Accesibilidad en el Transporte Público.

Hola gente, para quienes van a asistir a este conversatorio, quería compartirles algunos datos y enfoque que pueden ayudar a exprimir la participación de las funcionarias de ambos sistemas de transporte público masivo de Lima, como el Metropolitano y el tren Eléctrico.:

1. En el caso del Metropolitano, que está a cargo de Protransportes, han recibido un apoyo considerable de algunos millones, para dedicarlos exclusivamente a la accesibilidad. Esto fue presentado y expuesto por ellos mismos, a fines del año pasado. No queda claro cuánto o cómo se va a considerar a la discapacidad visual o sensorial en este programa de accesibilidad.
2. Precisamente sobre discapacidad sensorial. Normalmente los funcionarios de este nivel, cuando conciben el concepto de accesibilidad o incluso discpacidad, están pensando en accesibilidad para discapacidad física. Se conforman con rampas, con ayudas determinadas para los baños, pero siempre pensando solo en gente con silla de ruedas. No suelen considerar la orientación a personas ciegas o con otra discapacidad sensorial.
3. En las personas con discapacidad sensorial, quienes no vemos o no oímos, el problema no es de desplazamiento, sino, de orientación. Podemos caminar, subir o bajar escaleras, pero sin la orientación del caso, como si no pudiéramos caminar. 
4. A menudo, esto se expresa en la respuesta que le da un empleado cuando llega un invidente:
Disculpa, no hay alguien para que te lleve.
como está claro, no neceistamos que nos lleven, sino, o que nos guién, o que nos brinden la alternativa para guiarrnos solos.
5. En Santiago, creo que también en Bogotán, los sistemas de transporte masivo ya han implementado cartografías o mapas digitales desscargables en el móvil, para que el usuario conozca horarios, rutas, trayectos, etc.
6. En Lima, y en el Perú en general, lamentable o afortunadamente, todo está recién por hacerse. Y es mejor considerar estas opciones de orientación, de accesibilidad para ciegos, ahora, pues resulta más fácil, más económico, que rehacer o replantear cuando ya todo está hecho. por eso es indispensable decir, preguntar, solicitar, sugerir, cuestionar, exigir, demandar, indagar, y zapatear ahora, en frío, cuando podemos ahcerlo, y no después, cuando alguien se caiga, se accidente, se pierda, o se perjudique por un sistema de transporte poco dispuesto a atender este tipo de necesidades.
7. CIDESI, como sabrán, prefiere abrir estos espacios, lanzar las alarmas antes de que se presente la necesidad, porque, ante todo, no creemos en las quejas, no creemos en las lamentaciones, no creemos que las personas con discapacidad tengamos que obtener acceso, poniéndonos como víctimas.
Creemos mas bien, que estas cosas pueden mejorarse, en un diálogo horizontal y en igualdad de condiciones, con aquellos que deciden, determinan, y resuelven las condiciones en que nos desenvolveremos en la ciudad, en los siguientes veinte o treinta años.
Finalmente, una sugerencia ya a nivel de participante de este tipo de eventos. Hay que tener en cuenta que el tiempo para estos espacios, desgraciadamente suele ser escaso. Son funcionarios cuya agenda debe ser abrumadora. Entonces, al plantear algo, al preguntar, no detenerse en la anécdota personal,en lo que me pasó, en lo que me dolió, como individuo, sino, hacerlo pensando en cómo aquello que propongo o expongo, va a servir a esos otros que pasan las mismas que yo.
Algo que suelo percibir en estas ocasiones, es lo siguient. Claro, puedo equivocarme, como a menudo sucede, pero esto es lo que percibo.
Muchas personas, sobre todo con discapacidad, creen o parecen sentir que ese momento en que les pasan el micro, es o será el único momento, la ocasión irrepetible, en que los demás lo oirán. Y, en consecuencia, tratan de contar casi toda su vida, en esos dos o tres minutos, en que podría plantear una cuestión, una pregunta, o una demanda puntual. 
Hay que tener en cuenta, que la chica linda, o el pata galancete que se va a sentar allá al frente, en nombre de alguna entidad importante, primero, gana un sueldo de aquellos, segundo, está en esa función, básicamente de paso, por lo general no le interesa estos temas, le interesa más, pensar en que cargo se encontrará a continuación, y por lo general, no tiene sentido tratar de sensibilizarlo, con mi situación afligida, con mis penurias personales. Ese pata, o chica, están pensando en dónde van a almorzar, o en la llamadita de celular, o en la siguiente reunión ejecutiva. 
Lo que hay que ahcer, es ponerles retos, desafíos en su función, que sean medibles, retos que luego nosotros, como personas o como colectivo, vamos a monitorear, a exigir, a cuestionar, etc. Que no nos cuenten cositas ahora, y que luego, a fines de año, nos inviten a una charla deliciosa en el Marriod, o en el Wessting, el hotel más ricotón de Lima, en el que nos atenderán, como lo que somos, como cieguitos encantadores, o como discapacitados, donde nos darán juguitos increibles, o panecillos fantásticos, y donde nos contarán que por fin, ya han incorporado accesibilidad, con los fondos que el BID, o que el Banco Mundial, o que la cooperación japonesa, o que el gobierno de Israel, etc., han proporcionado generosamente. pero, que, hay, sorry, nos olvidamos de los cieguitos, de la gente con sordoceguera, etc.
Entonces, claro, yo como cieguito encantador, porque eso, soy, un cieguito encantador, por eso, por ser cieguito, como ya me dieron el juguito delicioso, tengo que conformarme con una ciudad que sse ha olvidado de que yo circulo por ella.
eso es, gente. Vamos, a conversar como grandes, como gente, como lo que somos, no como sieguitos, menos como encantadores. sino, como personas, como ciudadanos, que también tenemos ocupaciones, pero que aquí y ahora, puntualmente, queremos hablar con solvencia, de este tema que nos interesa a todos.
OK; me pasé, voy saliendo.
Slds.

Deja un comentario