ASPRATA

ASOCIACIÒN PATRIÒTICA POR LA RECUPERACIÒN DE ARICA Y TARAPACA

Calle Héroes de Tarapacá No.143, Lima

correo: aricaytarapacaesperu@gmail.com , telf-948858059, web www.aricaytarapacaesperu.comFacebook: Asociación para la Recuperación de Arica y Tarapacá

Buenos días Arica y Tarapacá…hasta mañana Santiago

Si Tacna volvió Arica y Tarapacá volverán

Por encargo de la Junta Directiva alertamos a nuestra sociedad

Que está pasando en el Perú (jul2020)

Estamos seguros que muchos ciudadanos se interrogan al apreciar diferentes acontecimientos y comunicaciones   que están circulando en forma coincidente en nuestro vivir cotidiano en estos últimos meses. En principio hay la convicción absoluta que en temas políticos-sociales NO HAY COINCIDENCIAS NI CASUALIDADES, lo que está  sucediendo está dirigido por intereses, que van más allá del ámbito nacional, hay centros de estudio USA que están conscientes de la debacle del sistema neoliberal aplicado a nuestra región y se empeñan en «salvar el sistema», para evitar un giro en las relaciones comerciales  y de dependencia, ante el riesgo que asuman la conducción otras corrientes de pensamiento diferente al que se aplica hoy y que se resume en mantener la dependencia con el criterio primario-exportador, esto es que nuestro subdesarrollo permita el desarrollo del Centro Mundial (USA), dejando de lado el principio social  que todo proyecto de aspiración colectiva tiene que fundarse en un equilibrio entre el desarrollo económico y el desarrollo social, entre el uso de los recursos patrimoniales de la Nación, su distribución equitativa    y la diversidad de nuestra naturaleza en unión inexorable con el ambiente, que está pasando la factura por nuestros desmanes. Resulta por tanto grotesco y antipatriótico, pretender mantener este sistema, cuando ha demostrado su ineficacia e injusticia social y solo protervos intereses particulares pretenden restaurar este modelo de producción, usando «el eco» de repetición permanente en los medios de comunicación, cuyo mensaje es sesgado silenciando a  los que no comparten esa idea. Algunos llaman a este procedimiento  una suerte de operaciones sicológicas para convencer  subliminalmente de que el sistema actual es el único posible,  por tanto hay  que «mejorarlo» para seguir dentro de esa órbita periférica de país subdesarrollado.     

Con estas premisas  y la primordial disposición de ciertos elementos nacionales y transnacionales, por mantener por encima de todo el sistema actual,  apreciamos algunos hechos  que trataremos de resaltar, estamos convencidos que no son los únicos:

a.       Minimizar y desprestigiar al Gobierno de la Revolución Militar conducida por el General Velasco.

b.      Traer a la memoria  el accionar subversivo de Sendero Luminoso, Hugo Blanco y otros.

c.       Descalificar cualquier posible alteración del sistema social, político y económico existente

d.      Comportamiento ciudadano por el COVID 19

e.      Direccionamiento político a favor de ciudadanos que patrocinan mantener el sistema

Direccionamiento político favorable con el objetivo de mantener el sistema, cumpliendo estos puntos:

a.                  Minimizar y desprestigiar al Gobierno de la Revolución Militar conducida por el General  Velasco.

 En forma  inexplicable la prensa en su conjunto silenció efemérides importantes en este junio 2020, como la Reforma Agraria (1969), el natalicio del General Velasco, la metodología de atención del desastre del Callejón de Huaylas (1970), el silenciamiento de la Batalla de Tacna y no comentar la Batalla de Arica, tratando de desterrar subliminalmente el sentido de Patria de la mente de nuestros compatriotas, incluyendo el silencio sepulcral sobre nuestros derechos de soberanía sobre Arica y Tarapacá  y lo más grave hacer imputaciones  vulgares y mendaces, acusando de comunista a Velasco y al equipo que condujo la Revolución Militar (68-75), pretendiendo descalificarlo como gestor de un modelo nacional autónomo basado en nuestras tradiciones ancestrales de trabajo comunitario y responsabilidad social con el fin de alcanzar un desarrollo endógeno con capitalización interna para reproducir con autonomía nuestro ahorro interno y solventar así nuestro  desarrollo, disminuyendo el uso del ahorro externo en nuestro desarrollo. 

