CASO ASIÁTICO:

   A través de 50 años, los países asiáticos se entregaron a trabajar con ahínco, sin vacaciones, con sueldos bajos, con largas jornadas de trabajo, desarrollaron sus industrias y tuvieron un gran ahorro interno sobre todo de divisas.

   Fue el producto del trabajo arduo de dos generaciones (cada generación se considera de 25 años). De esta forma el Asia sen convirtió en la zona de mayor crecimiento económico del mundo.

   Pero Jorge Soros el conocido banquero judío-húngaro-norteamericano, que es el mayor especulador financiero conocido además sionista y militante y los demás banqueros occidentales, el FMI, el Banco Mundial no dormían pensando como hacer para robarse toda esa riqueza, robarle a los asiáticos los 50 años de trabajo, producción y ahorro.

   Utilizaron una fórmula ya conocida, y que le había dado gran resultado, veamos como fue la maniobra:

1. Con la liberación de los mercados de capitales, impuesta por el FMI y el Banco Mundial BM, llegaron a esos países gran cantidades de CAPITALES GOLONDRINOS, llamados también capitales calientes, a los cuales ya hemos hecho referencia, los cuales llegaron en la forma de dólares. Esta transferencia de dólares se hicieron a través de instituciones financieras controladas por Soros y los Banqueros occidentales.

2. En un momento dado fríamente calculado, Soros y los demás banqueros retiraron todos los dólares que habían depositado para que ganaran intereses. De esta forma, estos países se encontraron sin divisas.

3. La primera consecuencia fue que por la escasez el precio del dólar se disparó hacia arriba y las monedas nacionales de estos países se cayeron en picada.

4. Previamente, los banqueros occidentales obtuvieron préstamos en monedas nacionales de esos países por miles de millones, porque ellos mismos sabían de la maniobra que tenían preparada. Joseph Stiglitz en su libro “El Malestar de la Globalización” pone como ejemplo que el tipo de cambio de ese entonces en Tailandia era de 20 bath por dólar, que en una semana de crisis del inicio de la crisis llegó a 40 bath por dólar.

   De manera que el banquero que había adquirido préstamos en bath por equivalente a 1 000 millones de dólares, osea 24 000 millones en dicha moneda nacional de Tailandia, antes de la crisis para pagar esos 24 000 millones de bath, ya no era necesario los 1 000 millones de dólares, sino que con el nuevo tipo de cambio bastaban 600 millones que es lo que ahora equivalían los 24 000 millones bath. Osea en una semana ganaron 400 millones de dólares sin sudar siquiera la camisa.

   Pero astutamente los banqueros no se habían endeudado,  por 1 000 millones de dólares en monedas nacionales sino en mucho más, hicieron el gran negocio porque ya tenían planificada su maniobra.

5. Al encontrarse sin divisas, para mantener su economía, los países asiáticos vendieron sus reservas de dólares al mercado, todos los cuales fueron comprados por Soros y los banqueros occidentales, que eran los únicos que tenían la capacidad financiera de compra en esos momentos y por consiguiente la escasez se agudizó más aún, elevándose más todavía el precio del dólar. La falta de liquidez produjo la quiebra en cadena  de los bancos nacionales. Los cuales fueron comprados por Soros y sus agentes a precio huevo.

6. Como no había divisas se paralizó el comercio exterior. Las fábricas que trabajaban sobre la base del empréstito bancario, al quebrar los bancos nacionales se paralizaron. Vino la quiebra en cadena de los comercios y de las fábricas, todas las cuales fueron compradas por Soros y sus agentes a precio huevo.

   De un plumazo Soros y sus cómplices se apoderaron de los bancos, comercios y fábricas de los asiáticos. La ruina asiática fue total.

7. La tasa de desocupación en Tailandia se multiplicó por tres. La tasa de desocupación en Corea del Sur se multiplicó por cuatro. La tasa de desocupación de indonesia se multiplicó por diez.

    El Producto Bruto Interno (PBI) de Tailandia cayó en 10.8, que es una barbaridad. El Producto Bruto Interno (PBI) de Corea del Sur cayó un 6.7 El Producto Bruto Interno (PBI) en Indonesia cayó un 7.5.

   Pero eso no es todo,  aún hay más:

   Con el argumento de que había que salvar la economía asiática, para salvar la economía mundial, el FMI y el Banco MUndial, formaron un fondo para prestarle a los países asiáticos.

    El préstamo de rescate, El monto llegó a la fantástica suma de 200 000 000, o sea doscientos mil millones de dólares. Préstamo este que tiene que ser pagados con sus respectivos intereses, una deuda enorme, que los países asiáticos no tenían antes de la crisis.

   El gran negocio, pero hay más todavía: Esos préstamos fueron entregados a las instituciones financieras de esos países. ¿Cuáles instituciones?. Pues precisamente a las que habían producido la crisis, todas ellas de propiedad de Soros y demás compinches.

   Del total de esos préstamos Soros se llevó el 70% osea 140 000 000 000, ciento cuarenta mil millones de dólares fueron a dar a sus bolsillos, en una maniobra de sólo 15 días de duración. El gran negocio. LOS MUERTOS, LOS HAMBRIENTOS, LOS DESOCUPADOS, LOS ARRUINADOS, LOS SUICIDADOS, LES IMPORTû UN COMINO. NEGOCIOS SON NEGOCIOS.

   RESUMEN:

a. Ganaron con la variación del tipo de cambio, la subida del precio del dólar y las deudas contraídas en las monedas nacionales de los países asiáticos.

b. Ganaron comprando a precio huevo los bancos y las empresas de comercio y las fábricas de los asiáticos.

c. Ganaron con el fantástico del préstamo de rescate.

d. Ganaron metiéndose al bolsillo el préstamos de rescate de 200 mil millones de dólares.

   Se robaron todo, absolutamente todo lo que habían producido y ahorrado los asiáticos en 50 años de trabajo duro. Por gusto trabajaron, estudiaron y ahorraron durante dos generaciones, el capitalismo especulativo imperielista se robó todo en 15 días.

   Se a poderaron de todo, regresó un nuevo tipo de colonización del Asia, la colonización financiera, en vez de barcos con cañones, mandaron financistas y banqueros, que finalmente robaron más que cuando mandaban los barcos con cañones.

   Si después de todo lo que hemos analizado, todavía existen imbéciles que tienenconfianza en el sistema financiero, en la inversión extranjera, el libre comercio, incluso en la posibilidad y beneficio del ahorro interno, es precisamente por eso, porque son unos imbéciles.

Deja un comentario