La patria no se vende, se defiende…

EmbajadorDon Eduardo Carrillo:

  Mi distinguido y dilecto contacto.

  Por ser de interés patriótico las lineas que me alcanza, en la seguridad de que si guardo silencio sobre las mismas, no responderíamos  como peruanos de buena  estola; mas aun, negaríamos al resto de nuestros contactos,  la  avidez de conocer y fortalecer  convicciones, manteniéndo tal cual  prisioneros en el limbo histórico. Por ello  me permito responder, solicitando su autorización para hacer extensivo  las que me trasmite y las acotaciones que usted, mas entendido, me corregirá en el supuesto de  que me exceda en las apreciaciones que le puede sugerir las que sigue, a propósito del tema propuesto por la Red Democrática a la que usted pertenece y las que suscita el Subject: La Convención del Mar ( Convemar) y el Peligro de una Nueva mutilación Territorial, que me adjunta. 

Todo ello me sugiere la formulación de un nuevo Ensayo, aquel  que no tuve la oportunidad de incluirlo en mi libro Perú: Seguridad en Rojo. Ensayo que guarda relación  con las lineas sugeridas y que  pongo a consideración de usted y de mis connotados  amigos.

 Cuando hablamos de limites de fronteras del Perú, tenemos que pensar en Chile; Bolivia; Brasil; Colombia; Ecuador y en países como EE.UU., Inglaterra  y  Francia;  en Argentina, como garante;  cuando confrontamos el problema con  la historia y ahora, en épocas actuales,  no debemos de descartar nuestra relación política  con la Comunidad Europea y  los países que lo integran; debemos de tener presente  a la ONU y a la OEA., como instituciones que podrían influir  en la resolución de cualquier diferendo limítrofe.

              I.- Para precisar,  cuando cotejamos  el problema limítrofe peruano debemos  tener presente a la historia, pasada y presente; para analizarlo, tenemos que referirnos, como hechos vinculantes, a   nuestros inicios pre-republicanos, de de antes de1814, con la acción desplegada por nuestros precursores  con sus primeros  gestos independentistas.

             Para ser mas actuales, nunca debemos de descartar el antes y después de  1821, año de nuestra  Independencia;  tenemos que interpretar el significado de lo que fue la  expedición «libertadora» de San Martin; el significado de la Batalla  de Junín y Ayacucho ( para América-pero no para el Perú- pues el bastión  español mas  poderoso, lo fue Lima y su presencia era un permanente  peligro para  la consolidación de la Independencia de la Gran Colombia y Chile); por tanto  esa   supuesta consolidación  de la independencia del yugo español, con Bolívar,   automitificado históricamente como Libertador, le significaría  a nuestro país, el cambiar  moco por babas; que al fin y al cabo , los peruanos expulsaron a este «Libertador» y no como cuenta  la edición mítica de quienes,   favorecidos  en la corrupción y la prebenda de la época, editaron una historia  que encubría  el desempeño  de este y de  los Oligarcas de la época;  que no obstante ello, tuvimos que ser los propios peruanos, en 1866, quienes expulsamos definitivamente a los españoles , de nuestro ya saqueado territorio;  mas aun, tenemos que tener presente  el antes y después de 1845, cuando éramos exportadores de Azúcar, ( con Chile, como principal expoliador  de aquella potencialidad ) en la que nos asignaron,  en esta parte de América, como los «Varones de Azúcar»; con el antes y después de 1879, cuando éramos potencia con el guano de las islas y el salitre; con el antes y después de 1929, con el retorno de Tacna  al Perú, después de 50 años de cautiverio;; con la fecha actual, desde el año 2000, hasta  estos días, con el entreguismo y la política Pro-chilena de Paniagua y su Canciller Pérez de Cuellar y con la  repetición de la historia, protagonizada por este ultimo gobierno del APRA.; con el antes y después de lo que se viene con la Resolución pendiente  del Tribunal de La Haya de estricta responsabilidad del actual gobierno a partir del 2011. 

           II.-  Algunos gobernantes anteriores, previos a García, por ejemplo, ya colocaron el Monumento a Pizarro , en donde  siempre debió de  estar, lejos de nuestra vista y en un lugar que no signifique deshonor; la presencia de Pizarro  significa afrenta a nuestra identidad  y la prevalencia de mas de 300 años de ignominia, de saqueo, de corrupción  y no de Conquista.