b.                  Traer a la memoria actos subversivos cometidos por grupos alzados en armas hace 50 años:

Sugiriendo subliminalmente que en caso se pretenda cambiar este  sistema, como una respuesta a la demostración que el neoliberal que hemos adoptado  es inoperante, vamos a caer en el sistema de gobierno que patrocinaron los elementos subversivos, con su secuela  de violencia y muerte. Intencionalmente se olvidan que existió un sistema NACIONALISTA como fue el de la Revolución Militar  (68-75), que rescataba nuestros valores ancestrales del trabajo comunitario y participativo, que se tradujo en medidas reales y concretas, como fueron  la variación de la propiedad de los medios de producción, la propiedad de la tierra para los campesinos  y la participación igualitaria de la utilidad empresarial entre los trabajadores  y los empresarios, de esta forma se minimiza el plusvalor (Eco, David Ricardo) y se distribuye lo producido aumentando la capacidad de  consumo, esto se traduce en un aumento de circulación del dinero dentro del país.

c.                   Descalificar cualquier posible alteración del sistema social, político y económico existente

En forma sucesiva y constante los «analistas» sugieren y comentan las deficiencias del actual sistema neoliberal  como sinónimo de una burocracia incapaz e inoperante, no cuestionan la injusticia en la distribución de la riqueza que este sistema ha  generado como es haber beneficiado de la rentabilidad del sistema a un conjunto muy pequeño usando la metodología de corrupción, coimas  y lobbies,  apoyados por bandas de criminales llamados partidos políticos coludidos con funcionarios del ejecutivo, legislativo, judicial y edil, del más bajo nivel moral con tinte delincuencial, todos ellos actuando en consonancia con empresarios corruptos, diseñaron un sistema apoyados en una Constitución (1993) que nació con vicios  que la descalifican y que no es cuestionada por los medios de comunicación, haciendo eco «Quien calla Otorga». Pretenden además seguir como un país primario-exportador, sin alcanzar niveles de industrialización y mejores  niveles de intercambio, manteniendo a nuestro país en la prefiere de la marcha económica mundial,  pero  no especifican con que personajes y con qué sistema se controlaría a esa nueva burocracia, en síntesis más de lo mismo con otras caras.

d.                  Comportamiento ciudadano por el COVID 19

Esta pandemia «desnudó» nuestras injusticias y carencias, se impuso la «oferta y demanda» sobre la vida de las personas, todos somos testigos de la forma vulgar de encarecimiento del alimento, las medicinas, los servicios de salud particular (clínicas) y otros servicios indispensables,  dentro de un afán de enriquecimiento de ciertos grupos   empresariales y la inoperancia cómplice  del gobierno al no controlarlos. Por otra parte, una gran mayoría sin trabajo buscando paliar el hambre y miles tratando de volver a sus zonas de origen en busca de alimentos, frente a la indolencia del gobierno, aparte de los benditos bonos que han servido para llenar los bolsos de funcionarios.

e.                  Direccionamiento político a favor de ciudadanos que patrocinan mantener el sistema

Al existir un «cuasi monopolio» de la prensa por parte de los elementos que forman parte del sistema corrupto y lobbysta, secuencialmente promocionan a ciertos elementos muy ligados a mantener el sistema, dejando de lado cualquier cuestionamiento a lo existente, con la idea de que este sistema puede mejorar, cambiando algunas caras, cuando en realidad están haciendo un «Gatopardismo» esto es que aparentemente cambie para que todo siga igual, pero aspiran a volver a disponer de los recursos anteriores mediante la explotación irracional del trabajador que tiene actualmente serias carencias y puede ser fácilmente sobre explotado-   

Pautas:

Sin lugar a dudas el  COVID 19, puso en cuestión el sistema occidental, no solo por el tema sanitario,  sino por el cuadro de recesión con fuerte impacto sobre la sociedad empobrecida, según el FMI  la caída este 2020 será del  -4.9 % (catastrófico) y esto se mide en desempleo, caída del salario, flexibilización salarial, laboral y sobre explotación, con esas armas pretenderán mantener el sistema los grupos de poder nacional e internacional,   es decir que los pobres cargarán con el problema recesivo, permitirlo sería irresponsable e injusto, por ello luchemos, porque ninguno que haya estado en el gobierno o haya contratado con el estado ni sus familiares en los últimos 40 años, puede aspirar a ser elegido, salvo muy contadas excepciones. Aspiramos que los nuevos ciudadanos no contaminados aplicaran con justicia social el salir de la recesión con un nuevo sistema económico.

