos sociales; nada sobre el fortalecimiento del Ministerio del Ambiente; nada sobre nuevas y mejores respuestas estratégicas frente a la depredación de nuestros recursos naturales y el cambio climático, justamente cuando el 2014 el Perú será sede de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático.
Cuando se cumplen 10 años de la entrega del Informe Final de la Comisión de Verdad y Reconciliación (CVR) y a pesar de ser un tema que usted realzó en su discurso de toma de mando, ahora ha mantenido un silencio inaceptable con relación a las reparaciones para las víctimas del conflicto armado interno y sigue incumpliendo las promesas que se hicieron durante su primer año de gobierno acerca de las mejoras y correcta implementación de los programas de reparaciones, partes del Plan Integral de Reparaciones (PIR), en especial con las reparaciones económicas.
En el terreno de las relaciones internacionales, usted mencionó apenas de pasada a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Unión de Repúblicas Sudamericanas (UNASUR), pero si celebró los avances de la Alianza para el Pacífico, que expresa la permanente subordinación de los países que la integran a la política exterior norteamericana en la región en una perspectiva no de cooperación económica para el bienestar de las mayorías sino de libre comercio para el lucro de las grandes corporaciones.
Pero no ha anunciado nada para el fortalecimiento de la Comunidad Andina de Naciones, para la mejor articulación con el MERCOSUR, para fortalecer el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, para una política de integración regional y global digna, que nos afirme como país que avanza sus intereses nacionales desde una perspectiva digna e independiente.
Señor Presidente Ollanta Humala
Usted ha desperdiciado la oportunidad de ofrecer al país alternativas nuevas, diferentes, a los problemas de fondo que estamos enfrentando. Insistir en el mismo modelo cuando este se agota internamente y desaparecen las condiciones internacionales que hicieron que se sostenga un tiempo, es un gravísimo error que refleja su ya definitiva subordinación a los intereses particulares de las grandes corporaciones. Hacer la política del avestruz frente a la protesta social y la protesta ciudadana contra obvios problemas de exclusión social, de daño al medio ambiente, de desprecio a la opinión de poblaciones locales, y de mal funcionamiento de las instituciones políticas, no es la actitud que el país espera de su Jefe de Estado.
Desde el Frente Amplio, le reclamamos que encare con respuestas nuevas los retos de fondo que el país enfrenta. Desde el Frente Amplio le reclamamos que abra un dialogo nacional, plural y democrático, en torno a los siguientes temas:
·         Una estrategia de crecimiento inclusivo para el bienestar, con énfasis en el aumento de los ingresos reales y la capacidad de consumo de los trabajadores y las mayorías nacionales, con énfasis en el mercado interno para los pequeños y medianos productores nacionales, basada en el uso sostenible de nuestros recursos naturales renovables y no en la exportación de minerales e hidrocarburos, con gas y energías limpias y renovables accesibles para las mayorías.
·         Una reforma constitucional que responda al mal funcionamiento de los partidos políticos y del Congreso de la República, incluyendo el nombramiento de las altas autoridades de la DP, el TC y el BCR, para avanzar hacia un nuevo pacto político democrático entre los peruanos y las peruanas.
·         Una reforma del estado que responda a las demandas ciudadanas por eficiencia y honestidad al mismo tiempo que apuntale derechos y mejore las remuneraciones y condiciones de trabajo de los servidores públicos, mientras se avanza en la descentralización con participación.
·         Una estrategia nacional de protección de nuestra biodiversidad frente a la depredación y frente a los impactos negativos del cambio climático, con énfasis en la protección de nuestra dotación de recursos naturales como bienes comunes para las futuras generaciones y la humanidad en su conjunto.
·         Una estrategia de integración regional y global con independencia y con dignidad, sustentada en relaciones de cooperación económica para el bienestar de las mayorías, afianzando un mundo multipolar con equilibrio de poderes.
Sobre todos estos temas, tenemos respuestas y tenemos propuestas. Sobre todos estos temas, queremos aportar al debate nacional en busca de nuevas alternativas. Convoque usted a un diálogo nacional plural y democrático sobre estos temas. Ahí estaremos con nuestros análisis y nuestras propuestas. Mientras usted no lo haga, mientras usted siga ignorando los reclamos de cambio de las mayorías que lo eligieron Presidente de la República con promesas hoy traicionadas, nosotros seguiremos respaldando las acciones de protesta de las organizaciones sociales y de los colectivos ciudadanos que a lo largo y ancho del país, no están encontrando otra manera de hacerse escuchar.
Lima, 10 de Agosto de 2013

FUERZA CIUDADANA

           Comisión Nacional de Organización

         Av. La Colmena 179, Cercado de Lima

Deja un comentario