             III.- Si nosotros, como peruanos, conociéramos la historia y no fuéramos  tan indiferentes, los monumentos a San Martín y a Bolívar, estarían, ahora y desde siempre,  en el mismo lugar de Pizarro o mas lejos; solo para recordar  que tales personajes fueron artífices  de la despersonificacion de nuestra identidad  nacional. La culpa la tienen los ayayeros de la época  quienes  perennizaron  a  esas figuras, dándole la espalda a la realidad histórica y  que dicho sea de paso,  esta muy pronto a ser  reeditada.

                 IV.- Los mas insensibles; los que  hacen lo mas fácil ( callar);   los indiferentes o los que encuentran  en la copia de algún  mensaje  de origen mejicano, aludiendo un espejo  (asignándoselo como propio para   la solución de como mejorar el Perú),   deben de  comenzar a desenmascarar  a nuestra  Oligarquía  (entre los que se encuentran  algunos medios de comunicación), como una manera de revertir la » edición parcializada  de nuestra historia». Es posible que conociéndola,  empecemos, con mover los monumentos de San Martin y Bolívar, al costado, derecho o izquierdo del criador de chanchos, elevado a la condición de Conquistador, por la mediocridad de la época y por los ilusos. 

 Callar y distraer  con psico-sociales, es la tarea asignada, entre los Oligarcas.

              V.-  En este punto deseo que interpreten  que cuando toco el termino Oligarquía, lo hago sin ningún afán  sectario o político, solo lo refiero  para que,  sin miedo a ser  catapultado por quienes no comparten con mi punto de vista, como socialista o nacionalista; la intención es que  lo usen para que precisen el origen  de nuestras desgracias como país.

             VI.- La gran mayoría de peruanos cuando se toca la palabra Oligarquía, se dan por aludidos; no entienden que ellos nunca han participado del festín oligarca, con quienes por turno histórico lo  usufructúan.  Nuestra realidad social, nuestra  pertenencia  es en sí,  la Clase media; clase social en vía de extinción,  por acción perversa de APRA I y los 10 años de Fujimorismo y que desde ya  confronta el agravio; somos aquella   clase social  a la que potencialmente, representamos  la cultura y la reserva moral del Perú, pero con nuestra indiferencia, con nuestro silencio les  permitimos a estos Oligarcas, medrar de los recursos  naturales ; medrar de los impuestos que calladamente  pagamos; peor aun , existen gente mas pobre e ignorante,  que son engañados y les crean fantasmas  para aceptar el statuo quo. En esa coyuntura,  esos pequeños grupos de poder aprovechan de las leyes creadas, para  que la corrupción y la impunidad  prevalezcan, en agravio de los que menos tienen. Todos, bien gracias

               VII.- Cada cinco años, en nuestro país,  alentamos con nuestro voto,  la creación de nuevas Oligarquías, las mismas que  catapultados por la ignorancia  y la buena fe de los votantes, se  constituyen  en una plegadera de  inconscientes de su rol histórico;  después de ello, aquellos solo se dedican a  medrar de las grandes posibilidades económicas de nuestro país y  conyunturalmente se  hacen cómplices, sometiéndose,  al fin y al cabo por «comodidad» a las  perversas circunstancias de la que esta enmarañado el Poder administrador.  Se   dedican a participar  en «faenones»con  nuestros recursos; aprovechan de la ignorancia de nuestros connacionales,  para  satanizar  a los que tienen precisadas  las  soluciones que   puedan revertir la historia y le dan la espalda  privilegiando sus intereses de grupo,  perversamente, para acometer  y  limitar  el  desarrollo sostenido de nuestra patria e insensiblemente seguir  dejándonos en el limbo, alentando  la impunidad   de los actos de gobierno; creando  Comisiones y Megacomisiones, solo para  ganar tiempo, conseguir la prescripción de la ley y de la pena; todo ello  para favorecer  el incumplimiento de las leyes a favor de  quienes, alguna vez faranduleros, deportistas, militares o hijos de la miseria,  se constituyen  en  felipillos, a la sazón, en  los  nuevos «oligarcas». Sigue el todo, bien gracias.

             Por otro lado, Si nosotros conociéramos la historia, tendríamos como referentes de nuestra Identidad Nacional a los antiguos peruanos, cual forjadores de  los monumentos pre-incaicos como Caral; Incaicos, como Machupicchu y ahora CHOQUEQUIRAO; como  los antiguos peruanos  ocupantes de Sipan; Paracas; los Mochicas; los Chimús;   reivindicaríamos a Precursores de nuestra Independencia, como José de la Riva Agüero y Sánchez Boquete; a historiadores como  Jorge Basadre y G.; a polemistas de nuestra realidad nacional, como Manuel Gonzáles Prada y escritores como Vallejos.  Nuestra situación como peruanos, dentro del contexto mundial, seria aún mas expectante.