Según el FMI  la caída del  -11,9% para el Comercio  Mundial durante el 2020, debe conducirnos a reestructurar nuestro mercadeo internacional, al quedar sin empleo cien mil trabajadores del sector, sin negar la influencia que recibimos por la guerra   comercial entre EEUU y China, lo cual nos obliga a industrializar paulatinamente nuestros productos minerales de exportación y racionalizar la importación con un esfuerzo total por abastecer la canasta alimentaria del pueblo como primera medida  de salvación nacional. En síntesis industrializar paulatinamente los minerales que exportamos y ampliar la frontera agrícola.

No debemos caer  en la fuerza que hace el capital  transnacional, que presiona por la vuelta a la «normalidad» de la producción con reducción del capital variable (salarios). Como respuesta debemos articular la demanda  social y económica de sectores afectados por el cierre de la actividad económica con la posibilidad de una producción de bienes y servicios de carácter comunitaria, supone una mirada diferenciada sobre la atención de la crisis con  otra lógica en el pensar y actuar, exigiendo creatividad cuya base de partida puede ser tomar como base el modelo de la Revolución Militar, en cuanto a la distribución del «plus valor» transformado en propiedad empresarial. Nuestro reto  es plantear una organización alternativa en la producción y el comercio, que puede hacerse desde ahora, siendo a la vez un mecanismo imprescindible para pensar en la transición del modelo productivo y de desarrollo,  hasta que políticamente se reciban las medidas legales de construcción del nuevo modelo que debe ser contemplado en la nueva Constitución y debe incluir el poder permanente del Pueblo para fiscalizar y controlar el poder en forma directa, puesto que los poderes constituidos con ese fin  como son el legislativo y judicial,  ingresaron a formar parte de la banda delictiva llamado gobierno.

Seamos claros no se está proponiendo la «vuelta al Estado», sino construir mecanismos que involucren a la fuerza laboral y a la sociedad en su conjunto en la elaboración y ejecución de la política económica y el control de las actividades de gobierno. Sabemos que es bastante complejo lo que se plantea  y sugiere, pero es necesario considerar que esta construcción exige de la entrega  de un ciudadano consciente de su obligación con la Patria y el Pueblo.

Conclusión:

Hay dos alternativas luego del COVID:

a.       Mantener el sistema de producción de bienes y servicios, con sus secuelas de sobreexplotación y marginación, con un Estado con nuevas caras pero con la misma conducta de subordinación a los centros de poder mundial, con el aval de una costra  de maleantes llamados partidos políticos y burocracia gubernamental corrupta, lobbysta y coludida con empresarios nacionales e internacionales corruptos.

b.      Plantear un nuevo sistema con una distribución más equitativa de la riqueza producida y el cambio del modelo de producción de bienes y servicios, con participación más activa de los trabajadores y ubicar nuestro esfuerzo en interrelacionarnos con economías suplementarias pero de nivel horizontal, porque  la verticalidad que hemos visto pasar desde 1993, nos  ha conducido a seguir manteniendo el subdesarrollo, se comprende que esta opción de reestructurar nuestro modo de vida, organización territorial,  usos de tecnologías y administración nos conducirá  a un cambio de nuestro modo de ser, que debemos asimilar, solo estando preparados para utilizar esta oportunidad se podrá alcanzar el desarrollo. 

Nota final: Sí no se puede evitar que postulen los corruptos el 2021, el voto de los patriotas debe ser dirigido hacia el grupo político que rescate el pensamiento del General Velasco y proponga plantear la vuelta al Perú de Arica y Tarapacá. Esa será la diferencia con el continuismo neoliberal.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *