A TODAS LAS MADRES DEL MUNDO:

MADRE PROLETARIA

¿Queréis comparar a mi madre con una flor?
una flor se deshoja, una flor se narchita,
el amor de mi madre, no se marchita no se deshoja.
y el amor de mi madre, ni se marchita ni se deshoja.


¿Queréis comparar a mi madre con una joya?
una joya, despierta la codicia de los hombres,
el amor de mi madre, tampoco puede despertar
la codicia de los hombres.


¿Queréis comparar a mi madre con un lucero?
un lucero es étereo, un lucero es algo muy lejano
y el amor de mi madre, el amor de mi madre,
es real y verdadero.


¿A todo esto, queréis saber como es mi madre?


Es como una, de las tantas madres, aquí presentes
con las manos encallecidas por el trabajo,
con las sienes, encanecidas por las luchas…
Así, es mi madre, ¡MADRE PROLETARIA!!!!

Deja un comentario