              Quienes  en algún momento siguieron mis ensayos en la red, recordarían que  en algún correo anterior me referí a la Oligarquía Chilena; esa que representa la Bachelet y ahora  su Sucesor, Piñeras.

              No debemos de cuestionar su actuación , pues ellos,  los Oligarcas Chilenos, son  responsables y comprometidos con su país, están  llevándolo, » por la razón o por la fuerza «,  a  ser Catapultado, tal vez ilusoria-mente  o tal vez  con  razones  que solo ellos, políticamente  saben manejar, como Potencia económica dentro del consenso mundial.. Entonces  surge  la envidia ante la impotencia  de ver a la nuestra y digo : …..Porque ellos Si y nosotros No ? que nos falta ?, …si tenemos  mas recursos  naturales que ellos, que administran territorialmente  una franja promedio  de 100 Km. de ancho  aproximadamente y un largo incrementado en un 40 por ciento ( después de la infausta e injusta guerra del Pacifico de 1879), que  alcanza un largo de 4000 Km (. …supongo que  su añeja pretensión era  hasta Arequipa )

              Al referirnos a Chile y precisar las afrentas  y  los riesgos  de incumplimiento de la Resolución de la Haya, tenemos que necesariamente referirnos a la Historia; a su lema insignia nacional: «Por la razón o por la Fuerza»; a las consecuencias del terremoto ultimo, en donde este vecino país sufrió lo mismo que el Perú, tras  la infausta e injusta Guerra del pacifico de 1879 y no por  efectos de la naturaleza, sino por la acción bélica de los invasores, en donde arrasaron  ciudades enteras  de la costa y algunas de la sierra, que cual holocausto  fueron contenidas, felizmente,  por Andrés Avelino Cáceres; ello nos obliga, junto con estas consideraciones,  a repasar lo que sigue:

               1.- Si cada uno de nosotros repasáramos la Historia del Perú; si nuestros gobernantes fueran conscientes de ella; si  se hubiera previsto la contingencia de  haber  firmado el Tratado de Libre Comercio con Chile, en tanto existía un problema limítrofe como el que ahora comentamos y ante lo cual  el gobierno Aprista, se apresuro estúpidamente, estoy convencido que  para «cometerlo», no hubieran escuchado el canto de sirenas de los Morales, de los Bermudez y de los insensatos y de los Pro-chilenos.  Ello finalmente  dice de la inconsecuencia,  de la irresponsabilidad, de la corrupción  y  de la demagogia del  gobierno que nos precedió, que finalmente se sometieron de manera perversa a los «honorarios de éxito» que suponen  los «acuerdos» entre bambalinas.

              2.- Si nosotros repasáramos la historia, nuestros connacionales, compatriotas o como queramos  precisarlos, no seriamos tan indiferentes,  ahora no estaríamos diseñando  mensajes  como el adjunto , ni como este; ni como  aquel que a manera de Crónica  Anunciada, expone al Perú ante la imposibilidad de acatamiento, de parte de Chile,   de las resoluciones de la Haya, que en honor de la verdad y la justicia,  otorgan al Perú la razón, jurídica y de hecho; pero todavía tenemos que superar el lema insignia  del vecino del sur: Por la razón o por la fuerza

              3.- Si nosotros nos preocupáramos en conocer nuestra historia, intentaríamos dejar a  nuestros descendientes, resuelta  la pregunta hecha  por «Zavalita»,… de Cuando se jodio el Perú. A partir de esta respuesta,   habríamos resuelto muchos males que nos estigmatizan como Nación;   mas aun si contamos con este medio de difusión  masiva y desde donde nadie puede invocar  ignorancia, ni descuido  en el rol histórico que nos  toca como peruanos; como Nación.

                4.- Tenemos que referirnos a la actitud de la Oligarquía Chilena, cuando tras el terremoto del 2010, le negaron  a la gente pobre de ese país  el TPS.(que a pedido de un sector de esa población chilena,  proporciona  los EE.UU. a los países  que hayan sufrido catástrofes). Petición que no fue oficializada por el gobierno chileno actual, pese a las circunstancias.

