185 AÃ’OS DE VIDA REPUBLICANA:

Apuntes para una reflexión: Luis Ayala Huamaní.

Acabamos de cumplir 185 años de vida republicana. Un 28 de Julio de 1821, el General don José de San Martín, realizara la jura de la independencia del Perú.

   En los inicios del siglo XV, los españoles invaden américa y el Perú, atraídos por el oro, la plata, que nuestros pueblos ostentaban en sus palacios no como una señal de riqueza y poderío, si no como metales resplandecientes que representaban al Sol y a la Luna, no como categoría divina, como los españoles y algunos historiadores criollos nos hicieran creer, si no que trascendía más allá de lo teológico, El sol y la Luna, eran reconocidas como fuentes de vida, porque el hombre andino había descubierto la milagrosa fotosíntesis de las hojas de las plantas, para transformar la energía lumínica y calorífica del sol, en fuente inagotable de energía química, haciendo posible toda existencia de vida.

   Nuestros ancestros antepasados demostraron para la admiración del resto de la humanidad, su gran capacidad de organización, unificando el cosmos-hombre-tierra, la madre naturaleza que nos cobija y de allí le arrancamos los frutos más exquisitos, para la nutrición, Una gran civilización que no conoció el hambre ni la miseria, convivieron sustentados en el trabajo colectivo y solidario, construyeron grandes palacios, sistemas de andenerías, sistemas de riego, una basta red de caminos y un sistema de comunicación veloz, los chaskis, aquí en estas tierras se construyó el más grande banco de plantas para la alimentación y medicinales, una sociedad autosuficiente, autoabastecido, aportó a la humanidad invalorables conocimientos, hasta ahora no hay sociedad de las culturas antiguas, ni modernas de Asia, Europa, que hayan superado a nuestra sociedad, porque esas sociedades fueron esclavistas, militaristas, que invadían pueblos enteros, asesinando a sus poblaciones, para apoderarse de sus territorios y de sus riquezas, llevando en una mano la espada y en la otra la cruz y la Biblia.

   El pueblo peruano, desde inicio de la gran invasión española, destruyendo, y desarticulando todo nuestro sistema de organización, tuvo su respuesta pronta, Manca Inka, el primer rebelde que se enfrentó al ajército realista, Juan Santos Atahualpa, que resistió buen tiempo en la parte de la selva peruana, el gran Túpaq Amaru II, cuya osadía tenía que pagar intentando ser descuartizado en la plaza del qosqo, lamzados por 4 caballos, este nativo indígena nuestro sufrió su propio calvario, fue crucificado, pero más los tendones acerados vencieron el infortunio, en vez de separarse, logró unir a todo el pueblo peruano, su muerte inmortalizó, su nombre, el gran rebelde Inka, se inmortalizó dejándonos la gran tarea de continuar por la liberación de nuestros pueblos, lo que siguieron, Mateo Pumacahua, los hermanos Angulo, el gran Basilio Auki Waytalla, que se enfrentó en las pampas de Cangallo, María Parado de Bellido, Que nunca vendió los nombres de los aguerridos patriotas, José Olaya valeroso pescador, y muchos otros que contribuyeron entregando sus vidas en ese mismo camino, camino que hasta nuestros días se traza y sigue hacia adelante, por la que seguiremos nostros también, escribiendo historias luminosas de patriotismo, de defensa de nuestra dignidad y soberanía nacional. Deber iniludible de devolverle a nuestra nación y a nuestros pueblos el gran sitial que ocupó desde tiempos inmemoriables, porque las generaciones futuras como nos han de juzgar de nuestros actos en el presente escenario de las luchas del pueblo que nos toca desarrollar.

   Nuestra liberación está en proceso, la casta criolla, oligárquica, cantarán himnos de victoria desde la independencia, para nuestros pueblos la verdadera liberación tiene un mañana no muy lejano, el INKARIQ, está en camino, serán los millones de jóvenes, enarbolando la bandera del Tawantinsuyo, el del arco iris de hermosos y bellos colores, tengamos que tomar y hacerla nuestra el Estado Peruano, para administrar nuestra riqueza, administrar justicia, en esa soñada convicencia de colectivismo y solidaridad.

   Desarrollaremos una economía nacionalista, donde la agricultura fuente de nuestra alimentación es considerada como estrategia de seguridad nacional.

   cada aniversario pátrio nos hace recordar que hay deberes sagrados que cumplir, para la liberación final de nuestros pueblos.

             Kausachun llapan Perúllaqta, ancha kuyaq sunquyniywanmi llapaikichikman chayamuni, ichapas uyariykuwankiman, qinaspa, chullalla uma, chullalla simi, llaqtanchikmanta nanachikusun.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *