Compatriotas gracias.

Compatriotas gracias:

Capitán Ej. Pe. Eloy Villacrez
Se cerró la primera vuelta del proceso electoral  para elegir al Presidente y Congresistas del Perú (2016), los resultados son conocidos, la única novedad de importancia es que la mayoría de votos fueron abstenciones, blancos y viciados, nadie trata ese tema, tendrán sus razones.
El objeto de esta carta es AGRADECER a los casi 40 mil compatriotas que tomaron la decisión de marcar mi número en la cartilla de votación de DEMOCRACIA DIRECTA (Gregorio Santos), para el Parlamento Andino, yo había manifestado en fecha anterior, que no tenía confianza en procesos de esa índole y por lo tanto no pensaba postular para cargo alguno, en medio de todo primó la lógica de mis compañeros de la Asociación patriótica por la recuperación de Arica y Tarapacá-ASPRATA, en el sentido que ese organismo daba tribuna para expresar internacionalmente los derechos del Perú  sobre Arica y Tarapacá, teniendo en ese organismo internacional (Grupo Andino), a  países testigos como era principalmente Bolivia y también Chile que se encuentra en calidad  de  observador. Esa alternativa hizo variar la pre-decisión de no postular, ante la expectativa de neutralizar el cerco mediático que nos han impuesto los grupos de poder económico y su prensa, por el temor a perder sus negocios.     
Un acto electoral marca la dirección que seguirá el País durante un lustro, por lo tanto debería ser confiable y seria, todos sabemos que no es así; las elecciones son realmente una rueda de marketing político con sermones de hipocresía, mentira y farsa, estamos convencidos que los valores occidentales y cristianos de sinceridad, servicio a las mayorías, mensajes patrióticos, dejaron de ser parte del mensaje electoral, pero en medio de esta ignominia, hubo un partido Democracia Directa que expresó sinceramente sus objetivos, para alcanzar el desarrollo,  dio pautas de como rehacer nuestra sociedad protegiendo nuestro paideuma de las corrientes globalizadoras, no resultó favorecido en la votación y eso hay que reconocerlo, se comprueba que el tema de nuestra sociedad es aún más grave, los propios ciudadanos son actores de su propia degeneración, y eso es muy complejo de explicar en una carta.
Al parecer nos hemos olvidado que las tres generaciones que nos antecedieron, nos legaron Patria  con sacrificio y dolor, en la Campaña de la Breña, que fue realmente nuestra Guerra Patria, se libraron casi 300 confrontaciones armadas  en  3 años de ocupación, nos costó en cifras actuales  más de tres millones  de muertos, en relación con la población de ese entonces, especialmente ciudadanos en edad de trabajar, pero nuestros breñeros con Andrés A. Cáceres, impidieron que se  descuartice el  Perú, porque hasta EE UU que recién nacía, aspiraba a recibir  una parte (Sector Chimbote) para instalar una base militar. Chile sabia de las atrocidades cometidas, por eso quería que el Perú desaparezca o se reduzca a su mínima expresión. Esto fue increíblemente olvidado por nosotros  y no se menciona en los libros de historia.
Con ese panorama cuasi desolador, en las últimas elecciones (abr 2016), el hecho concreto  fue que 38 mil ciudadanos hayan expresado con su voto su solidaridad con nuestro reclamo de justicia histórica, no fue un voto por Eloy Villacrez, fue por la vuelta al seno de la patria de Arica y Tarapacá y eso es lo rescatable, hay esperanza en el corazón de los hombres de a pie del Perú,  que se llegue a obtener la justicia internacional sin disparar un tiro, como alcanzó China recuperando Macao, 500 años después de haberlo perdido y Panamá casi 100 años después de haber entregado a perpetuidad el Canal  a EE UU, lo recupero, si ellos lo lograron los peruanos también podemos hacerlo, teniendo más razón, solo de nosotros depende.    

Si Tacna volvió, Arica y Tarapacá volverán

Deja un comentario