Cajamarca, ¿Qué está en juego?

Sutep Trujillo

Por: Julio Yovera

 CAJAMARCA ¿QUÉ ESTÁ EN JUEGO?

La corrupción es una bestia de más de mil cabezas. Contamina a la humanidad. De hecho, alcanza límites abismales en el capitalismo salvaje (a) neoliberalismo. La corrupción, como el verdugillo del avezado delincuente, traspasa y desvíscera los valores. Para evitarla, tiene que existir el hombre nuevo y tiene que existir un pueblo que fiscalice, que vigile. 
Me viene al recuerdo la decisión que tomó la revolución cubana, la de sancionar de forma drástica a uno de sus líderes, el señor Ochoa. 
En la época de Fujimori, en la sala de Montesinos, pasaron todos los sujetos que representaban a la derecha. Los partidos tenían su precio. Y los dos choros lo sabían. 
Cuánta grandeza moral mostró la izquierda. Ninguno de sus líderes pasó por ese vertedero alfombrado de verdes. Me sentí, como muchos, orgulloso. 
Por eso, creo que el primer interesado en pedir que se le investigue, sobre supuestos actos de corrupción, es el propio Gregorio Santos Guerrero, presidente del gobierno regional de Cajamarca. Él debe decir, no me comparen con delincuentes como Álvarez y con fundamentalistas como Viñas. 
Tiene el reto y el imperativo moral de demostrar que su gestión es trasparente. 
Así quedará demostrado, que la derecha le inventa cargos, que le tiene miedo, que los desquicia. 
He tenido oportunidad de estar en Cajamarca y conocer el apoyo de su pueblo, que lo siente firme, «convicto y confeso» defensor del agua y de la vida. 
La «tesis» que él es el responsable de la situación de pobreza de la región, no la cree ni Aldo Mariátegui (que es la expresión suma de la bestialidad mental)
La izquierda no solo es una propuesta política y económica, es también y sobretodo, una ética y una moral superior.

http://massolidarioconlasluchasdelpueblo.blogspot.com/2014/05/cajamarca-que-esta-en-juego.html

Deja un comentario