                Que pais niega a sus propios connacionales una medida que significa ayuda?. Ello obedece a la pretensión Chilena  de  convertirse  en Pais miembro de la Comisión Permanente de la ONU, catapultándose como uno de los ocho  países mas  ricos del mundo. Asi se venden Ellos.

         5.- Tenemos que pensar que la pretencion Chilena, con esa negativa  desea  conseguir ( su  diplomacia  representada en la ONU y en la OEA, con Insulsa a la cabeza y la Sra. Bachetet, que recientem,ente nos visitaría como representante diplomática de mas alto nivel  de la OEA); entonces   el Derecho a Veto, como figura jurídica internacional  para incumplir las resoluciones de cualquier organismo como la Corte de la Haya, tendría en estas figuras  la manera de inclinar la balanza a favor de nuestros vecinos del Sur.

               6.  Aun mas,  esa pretendida estrategia  del Derecho a Veto a la que Chile aspira con malsana sutileza, significaría  ser considerado como  País miembro de la Comisión Permanente de la ONU (Son Cinco; esperan  ampliarlo a 08)   y  de  incumplir  las Resoluciones que puedan afectar  sus intereses; es decir no cumplir ninguna resolución y entre ellas la que podría  dictarse  con el problema limítrofe que analizamos.

 En  síntesis, tenemos la razón , pero aun asi, contando con todo a nuestro favor, tenemos que atenernos a esa figura internacional  a la que recurren los miembros permanentes de la Comisión indicada.; es decir ,  estaremos  igual que pared de loro o palo de gallinero o deportiva mente  hablando, perder  sin entrar a la cancha;. Definitivamente llegamos a este estado de cosas, fijando   responsabilidad  en aquellos  que tienen el encargo de administrar los intereses patrios, omitiendo las que le competen, por intereses mezquinos,  como vulgares traidores a la patria. La historia  vuelve a repetirse y la complicidad del silencio también  cuando  se pretende de manera perversa,  viabilizar la CONVEMAR.  

 Un abrazo.

           Paulo Mauro Retamozo Giordano

Promocion BGC-EO-71-Bernardo Balaguer Morales.  

   

1. La Convemar y el peligro de una nueva mutilacion al Peru. (Art. adj. en JPG) (Semanario El Poder.

 Oct. 2012) Embj. Eduardo Carrillo Hernandez

2. Comisión Patriótica para la Defensa del Mar de Grau : NO A LA CONVENCIÓN DEL MAR

http://reportperu.wordpress.com/2012/09/20/comision-patriotica-para-la-defensa-del-mar-de-grau-no-a-la-convencion-del-mar/ 

3. «Quien firme la Convención del Mar es un traidor» . Ex Canciller Javier Perez de Cuellar.
http://semanarioelpoder.com/quien-firme-la-convencion-del-mar-es-un-traidor.html
Semanario El Poder
15 oct 2012


EX CANCILLER JAVIER PÉREZ DE CUÉLLAR AHORA DEFIENDE LA CUESTIONADA CONVEMAR
«Quien firme la Convención del Mar es un traidor»
 En el 2001 firmó decreto que regalaba territorio a Chile
Por: Jaime Aguilar

El excanciller y ex secretario general de las Naciones Unidas, don Javier Pérez de Cuéllar (JPDC), sin duda que tiene un tremendo rabo de paja.
Para muchos miembros del servicio diplomático del Perú, JPDC es un impresentable. Sin embargo, aún sigue pontificando sobre cuáles son los verdaderos intereses 
del país, sobre todo, en materia marítima. Por eso, hoy defiende la cuestionada Convención del Mar-CONVEMAR.
Refresquemos la memoria sobre la sospechosa labor de JPDC en nuestra política exterior.
El 3 de febrero del 2001, el gobierno de entonces emitió la Ley No. 27415 – Ley de Demarcación Territorial del Departamento de Tacna, en la cual, increíblemente,
 se fijaba que el limite de Tacna por el este y sureste con la República de Chile comprendía desde el Hito No. 80 «hasta el Hito No.1».
Es decir, que el límite con Chile ya no era el Punto de la Concordia, como lo señala el Tratado de 1929, sino el llamado «Hito No. 1» -unos 264 metros más allá- tal cual 
sostiene Chile para apoderarse de una franja importante de territorio tacneño.

Firmaba esta discutida ley el presidente Valentín Paniagua y Javier Pérez de Cuéllar, como Presidente del Consejo de Ministros.
La aberración jurídica de esta ley, sin embargo, permaneció incólume ante la alegría de Chile, y solo en enero del 2008 se derogó durante el gobierno de Alan García, 
quien incluso tildó de «traidores a la patria» a los autores de tan funesta norma.
La sinrazón de don Javier Pérez de Cuéllar no quedó ahí. Antes, como secretario de la Cancillería peruana, entre 1967 y 1968, había firmado una serie de Notas 
Reversales en las que sostenía que la frontera marítima con Chile se fija por el «paralelo geográfico» y no por una línea que nazca del Punto La Concordia, a orillas del
 mar.

Como sabemos, la posición chilena sostiene que la frontera marítima se fija a partir del denominado «paralelo», posición con la que el Perú no está de acuerdo
 (pues Chile se apodera de más de 60,000 kilómetros cuadrados de mar territorial que está dentro de las 200 millas peruanas) y por eso hemos recurrido a un juicio en
 el Tribunal Internacional de La Haya.
¿Por qué este tan acendrado prochilenismo de don Javier?
Se sabe que Chile, en su voluminosa documentación presentada ante la Corte de La Haya, ha colocado a esta Ley 27415 como uno de los instrumentos jurídicos que
 prueban que la frontera con el Perú «no nace más del Punto de La Concordia» sino del cuestionado Hito No. 1.
Ingenuidad e ignorancia no se le pueden atribuir, pues es considerado un experto en política internacional. No en vano fue nombrado Secretario General de la ONU.
 ¿Qué intereses defiende?
Ahora, con mucho énfasis, saca cara por la denominada Convención del Mar (CONVEMAR). En una entrevista con CARETAS, en setiembre último, Pérez de Cuéllar
 señala que es un «imperativo nacional» la suscripción de la CONVEMAR y que ello favorece la posición peruana ante la Corte de La Haya.
Sabiendo que esta Convención restringe el mar territorial «soberano» de 200 millas a sólo 12 millas, JPDC insiste porque el Perú la firme sin demora. Incluso, alega:
 »todas las potencias pesqueras la han firmado, solo EE.UU. y Perú no lo han hecho».
«EE.UU. no lo firma porque quiere reservarse el derecho de explotar los fondos marinos en todas las costas del mundo, pero la posición peruana (de no firmarla) no 
tiene explicación racional», señala alegremente.
Cabe precisar que cuando era premier, en el 2001, Pérez de Cuéllar envió un proyecto de ley al Congreso para que se apruebe la CONVEMAR, que felizmente no
 prosperó.
«FIRMAR LA CONVEMAR ES TRAICION»

¿Es un traidor a la patria Pérez de Cuéllar? Alan García, en el 2008, sin nombrarlo, dijo que los autores de la malhadada Ley 27415 que recortaba el territorio tacneño,
 eran unos «traidores a la patria», aunque después trató de suavizar el tono.
Sin embargo, quien sí le puede endilgar traición es el propio Presidente de la República. En su libro «De Locumba a candidato a Presidente del Perú» (Editorial Ocean Sur 2009), Ollanta Humala escribió claramente: «Suscribir la Convención del Mar sería una traición a la patria».
El ahora mandatario señalaba entonces que el Perú no debería ratificar la Convención del Mar porque significaría entregar las 200 millas de mar territorial a las grandes 
transnacionales de la pesca que están codiciando nuestros recursos, a cambio de «una zona económica de sólo 12 millas».
«Yo espero que el presidente mantenga esa posición» nos dice el embajador Eduardo Carrillo Hernández. «La Convención del Mar recorta el mar territorial y viola la 
Constitución, y este gobierno tiene que defender, por sobre, todo los intereses nacionales».
Carrillo rechaza enfáticamente que personajes como Javier Pérez de Cuéllar aboguen por la adhesión a la CONVEMAR.
«Yo le recomendaría que no hablen. No solo firmó unas cuestionadas Cartas Reversales, sino que Pérez de Cuéllar firmó en el 2001 el decreto sobre la demarcación
 territorial de Tacna que reconoce al Hito N°1 como hito fronterizo, dando la razón a Chile, esto es muy grave» refiere.

«Esas personas, lo mejor es que no abran la boca, porque no tienen la autoridad moral para dar opiniones valederas» dice finalmente el embajador Carrillo a
EL PODER.


– 
Comandante. Julio Cesar del Carpio 

Visita mi blog: http://trincheradepatriotas.com

 


Comandante. Julio Cesar del Carpio

Visita mi blog: http://trincheradepatriotas.com

Deja un comentario