CASO RUMANIA:

   Debido al enfrentamiento verbal y doctrinario entre el gobierno de Rumania con el gobierno de Moscú, durante la era del social imperialismo revisionista racista soviético en pleno desarrollo de la guerra fría, los miembros de la OTAN y el gobierno norteamericano, concibieron que era necesario apuntalar al gobierno de Ceaucescu, para ello se le otorgó préstamos a través del FMI y el Banco Mundial BM.

   Pero al caer el régimen soviético, desaparecer el muro de Berlín y desaparecer las tropas del Pacto de Varsovia ya no era necesario el gobierno de Ceaucescu. Por ello se acabó el apoyo económico y se le exigió el pago de la deuda externa.

   El pago de dicha deuda era tan gravoso que prácticamente consumía los escasos recursos de Rumania. Esto llevó a Ceaucescu concebir que si quería salvar a Rumania de la catástrofe y lograr un desarrollo debía salir de la esclavitud de la deuda.

   Para ello sometió a su pueblo a un reajuste brutal para hacer caja, pagar la deuda y librarse de semejante plaga. Por culpa del FMI y el Banco Mundial el pueblo rumano sufrió una barbaridad. hasta que llegó el día dichoso que Rumania canceló la maldita deuda externa.

   Ceaucescu anunció a su pueblo que a partir de esa fecha todos los recursos que se utilizaban para el pago de la deuda ahora servirían para el bienestar del pueblo rumano, ahora vendría el progreso y el desarrollo. ¿cuánto tiempo sobrevivió Ceaucescu a la cancelación de la deuda?. Sólo unos pocos meses. Fue derrocado y fusilado. Es que el FMI  y el Banco Mundial, no pueden aceptar que exista un país que no les deba, que no se endeude, que no tenga deuda externa, para ellos eso es insoportable.

   El mensaje es claro, todo aquel que se niegue a endeudar a su país será derrocado y fusilado. Ahora RUMANIA ES OTRO PAÍS MÁS CON DEUDA EXTERNA, con deudas al FMI y al Banco Mundial. Por gusto fue todo el sacrificio. para eso es que derrocaron y mataron a Ceaucescu.

      Pero hay más todavía: Fernando Báez, el autor venezolano, en su libro “Historia Universal de la destrucción de Libros”, refiere que al derrocamiento de Ceaucescu le acompañó la destrucción de medio millón de libros de la Biblioteca de la Universidad de Bucarest.

   No debe de llamar la atención, porque esa es una costumbre de los norteamericanos, en ese mismo libro hace referencia de cómo el 12 de abril del 2003 los norteamericanos quemaron un millón de libros de la Biblioteca Nacional de Irak en Bagdad, asi como diez millones de registros y documentos del Archivo Nacional de Irak, que comprendían desde la república hasta el Imperio Otomano. Igualmente refiere que los norteamericanos quemaron también la biblioteca de la Universaidad de Bagdad, así como también la bilioteca de Awqaf, además de todos los museos del país; incluidos la biblioteca más antigua en la historia de la humanidad compuesta por las tablillas de escritura cuneiforme de la época de Babilonia de Nabucodonozor, de miles de años antes de cristo.

   Esto demuestra fuera de toda duda, que los norteamericanos es el pueblo más bestial, brutal, ignorante y despreciable de la historia de la humanidad, mucho peores que los mongoles. Ya que Gengis Khan, jamás destruyó Biblioteca alguna y por el contrario fundó la primera Universidad en lo que hoy es el territorio Europeo. No registra la humanidad ninguna destrucción de libros en toda su historia como lo que han hecho los norteamericanos, PANDILLA DE BÁRBAROS, RUFIANES Y SALVAJES.

   Aquí en el Perú, también tenemos nuestra historia. Durante el primer gobierno de Fernando Belaunde Terry, Javier Alva Orlandini, en ese entonces ministro, mandó requisar y quemar los libros de política, sociología, economía, que venían de los paises socialista, la orden vino de la Embajada de los EE.UU. y sin ir tan lejos en el tiempò, durante el gobierno de Fujimori, cuando se produjo la intervención militar de la Universidad, la primera decana de América, San Marcos, los militares fujimoristas saquearon la biblioteca de la facultad de ciencias sociales y quemaron los libros, también otras bibliotecas y destruyeron también los laboratorios. Lo mismo pasó con la Cantuta y otras Universidades intervenidas. Incluso el rector de San Marcos de apellido Paredes, puesto por los ocupantes, prohibió a los docentes con una norma utilizar libros con una antigüidad de 10 años. Con lo cual se prohibía el estudio de los clásicos del marxismo y todo tipo de estudio sobre el Perú mismo ya que las investigaciones sobre su historia y realidad eran más antiguos. La orden para ello también vino de la embajada de EE.UU. acto seguido obsequiaron libros norteamericanos para reemplazar los destruidos y prohibidos.

   La orden de la quema de libros en Rumania le dieron directamente los representantes diplomáticos de los EE.UU. porque así se destruyó la evidencia de la verdadera causa de la gran crisis Rumana. Todos los libros, investigaciones, documentos etc. que demostraban los crímenes norteamericanos y el papel jugado por el FMI y el Banco Mundial en la ruina de Rumania fueron destruidos, junto con los libros de historia, los análisis económicos y los logros del pueblo de Rumania, todo absolutamente todo fue destruido.

   Ahora Rumania es un pueblo sin historia, lo único que conocen es que el FMI, el Banco Mundial y los diplomáticos norteamericanos quieren que sepan.

Deja un comentario